Make your own free website on Tripod.com

atrapado.jpg

Principal

Atrapados en la edad... de las ilusiones

Atrévete a vivir, junto con chicos y chicas como tú, un cúmulo de aventuras en su plena edad adolescente o juvenil; entérate de cómo enfrentan las problemáticas que se les presentan en una etapa de su vida en que empiezan a conocer el mundo adulto: el enamoramiento, las primeras relaciones amorosas, sus choques con los mayores que no siempre los comprenden, las crisis de no comprenderse ni a sí mismos, y un sinfín de aventuras que lo mismo pueden ocurrir en el medio urbano o el rural, en el siglo XXI o la Edad Media... en fin. Son adolescentes y jóvenes, con los mismos sueños y los mismos dilemas que tienes tú.

La panza del Tepozteco

(José Agustín)

Un grupo de amigos, estudiantes de secundaria, visitan Tepoztlán y se hospedan en casa de Alain. Las jovencitas se ilusionan al conocer a Gonzalo, quien está a punto de terminar la secundaria y les pareció sumamente atractivo. Deciden subir al cerro del Tepozteco (cercano al lugar donde, según la tradición nahua, nació Quetzalcóatl), e invitan a Pancho, un muchacho indígena de trece años, para que los acompañe y, al mismo tiempo, les sirva de guía. No se imaginan lo que descubrirán en la panza del cerro.

 

El año del milagro

(J. Alfaya)

Aquel verano, en un pueblecito de Galicia iban a cambiar muchas cosas en la vida de un grupo de amigos.

 

El rubí del Ganges

(Manuel Alfonseca Moreno)

Aventuras a raudales en la misteriosa India colonial. Un niño inglés, una huérfana y un santón hindú se ven envueltos en la revuelta india de 1875. Todos ellos, sin saberlo, jugarán un importante papel en la resolución de los acontecimientos. Un emocionante relato que no debes perderte.

 

La aventura de Sir Karel de Nortumbria

(Manuel Alfonseca)

Carlos, a sus casi trece años, lleva una vida demasiado normal: todos los días le parecen iguales, absolutamente aburridos. Pero un día un compañero del colegio lo lleva al bosque y le muestra una misteriosa puerta por la que se accede al mundo del rey Arturo y de los caballeros de la Mesa Redonda. Carlos queda seducido por ese mundo caballeresco y lleno de aventuras. En él tiene la oportunidad de conocer a famosos personajes, como Galahad, Lancelot y Perceval, y él mismo será armado caballero y adoptará el nombre de Sir Karel de Nortumbria. Como tal correrá numerosas aventuras que le permitirán conocer el valor de la amistad y que lo harán madurar.

 

Mano escondida

(Manuel Alfonseca Moreno)

¿Has intentado alguna vez perseguir un sueño? Esta es la historia de un muchacho que sí lo hizo. Vivía en la España rural del siglo XVII y un día, entre las ruinas de un viejo castillo, vio la figura de una niña que lo animaba a dejar su casa.

 

La ciudad y las bestias

(Isabel Allende)

Los padres de Alexander Cold deciden enviarlo a casa de su abuela Kate, en Nueva York. En principio, a Alex la idea no le gusta nada, pero cuando llega a su destino se da cuenta de que su abuela –una escritora valiente y aventurera que trabaja en una revista de viajes– lo recibe con una sorpresa: viajarán juntos a la selva amazónica, en una expedición muy especial cuyo fin es la búsqueda de una criatura gigantesca, desconocida y maloliente. La aventura llevará a la abuela y a su nieto a un mundo mágico en el que deberán alternar con una galería de personajes muy atractivos: desde Nadia Santos, una chiquilina brasileña que puede hablar con los animales y sabe muchísimo de la naturaleza, hasta un centenario chamán indígena y una tribu de indios que viven como en la Edad de Piedra. Sólo los dos adolescentes aventureros llegarán a vivir la enorme emoción que representa estar frente a la Bestia, conocer el encantado mundo en el que vive y su obligación de salvar a los pueblos más débiles de la agresión de la civilización occidental. Alex y Nadia serán dueños de este secreto a lo largo de sus vidas...

 

Sopaboba

(Fernando Alonso)

Juanito era el nerdo de su escuela debido a que su padre le exigía buenas calificaciones. No era muy apreciado por sus compañeros, quienes nunca lo tomaban en cuenta para los equipos de deporte; por tal motivo, él se interesaba más en los libros. Durante el siguiente año escolar Juanito tendría como profesor al buenazo de don Manuel, a quien realmente no le interesaba si eran o no listos sus alumnos. Pero esta vez será diferente: el maestro tiene un plan para que ya no le tomen el pelo, y Juanito podría ser un obstáculo para dominar a las bestias.

 

Rebelde

(Manuel L. Alonso)

Un joven trotamundos encuentra el amor donde menos lo imagina. ¿Podrá superar las dificultades que le esperan en un ambiente tan hostil?

 

Tiempo de nubes negras

(Manuel L. Alonso)

Un día Manolo encuentra unas esposas que su padre ocultaba y se pone a jugar con ellas. Cuando quiere quitárselas se da cuenta de que no tiene la llave. La desesperación se apodera de él. ¿Qué hacer? ¡Vienen mis padres! ¡Me van a pillar! ¡Vaya día que me espera!

 

La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades

(Anónimo)

El protagonista de esta breve novela es un jovencito entregado por su madre a un ciego malvado como su guía, y que luego iría pasando sucesivamente por las manos de un clérigo avariento, un hidalgo famélico, un mundano fraile de la Merced, un buldero, un aguador y un alguacil, para al fin tener matrimonio con una criada barragana de su señor y ser beneficiado a la vez con cuernos y un puesto de pregonero en la imperial Toledo. El libro –uno de los más divertidos y amenos de la literatura mundial– acaba cuando Carlos V entra en la ciudad, hecho que coincide con el momento en el que el protagonista se cree "en la cumbre de su fortuna".

 

La sirenita sin voz

(Kalman Barsy)

Anaí es una niña sorda que nunca aprendió a hablar. Su padrastro es biólogo marino, su madre siempre está ocupada. Establece una relación cercana con una tortuga que su padrastro está estudiando. Siente que la vida de este animal se asemeja a la suya, llena de silencios e incomprensión. (Este relato conmovedor nos transmite el aislamiento que puede sentir un sordo.)

 

Cruzada en jeans

(Thea Beckman)

Corre el año 1212 y millares de niños cristianos se encaminan a Tierra Santa, siguiendo el llamamiento de un muchacho visionario, para expulsar de Jerusalén a los sarracenos. Por un accidente imprevisto, Rudolf Hefting, un muchacho del siglo XX, cruza el túnel del tiempo y se une a la cruzada infantil. Rudolf contempla con ojos atónitos el mundo medieval y las virtudes y defectos del espíritu caballeresco. Comparte las penalidades de los jóvenes cruzados y, con sus conocimientos de hombre del siglo XX, los ayuda a sortear mil peligros y a librarse de las asechanzas de quienes intentan abusar de su buena fe.

 

Gracias por el fuego

(Mario Benedetti)

Gracias por el fuego comienza con una reunión de uruguayos en un restaurante de Nueva York. Tanto los comensales como los empleados del restaurante son típicos latinoamericanos. Odian a los Estados Unidos, pero les encanta. Critican a su país pero lo adoran. El protagonista es el hijo de un hombre famoso en Uruguay dueño de un periódico y de varios negocios, uno de esos hombres que opacan todo y a todos a su alrededor; Ramón, nuestro héroe, es el hijo de don Edmundo Budiño. Su padre es uno de esos hombres que siempre tiene la razón, y cuando no la tiene todos le hacen creer que sí. Así es que el hijo está un poco acomplejado, o bastante. Le tiene resentimiento al padre y no le gusta ser ayudado con dinero que aquél ha ganado no muy limpiamente. Sin embargo, el padre adora al hijo y desea que éste se le enfrente y le demuestre así su propio carácter.

 

Cuento negro para una negra noche

(Clayton Bess)

“Este pequeño quiere saber cómo es el mal. Les voy a contar todo acerca del mal. Y también les voy a contar del bien. Es cosa del corazón. Es la gente y lo que la gente hace. Les voy a contar la historia de Maima Kiawú. Llegó en una negra noche, negra como ésta y trajo su mal a nuestra casa. Yo entonces era un niño y las cosas eran diferentes. Kataka era una aldea pequeñita y esta misma casa estaba rodeada de selva, porque el pueblo no había llegado hasta acá a juntarse con nosotros...”.

Yo, Robinson Sánchez, habiendo naufragado

(E. Cansino)

Un adolescente descubre la amistad y la literatura en el espacio secreto de una misteriosa biblioteca.

 

¡Canalla, traidor, morirás!

(J.A. del Cañizo)

Un niño contempla impotente cómo una fatal confusión desata la persecución y el ajusticiamiento de un hombre.

 

La boda del tío César

(Jesús Carazo)

Cuando tu mayor ambición es convertirte en un gran escritor, resulta interesante contar con un "tío César" que se preocupe por leer tus primeros relatos y animarte a escribir.


La aventura de un fotógrafo en La Plata

(Adolfo Bioy Casares)

Un fotógrafo de provincia, inocente él, llega a La Plata y es abordado por una familia que lo agobia con atenciones. El muchacho se siente comprometido con ellos y, aunque todos sus amigos lo previenen en contra, se va involucrando con estas personas hasta que hacen de él lo que quieren. Por añadidura, Nicolasito (el protagonista) se enamora de las dos hermanas: Julia, soltera, y Griselda, casada y madre de dos criaturas. El padre de las chicas lo tiene todo muy bien planeado, pero siempre hay cosas que fallan.

 

Corazón de dragón

(Thomas Brezina)

Corazón de Dragón son novelas que se basan en la fantasía, en el mundo de lo mágico, lo inexplicable, lo oculto. Y lo hacen sin dejar de lado la realidad de los chicos y chicas. Thomas Brezina presenta a León, un chico muy normal que lucha con los problemas propios de su edad: la timidez, el sentirse solo, el tener que soportar las bromas del fanfarrón de su clase. La mala relación entre su padre y su abuelo lo habían alejado del último, pero los avatares de la vida lo vuelven a poner en contacto con él. El abuelo de León fue el Caballero del Dragón; su padre también, pero fracasó y no pudo admitir ese fracaso. Ahora es León quien recoge la herencia y tiene que enfrentarse al Mundo Invisible, a las fuerzas del mal –un mal difuso que en ningún momento se viste de tintes tenebrosos u ocultistas–. En este reto cuenta con la ayuda de una espada mágica que lo hará poseer varios poderes: la espada lo guía y le permite luchar de forma inteligente. También lo ayudará a descubrir a sus compañeros de clase, Lara y Chip, quienes se involucran con él en sus aventuras y lo apoyan con sus ideas y su amistad. Entre todos, y gracias a elementos mágicos y a elementos humanos y reales, consiguen vencer a las fuerzas del mal. (Los cuatro títulos de Corazón de Dragón son novelas independientes, cada una de ellas tiene una trama tan sólida que es posible comenzar a adentrarse en el mundo narrativo de Brezina a partir de la segunda o tercera. Aunque lo más recomendable es iniciar la lectura desde la número uno, porque enganchará el interés del lector para llevarlo a las restantes.)

 

La isla de los esclavos felices

(Seve Callejas)

Antón ama el mar y le encanta conocer detalles acerca de las innumerables aventuras que se han vivido en los océanos de todo el mundo. Especialmente, lo atraen las historias de corsarios y piratas. Su libro preferido, quién lo duda, es La isla del tesoro. Y cuando se reúne con sus amigos, en la taberna del tío Uranga, es para jugar a los roles de bucaneros y filibusteros. Su imaginación, alimentada por los libros leídos y los deseos de vivir una aventura como las vistas en los viejos filmes, lo llevará a emprender, por equivocación, su propia aventura, junto a dos de sus amigos.

 

El fabricante de lluvia

(William Camus)

Camus nos cuenta la entretenidísima historia de Pete, un muchacho de 11 años que vive en San Luis, Estados Unidos, a comienzos del siglo XIX. Al quedar huérfano busca diferentes trabajos, pero siempre es estafado por sus patrones, hasta que encuentra al fabricante de lluvia. Pete no está seguro de si el fabricante de lluvia es un mago, un curandero o un charlatán, ni tampoco está cierto de su honradez, pues, aunque es hijo de un estafador, el chico es honesto por naturaleza. De lo que no duda es de la habilidad de este hombre para salir adelante en todo trance. Así viajan por todo el país, atraviesan desiertos, montañas, ciudades, ríos y praderas y conocen gente de todo tipo: apostadores, indios, bandidos, jugadores profesionales, predicadores y asesinos.

 

El misterio Velásquez

(Eliacer Cansino Macías)

He aquí las confesiones de Nicolás Pertusato, un muchacho a quien el destino obligó a participar en unos sucesos extraordinarios y que ahora está dispuesto a contarnos. Nosotros lo conocemos porque aparece retratado en Las Meninas, pero tras de sí tiene una enigmática historia que aún nadie conoce.

 

El círculo africano

(Jesús Carazo)

Hasta que le llegó el regalo tenía claro que lo único que le interesaba era la informática. Un inesperado encuentro con el continente africano lo atrapa y retiene con los lazos del amor, haciendo que su vida cambie por completo.

 

El mal de Gutenberg 

(Jesús Carazo)

Un instituto, la incompetencia académica de la mayoría de los alumnos, la llegada de unos expertos del ministerio para evaluar las capacidades y actitudes de los mismos, un profesor amante de la literatura y unos pocos muchachos no contaminados con el denominado mal de Gutenberg –o, lo que es lo mismo, el odio a los libros–, son los elementos que construyen esta amable novela en la cual se denuncian las contradicciones del sistema escolar en el ámbito de las enseñanzas medias.

 

Samir y Jonathan en el planeta Marte

(Daniella Carmi)

La historia se desarrolla a finales de los años ochenta del siglo XX, cuando un chico palestino, Samir, es llevado a un hospital israelí para una complicada operación de rodilla. Él teme el momento en que su madre lo deje solo en el “hospital con los judíos”. A pesar del miedo, el desconocimiento del idioma y las costumbres Samir se va adentrando en territorio enemigo a través de la amistad que entabla con su vecino de cama, Jonathan, un chico israelí que como él espera para ser operado. A medida que transcurre la historia, la vieja desconfianza va cediendo.

 

A cielo abierto

(Fernando Claudín)

Selene lleva casi un año enamorada de Carlos, a quien conoció en la playa. Se entera por el periódico de que está acusado, junto con sus amigos, de la muerte de un emigrante. Se siente confundida y decepcionada, no sabe a quién creer: si a él, que se dice inocente, o a quienes lo culpan. (Esta interesante novela aborda un tema de actualidad en Europa: las bandas juveniles de tendencias ultra y neonazis).

 

El aprendiz de Stanley

(Francisco Climent Carrau)

Manuel siempre ha querido ser un gran explorador, ir a África, descubrir lugares aún no pisados por el hombre... Un encuentro con Henry M. Stanley, el famoso explorador, refuerza aún más su vocación. Una apasionante novela de aventuras que te hará sentir fascinación por lo desconocido.

 

La casita azul

(Sandra Comino)

El personaje principal de esta novela es una niña abandonada por su madre y golpeada por su padre, un hombre opresor y violento. Además de las prohibiciones de éste a la protagonista, el intendente del pueblo impone también otra serie de prohibiciones a la comunidad, la cual vive temerosa; las mujeres no preguntan nada, guardan silencio; todo son rumores en la calle. Entre tal situación de injusticia, ocurre un hecho inexplicable: una casa se vuelve azul exactamente todos los 28 de noviembre. Diferentes personas buscan algo valioso en ese lugar, por lo que tienen que develar el misterio. Cintia, la niña, busca en la casa –en compañía de su amigo y enamorado Bruno– la verdad a todo lo que ocurre, mientras que su padre y el intendente pretenden encontrar ahí un tesoro escondido. (La obra ganó en 2001 el Premio Iberoamericano Para Leer el XXI).

 

Jingo Django

(Robert Cormier)

Jingo espera desde hace años que su padre vaya a sacarlo de un horrible orfanato de Brooklyn. Peackok, un hombre muy elegante, llega para llevárselo y Jingo acepta marcharse con él, a pesar de saber que no es su auténtico padre: lo importante es huir. En compañía de este hombre, quien resulta tener multitud de nombres y personalidades, Jingo decide ir a México. Pero, ¿quién es Peacock?, ¿qué oculta?, ¿por qué guarda silencio ante ciertas preguntas? El muchacho, por su parte, también esconde un secreto a su acompañante: no viaja hacia la frontera en busca de su padre, sino que persigue un tesoro; tan sólo busca una cosa en la vida: ternura. Lori Cranston, una joven escapada de casa, también necesita ternura. La rastrea en todos los hombres que encuentra, hasta el punto de enredarse en los más peligrosos incidentes. Su vida es una constante huida de sí misma.

Las brujas

(Roald Dahl)

Algunas personas no creen en las brujas. Pues que le pregunten a nuestro protagonista y a su abuela y ¡ya verán! Porque, sin querer, se vieron enfrentados con la terrible Asociación de Brujas de Inglaterra. Las brujas son peores que los vampiros, mucho peores que los duendes, pero... ¿cómo distinguirlas?

 

Matilda

(Roald Dahl)

Matilda es genial. Sin haber cumplido los 5 años ya ha leído mucho y tiene asombrosos conocimientos. Sus mediocres padres, sin embargo, la consideran una inútil. Por eso decide desquitarse. Y cuando empieza a ir a la escuela, se enfrenta a la terrible señorita Trunchbull. Entonces, hace algo maravilloso. ¿Te lo vas a perder?

 

La selva prohibida

(Heinz Delam Lagarde)

Kabindji ha crecido entre los bowassi, pueblo guerrero de África, creyendo que es uno de ellos y sin sospechar la causa del desprecio que le manifiestan abiertamente. Al morir su supuesta madre, descubre que realmente pertenece a un pueblo pigmeo arrasado por la gente que él había asumido como familia. Decide descubrir la verdad de su pasado y, acompañado por una joven bowassi, se interna en la selva hacia una zona de la cual se cuentan espeluznantes historias. En su recorrido, se enfrenta a diversos contrincantes animales, humanos y mágicos. Descubre, con la ayuda de un viejo pigmeo, el fabuloso talismán Biyambá-yambá...

 

¿Quién teme a los fantasmas?

(Sylvie Desrosiers)

Josefina, Inés y John –todos de 12 años–, acompañados de su perro Pingo, deciden poner una agencia de detectives. Les llega como cliente el señor Licorino, quien, como su nombre lo indica, bebe bastante. Don Licorino vive en una capilla que aparentemente está embrujada. Sin embargo, los detectives averiguan que varias personas quieren comprarle su propiedad a Licorino. Enfrentándose a grandes peligros, observando todo a su alrededor y con una capacidad de deducción muy atinada, los tres detectives desenredan el misterio.

 

Óyeme con los ojos

(Gloria Cecilia Díaz)

Es ésta la historia de Horacio, un niño que ha quedado sordo después de una enfermedad y se esfuerza por reestablecer el equilibrio de su universo interior y rescatar la memoria de los diferentes sonidos. Existe en la obra un conflicto original y atractivo: la confrontación entre un niño que enfrenta su discapacidad con valor y optimismo y Beatriz, su vecina, una mujer adulta, inteligente y sensible, en apariencias severa, quien se niega a aceptar en los otros, y en ella misma, cualquier tipo de imperfección. La historia de los protagonistas corre paralela a la de otros personajes (los padres y los hermanos de Horacio; Emma, la amiga de la familia; el médico del niño; Ofelia, la criada de Beatriz, y Diana, la pequeña que vive en Francia) y se cruzan cargando de significados los pasajes. Óyeme con los ojos transcurre en Bogotá, pero otros escenarios (Barcelona y París) resultan esenciales para comprender la historia y la conducta de Beatriz.

 

Aprendiz de comadrona

(K. Cushman)

A principios del siglo XIV, en una aldea de Inglaterra, una muchacha comienza a abrirse camino entre la miseria, ayudando a la gente a nacer.

 

Lunas del Caribe

(Luis Mateo Díez)

Lunas del Caribe es un relato desde la memoria de la infancia y también una profunda reflexión acerca de la lectura, su relación con la vida y la muerte. El relato se va estructurando a partir de la memoria de los amigos del Desván, un lugar secreto de la infancia. Entre los amigos de ese lugar, el narrador destaca a Opal. Opal es el niño fascinado por la lectura, "el que más había viajado, el conocedor de los mundos más exóticos". En el Desván se cruzan los viajes imaginarios fruto de la fantasía y los libros, también de los viejos relatos que persisten en el Valle, con los testimonios del espacio real, de un tiempo "culpable y sombrío", el de los niños de posguerra. Opal era quizá el menos imaginativo de los niños del Desván, pero su pasión por los libros lo hacía vivir intensamente en un mundo de ficción que derrotaba a la realidad.

 

La historia interminable

(Michael Ende)

El niño Bastian Baltazar Bux se adueña de un atractivo libro que lee a escondidas en el desván de su escuela. El laberinto de la narración lo lleva al encuentro de otro niño (el personaje) que está buscando a Bastian. Los dos harán posible la salvación del reino de Fantasía, después de haber compartido (uno dentro del libro, el otro desde afuera) aventuras increíbles al lado de personajes fabulosos.

 

Asesinato en el Canadian Express

(Wilson Eric)

Tom espera el tren que lo llevará a Vancouver, cuando en el andén descubre un extraño paquete que emite un tic-tac muy sospechoso. Preocupado, el chico le informa a uno de los oficiales de la estación, pero el paquete ya ha desaparecido. Tom después se encuentra con su amigo Detmar, quien le había jugado una broma: sólo era un despertador. Más tarde, durante su viaje, el muchacho conoce a varios pasajeros; una noche escucha un grito: uno de sus conocidos ha asesinado a su esposa, o eso parece. Pero Tom sabe que no es así y está decidido a descubrir al verdadero asesino.

 

Crónicas de Media Tarde

(Juan Farías)

Crónicas de Media Tarde nos cuenta tres historias que son una sola y, a la vez, son más de tres. Años difíciles, la primera novela, se desarrolla en un pequeño pueblo español, Media Tarde, durante los años de la guerra civil. Se trata de una historia triste, que comienza con la llegada de la guerra. El protagonista es un niño, Juan de Luna, quien según nos cuenta el relato, ahora es adulto. Media Tarde es un pueblo pequeño al cual la guerra no llega sino de manera silenciosa: divide las aguas entre quienes se adhieren a los vencedores (Don Pablo, futuro alcalde), a los vencidos (don Jacobo, el maestro) y a los desertores. Entre éstos estará el padre de Juan de Luna, quien será fusilado al ser descubierto en el monte. El barco de los peregrinos, la segunda novela, tiene como escenario una embarcación pesquera, y se sitúa en los años posteriores a la guerra. El protagonista es también un niño, pero en este caso se trata del propio narrador. Las situaciones y el punto de observación son característicos de la infancia; sin embargo, quien cuenta la historia es un adulto que recuerda: "Una vez, hace muchos años, cuando aún era bajito, me escapé de casa". Buscaba vivir aventuras marineras. Como el Quijote, el protagonista desea emular las aventuras que ha leído en Stevenson, London, Twain, pero descubre que los marineros de aquel barco "sólo querían hacer algún dinero, volver a casa, tierra adentro, comprarse una vaca y esperar a que pariese para así tener dos". Nada es igual a las historias que ha leído: ni el capitán, ni las tormentas, ni su amigo Macario, un marinero melancólico que sueña con volver a Media Tarde y reencontrarse con Gertrudis, su novia. En la última novela, El guardián del silencio, Farías vuelve a Media Tarde en un tiempo impreciso pero cercano al actual. El juego de voces es más complejo. Hay una primera parte en la que se cuenta la fundación de Media Tarde. El relato nos recuerda los cuentos tradicionales sobre el origen de las cosas, aunque en tono realista. Quien cuenta es un narrador omnisciente que advierte, sin embargo, que la historia la refería el viejo Justo, un personaje de Años difíciles. El viejo Justo es el único habitante que queda en Media Tarde. Marcial, un médico joven quien atiende en un pueblo vecino pero sin encajar en la sociedad aldeana, llega a Media Tarde por casualidad. Encuentra a Justo, quien le refiere lo ocurrido en el pueblo durante y después de la guerra: la migración de sus habitantes.

 

Ronda de suspiros

(Juan Farías)

En los tiempos en que los barcos aún echaban humo y los más pobres se iluminaban con candil, en la Puebla del Viento todos andaban medio enamorados. San Benitiño...¡tendría que hacer algo!

 

El hombre del techo

(Jules Feiffer)

Jimmy es un niño con mucha imaginación para el dibujo, al que dedica todo su tiempo. En el colegio no va bien y en casa su padre no lo comprende, aunque su tío Lester, quien es un artista, lo entiende perfectamente.

 

Aire negro

(Agustín Fernández Paz)

Un joven psiquiatra comienza a trabajar en “Beira Verde”, una prestigiosa clínica para enfermos mentales, y allí le encomiendan el caso de Laura Novo, una joven que ha cortado toda comunicación con el mundo circundante y se limita a llenar página tras página con su nombre y apellido. El doctor utilizará una curiosa terapia para lograr la evocación de su pasado por parte de la paciente y que ésta se enfrente a los temores que la mantienen enajenada de la realidad.

 

Silvestre y los ladrones de sueños

(J. Ferrer Bermejo)

Silvestre tiene una madre que cuenta historias, un padre aficionado a husmear y todo un verano de vacaciones para verse metido en un tremendo lío familiar.

 

Guerra en casa

(Anne Fine)

Will se encuentra en medio de una guerra: el lugar, su propia casa; el enemigo, su hermana Estelle. Hace falta mucha paciencia y un gran sentido del humor para aguantar el ambiente familiar que ella provoca. Afortunadamente, Will va a encontrar una solución. La autora de Señora Doubtfair (que se convirtió en película con Robin Williams como protagonista) y de Billy y el vestido rosa, dibuja en este libro un acertado retrato de esos adolescentes especialmente difíciles. Guerra en casa es una divertida novela para entender por qué un hogar se convierte en un campo de batalla.

 

Decirlo a Liddy

(Anne Fine)

Liddy tiene tres hermanas: Bridie, Heather y Stella. Ellas son inseparables y se tienen una confianza sin límites. Todo parece ser perfecto hasta que Liddy conoce a George, quien tiene un secreto. Stella se entera del pasado de George y se lo comenta a Bridie, la cual a su vez llama a Heather. Las hermanas optan por no decirle nada a Liddy, hasta que ella resuelve casarse con George y las cosas cambian entre ellas. Liddy se molesta con Bridie y le pide que no vaya a la boda. Ésta se propone que las cosas no terminen así.

 

El niño que pagaba el pato

(Sid Fleischman)

El autor de esta novela parte del hecho histórico de que en algunas antiguas cortes europeas existía un niño de los azotes, el cual –como lo indica su tétrico nombre—recibía los castigos que no le podían dar al príncipe, dada su condición real. Jemmy, el niño de los azotes de esta novela, tiene que huir con el caprichoso príncipe y con esto ver truncada su idea de escapar de su maligno destino. Por supuesto, el heredero al trono se lleva al muchacho para tener un sirviente y Jemmy llora su amarga suerte. ¿Cómo librarse de este pesado príncipe por el que ha recibido tantos azotes?

 

Jingo Django: viaje con un desconocido

(Sid Fleischman)

El joven Jingo y Peackock, un hombre de turbio pasado, verán unidas sus vidas por el destino. Entre ambos existen muchos secretos y tal vez un tesoro. Dos aventureros cargados de humanidad y misterio que te demostrarán cómo es posible enfrentarse a todo, con la amistad como única arma.

 

Los pilares de la tierra

(Ken Follett)

La trama se desarrolla en Inglaterra en siglo XII. El protagonista es un muchacho del pueblo, albañil, cuyo sueño es construir catedrales, pero en aquella época las catedrales tardaban toda una vida en hacerse. Su historia se va entrelazando con la de otros personajes, como su esposa y su hijo, los monjes que encargan la construcción de la catedral, el señor feudal y muchos otros. El autor describe con mucho colorido la vida diaria del pueblo: qué comían, cómo se vestían, qué pensaban, qué relación tenían con el señor feudal, por lo que el lector se siente trasladado a esa época, donde entra en contacto con todo tipo de personajes.

 

¡Que bailen los esclavos!

(Paula Fox)

El joven Jessia es raptado y obligado a embarcar en un barco negrero. Durante la travesía asiste sobrecogido al inhumano trato que reciben los esclavos. Él mismo es forzado a realizar las tareas más bajas. Tras un naufragio sólo sobreviven Jessia y un chico negro, que aunque hablan idiomas diferentes consiguen alcanzar una decisiva amistad.

 

Diario

(Ana Frank)

Ana era hija de unos comerciantes judíos alemanes que, cuando las primeras persecuciones nazis, habían creído hallar en Holanda la salvación definitiva. Pero los Países Bajos fueron invadidos por las tropas de Hitler y los Frank se escondieron, junto con otras personas, en un pabellón detrás del patio de una casa. Allí, Ana describió en su diario su propia existencia y el destino de los otros. Desde julio de 1942 –cuando tenía trece años– hasta agosto de 1944 duró el refugio subterráneo. Finalmente la policía llegó, los apresó a todos y los envió a campos de concentración. Entre viejos libros, revistas y periódicos regados por el suelo, se encontró después en el pabellón el diario de Ana. El único sobreviviente de la familia fue el señor Frank.

 

El mago de Oz

(L. Frank Baum)

Esta historia trata del maravilloso viaje que hace accidentalmente una niña común de Kansas a la hermosa tierra de Oz. Dorotea (la niña) se siente extraña en dicho lugar y desea regresar con su tía Emily y su tío Henry. En su recorrido a la Ciudad Esmeralda huyendo de una malvada bruja, se encuentra con un espantapájaros, después con un hombre de hojalata y luego con un león, de quienes se hace gran amiga. Juntos pasan por increíbles aventuras, en la búsqueda del mago de Oz.

 

Mi tesoro te espera en Cuba

(Joel Franz Rosell)

¿Quién no desea unas vacaciones en el Caribe? ¡Y si es en Cuba, mejor! Dicen que allí la arena es más blanca, el mar más tibio y el cielo más azul; dicen que las palmeras bailan y se hace un amigo nuevo a cada minuto... Pero el tío bisabuelo de Paloma guarda de Cuba una imagen dolorosa y es él quien la envía a buscar el tesoro. Paloma parte sola a la aventura. ¿Te animas a crecer con ella, a compartir sus alegrías y sus descubrimientos?

 

La última batalla de Vincavec el bandido

(Espido Freire)

Lidia escribe historietas para la revista del colegio. El héroe protagonista es Vincavec de Fafnir, jefe de una banda de proscritos que, por supuesto, van a favor de los humildes y luchan contra los opresores. Pero Lidia tiene una ventaja sobre otros escritores: línea directa con sus personajes.

 

Te extraño, Sofía

(Jackie French)

Reenie sale del apartamento que comparte con una amiga y entra en un supermercado a comprar pan para el almuerzo, pañuelos de papel y una revista. Y nadie vuelve a verla ni a saber de ella. Desaparece misteriosamente. ¿Escapó por decisión propia? ¿Fue secuestrada? ¿Asesinada, acaso? Sus padres y su hermana Sofía –quien relata la historia en primera persona– tratan de obtener, infructuosamente, información sobre su destino. La policía se hace cargo del asunto. Pero todo resulta inútil. Es como si se la hubiera tragado la tierra. ¿Puede esfumarse alguien sin dejar rastros?

 

El hijo de Andrés Aparicio

(Carlos Fuentes)

Bernabé es un joven muy humilde, quien vive con su madre, Amparo, la viuda de Andrés Aparicio. Amparo lleva una vida decente, a excepción de sus hermanos, Romano y Richi, quienes trabajan en una gasolinería. Cierto día Richi decide marcharse a Acapulco, para ser flautista de una orquesta, lo que desagrada a Romano. El tío Richi aconseja a Bernabé que deje sus estudios y se dedique a limpiar parabrisas en las esquinas y a vender chicles por las alamedas. Bernabé atiende los consejos de su tío, esperando que en verdad su suerte mejore. Pero el futuro le depara otro destino.

 

Las buenas conciencias

(Carlos Fuentes)

El adolescente guanajuatense Jaime Ceballos pertenece a una antigua familia de tenderos españoles que se enriquecieron a fuerza de trabajo. Se encuentra en una aguda crisis existencial por tratar de imponer su propia personalidad en su familia; lucha desesperadamente, rebelándose contra el estatus creado en torno a él por su tío Jorge Balcárcel y su esposa, Asunción.

 

Ana y el detective

(Jaume Fuster)

Ana Aguilera tiene 15 años, es hija de padres separados y vive con su madre. Ana sospecha que su padre, un diputado de un partido liberal, es víctima de un chantaje. Ayudada por el detective Luis Arquer investiga los hechos en esta trepidante trama que te cautivará.

Finis Mundi

(Laura Gallego García)

Esta novela nos relata una aventura al borde del primer milenio. Michel, un joven monje copista de la orden cluniacense, descubre en su monasterio, poco antes de que éste sea arrasado por los invasores húngaros, un manuscrito donde se describe el fin de la humanidad: el apocalipsis anteriormente anunciado por san Juan desde la isla de Patmos. La única manera de evitarlo es invocar el espíritu del tiempo. Para ello, habrá que localizar tres amuletos situados en lugares muy distantes de la geografía europea del medioevo: Aquisgrán, capital del imperio de Carlomagno; Finisterre, en el noroeste de España, al final del Camino de Santiago, y Britania, muy cerca del monumento megalítico de los celtas Stonehenge. Dos personajes acompañarán al monje en su periplo: Mattis, un juglar, y Lucía, una joven aspirante a ejercer esa misma profesión.

 

La leyenda del rey errante

(Laura Gallego García)

Este relato tiene el don de conjugar el hálito maravilloso de las antiguas narraciones árabes y la condición contemporánea de una trama psicológica bien urdida. Walid, el príncipe heredero del reino de Kinda, desea ardientemente participar en un certamen poético que se realiza cada año en un reino vecino, pero su padre, quien no desea que su hijo haga el ridículo en dicha competencia, le propone realizar una suerte de juegos florales del reino para verificar primero la calidad de sus dotes como creador. Durante tres años consecutivos, el príncipe es vencido por las casidas de Hammad, un tejedor de alfombras, humilde y analfabeto, pero tocado por el don de la poesía. El rencor y la envidia transforman al otrora encantador Walid en un individuo retorcido y con sed de venganza. Pero ése es sólo el inicio de la historia.

 

La sombra del Minotauro

(Alan Gibbons)

A veces los personajes de ficción y de videojuegos pueden ser más reales que la vida misma. Phoenix se aburre en el pueblo al que se ha trasladado su familia por motivos de trabajo. No se integra en el colegio y está harto de que se metan con él. Hasta que un día se prueba "el traje de Realidad Paralela" (el cual entrar en el mundo virtual) y ayuda a su padre a diseñar un juego de computadora: El Legendario, basado en las aventuras de los mitos griegos. Un paso más allá de la realidad virtual, Phoenix se convierte así en el héroe del juego y su vida dependerá del combate contra el Minotauro.

 

Esperando a Rachma

(Mario Giordano)

Cuando conoció a Alex mientras salvaban a un perro, Matthias no se imaginaba todo lo que les ocurriría aquel verano. Juntos tendrían que descubrir las oscuras intrigas de los muelles y poner a prueba la fuerza de su relación.

 

Los cipreses creen en Dios

(José María Gironella)

Los Alvear son una familia española como muchas: la madre, una buena mujer y profundamente católica; el padre, telegrafista, una persona ilustrada, religioso más a causa de la esposa que por convicción, y los tres hijos, buenos muchachos y bien educados. El protagonista principal, Ignacio, es un muchacho sano, con las aficiones y enredos propios de su adolescencia. En aquellos años de antes de la guerra, todos los españoles poseían una conciencia política; había muchas ideas que estaban revolucionando al país. Una parte de la sociedad rechazaba a la Iglesia, otros eran fanáticos. Así es que a lo largo del relato iremos conociendo las diferentes ideas políticas de entonces. Había muchas agrupaciones, tanto de izquierda como de derecha, que aunque a veces tenían pocas diferencias ideológicas, jamás se ponían de acuerdo. Todos los ciudadanos tenían una etiqueta política distinta, de ahí la desunión que llevó a la guerra y a la posterior derrota. La principal congoja de la familia Alvear es causada por los rojos –opositores al gobierno de Franco–, en tanto que los dos hijos se enamoran de chicas falangistas (franquistas).

 

Agualuna

(Joan Manuel Gisbert)

Huyendo de la peste, Amelia se encuentra sola y desamparada a sus catorce años. En el bosque es sorprendida por la hechicera Bruna, quien, además de cambiarle el nombre, tratará de cambiar su destino de una manera muy cruel.

 

La maldición del arquero

(Joan Manuel Gisbert Ponsolé)

Estás ante una singular y prodigiosa historia. Una temible maldición de sangre cae sobre Arno, el joven arquero, que se dirige en un arriesgado viaje al castillo real de Turania. Sin proponérselo se verá mezclado con un rey asesinado y un sombrío hechicero.

 

Los armarios negros

(Joan Manuel Gisbert)

En la engañosa calma de una mansión deshabitada, tres inmensos armarios negros, únicos en el mundo, aguardan el momento de abrirse para propagar su nefasta influencia. Un hombre y su hijo se instalan confiadamente en la casa para cumplir un encargo profesional que nada tiene que ver con los armarios, acerca de cuya naturaleza nada saben todavía. Su llegada al lugar y la extraña y ambigua intervención de ciertos personajes que parecen irresistiblemente atraídos por lo que se oculta en la casa, convertirán la mansión en dominio del miedo, con la oscuridad reinando en sus solitarias y vacías estancias.

 

Mi amiga Ana Frank

(Alison Leslie Gold)

Tras la muerte de Ana Frank, su recuerdo no desapareció con ella: nos quedó su emblemático diario. Y en él menciona a su amiga Hanneli, quien también la ha sobrevivido para contar su historia. Hanneli es el nombre en clave de Hanna Elisabeth Pick-Goslar, que hoy vive rodeada de hijos y nietos, y tiene algo que contar, una historia verídica que no podía quedar en el olvido. Porque ella vivió una vida paralela a la de Ana Frank, y se cruzaron en sus dos momentos más importantes: la infancia feliz en una Alemania todavía libre, y la niñez torturada en el campo de concentración de Bergen-Belsen, donde se encontraron por última vez. Hannelli relata los sueños y planes que construían juntas ella y Ana antes de la guerra. Recuerda los cumpleaños y días de escuela que compartieron en su infancia, truncada por la persecución nazi. Todo termina con el efímero encuentro que tuvieron en un campo de concentración. Si Ana ya tenía asegurada la posteridad, gracias a su diario, Mi amiga Ana Frank recuerda la verdadera historia de los niños judíos que, como Hanna Elisabeth, sufrieron y tuvieron esperanza en la terrible Alemania nazi.

 

El señor de las moscas

(William Golding)

A causa de un accidente aéreo del que son los únicos sobrevivientes, una treintena de muchachos se ven forzados a organizar su existencia en una pequeña isla desierta, sin la ayuda de los adultos. Ralph, el sensato, y Jack, el impulsivo, van conformando sus respectivos grupos con los demás niños, enfrentándose ante lo incierto de su futuro: por un lado, Ralph insiste en que se mantenga viva la hoguera para poder llamar la atención de barcos y aviones cercanos; por otro, Jack sólo piensa en llegar a ser el jefe de la pequeña isla. Entre ellos está Piggy, que apoya a Ralph y al mismo tiempo lo auxilia en sus decisiones. El enfrentamiento entre ambos niños líderes vuelve la situación cada vez más y más tensa. (El autor recibió el Premio Nóbel de Literatura en 1983.)

 

Brumas de octubre

(L. González)

Empieza el instituto una lluviosa mañana. Miguel tiene catorce años y se estrena hoy. Mes a mes, profesores, compañeros, suspensos y amores van a ocupar su vida.


Las dunas azules

(Yolanda González)

“Cuando salimos de Madrid en dirección a Marruecos, yo simplemente era otra persona. Mejor dicho, yo aún no era quien soy ahora. ¿Quién me iba a decir que aquel viaje cambiaría mi vida? Pero la verdad es que no fue el viaje en sí lo que me cambió. Fue Zohra. Fue ella quien me descubrió la exótica belleza de su país; fue ella quien me enseñó el amor y también quien me rompió el corazón”.

 

Los escarabajos vuelan al atardecer

(María Gripe)

Tres muchachos cuidan las plantas de una quinta deshabitada y deciden explorarla. Cada exploración termina con un enigma: en la quinta hay una planta que parece captar las palabras y los sentimientos, un teléfono por el que una voz juega al ajedrez con los muchachos, un extraño escarabajo y un paquete de cartas. Las cartas, del siglo XVIII, narran la historia de amor entre Emile y Andreas, que termina trágicamente por el maleficio de una estatua egipcia.

 

La vida hacia atrás

(Gudule)
Todas las chicas ponen sus ojos en Thomas, el chico nuevo de 4º A. También Elsa. Cuando su mutua amistad se convierte en algo más, un profesor advierte a los padres de Elsa: Thomas es seropositivo.

 

Don Segundo Sombra

(Ricardo Güiraldes)

Esta novela describe la trama de la vida de un hijo natural a quien su protector separa de su madre para entregarlo a la custodia de unas tías. El niño crece aislado, dolido por su condición de bastardo; como reacción, siente despertar en sí una indomable voluntad de vencer y un caudal de energía, de individualidad, que sólo necesita para manifestarse del impulso generoso, la adoración, el respeto y la seguridad que en él despierta la figura de don Segundo Sombra, a cuyo lado se siente crecer. Y así, sin dudarlo, al primer contacto con este hombre poderoso, abandona la casa de sus tías para intentar trabajar en la hacienda hacia la que don Segundo Sombra se dirige.

 

Espiando a un amigo

(Batya Gur)

La novela narra la amistad entre dos chicos en un colegio, Benyi y Shabi, y el repentino cambio de conducta de este último. ¿Por qué Shabi comienza a huir de quien, hasta el día anterior, era su mejor amigo y mentor? Con la ayuda de su amiga Yuli, y del abuelo de ésta –un detective retirado–, Benyi inicia su investigación para descifrar un enigma que, poco a poco, se va relacionando con los actos de vandalismo que tienen lugar en el colegio.

 

Lobo Negro, un skin

(Marie Hagemann)

A Wolf lo llaman Lobo Negro porque lleva cazadora y vaqueros negros, es fuerte y peligroso. Como los lobos, encuentra en la manada la seguridad que echa de menos en casa y la camaradería que no ha experimentado hasta entonces. Se lleva muy bien con Andy, un chico sensible distinto de los demás. Cuando todos han bebido bastante cerveza, se ponen en marcha con sus cadenas y cantan, amenazan, humillan, pegan.

 

Algo pasa en la librería

(Peter Härtling)

Jette, una niña de once años, que vive con su madre desde que ésta se divorció de su padre, entra un día a hacer un encargo a la librería del señor Topf. Lo que en principio iba a ser un “hola” y un “adiós”, da pie a que la pequeña se empiece a sentir atraída hacia las historias que los libreros, dos ancianos ratones de biblioteca, le cuentan. Sin embargo, pronto empiezan a circular rumores por el vecindario, y todo ello acerca de algo más que una relación de amistad entre la niña y los libreros. Incluso la madre de Jette le prohíbe acercarse por la tienda, ante la sorpresa, primero, y luego triste comprensión de los ancianos, que parecen resignados a seguir pasando las tardes en la soledad de su tan cotidiana compañía.

 

Una nariz muy larga

(Lukas Hartmann)

Durante unas vacaciones en las playas griegas, Pit y Lena viven un encuentro increíble. Desobedeciendo al Gafas y a la Hormiga (sus padres) se alejan de la playa, y luego de sortear obstáculos alcanzan una isleta en cuyo centro hay una cueva. Guiados por voces que se asemejan a un pedido de auxilio, descubren a un anciano extraño de largos cabellos y barba, vestido con una túnica, que huele a musgo y caléndulas. Zervan, que así se llama el anciano mago, oculta su rostro de las miradas hasta que los niños descubren el motivo de su vergüenza y deciden ayudarlo. Éste será el comienzo de un maravilloso relato de aventuras que combina la fantasía del vuelo en alfombras mágicas y los hechizos de transformación, con una descripción aguda y crítica del mundo real.

 

Como un volcán

(Magdalena Helguera)

Una clase de biología en la que se habla sobre las leyes de la genética es el detonante que hace que Sabrina, una preadolescente, se pregunte si realmente es hija biológica de sus padres. En un instante, vuelven a su mente retazos de conversaciones hogareñas a las que en su momento no había prestado atención, relacionadas con adopciones. Sin atreverse a encarar a sus padres y sacar a la luz sus temores, la protagonista prefiere ir a un hogar de niños, en compañía de su mejor amiga, a buscar información. Tras esa primera visita se sucederán otras, en las que conocerá a Martín, un pequeño niño sin familia.

 

Harvey Ángel

(Diana Henry)

Henry es un niño que vive en la casa de hospedaje de tía Ágata, una mujer fría, seca y ahorrativa a más no poder. Todo transcurre de forma monótona en la obscura y descuidada casa, hasta el momento en que aparece un nuevo huésped. A partir de entonces la cosas empiezan a cambiar, y Henry y uno de los huéspedes sospechan de Harvey Ángel. Lo interrogan sin obtener nada en claro; pero llega el momento de seguirlo y tratar de descubrir quién es él en realidad.

 

Demian

(Herman Hesse)

El joven Sinclair narra sus experiencias y vivencias que, de niño y adolescente, lo llevaron a debatirse entre dos mundos: uno, luminoso, identificado con sus padres, la felicidad y la seguridad, el bien; otro, oscuro, donde asechaban los riesgos, las desviaciones, los peligros, el mal. Su encuentro y amistad con Max Demian, un muchacho poco mayor que él, fue decisivo para adentrarse en el conocimiento de los resquicios de su espíritu que lo llevaban a cuestionar los valores en que había sido formado y, salvando laberintos, encontrarse a sí mismo. Es elocuente el epígrafe del libro: “Quería tan sólo intentar vivir aquello que tendía a brotar espontáneamente de mí. ¿Por qué había de serme tan difícil?”.

 

La fórmula del Dr. Funes

(Francisco Hinojosa)

Con un telescopio, Martín descubre desde la ventana de su cuarto los increíbles experimentos que un extraño personaje realiza sin saberse observado. La curiosidad de Martín lo lleva al departamento donde el doctor Funes prepara una poción para rejuvenecer. El propio doctor, al tomarla, se convierte en un niño de once años y, junto con Martín, corre una serie de aventuras emocionantes y divertidas.

 

Una semana en Lugano

(Francisco Hinojosa)

Todo empezó el día que Pedro salió de su casa para tomar el camión de su escuela. En vez de éste, apareció un tanque de guerra con un soldado que gritaba: “¡Número 23!”. Nuestro protagonista jamás imaginó lo que sucedería después: su extraña estancia en Lugano, su nueva identidad, las locas carreras, las comilonas y lo premios. ¿Cómo ocurrió aquello?

 

Rebeldes

(S. Hinton)

El enfrentamiento entre greasers y socs se agravará hasta cobrar una víctima. Johnny y Ponyboy deciden huir para evitar la cárcel, pero las cosas se complican.


Las aventuras de Güicho Quintanilla

(Berta Hiriart)

Güicho es un niño de 10 años con características comunes y corrientes: le gusta una compañerita de clase muy guapa, junta estampitas y su mascota es un camaleón; pero sus padres están divorciados, por lo que el niño pasa una parte del tiempo con su padre y la otra con su madre. El padre se ha vuelto a casar y Güicho tiene un hermanito muy simpático; sin embargo, la esposa es verdaderamente odiosa. La madre de Güicho no está en buena situación económica, tiene que trabajar mucho y a veces está cansada y no presta mucha atención a su hijo. Pero lo realmente terrible es que tiene un novio y tal vez se vuelva a casar. Esto sí que no lo soporta el niño, quien decide fugarse e irse a vivir a casa de la tía Cuca. Así es que un día que su mamá lo deja en el colegio, en vez de entrar, se va a la calle. Ahí empiezan todas sus aventuras. Recorre la ciudad, encuentra amigos nuevos y ¡hasta es arrestado por sacar su camaleón en el Metro!

 

La granja Groosham

(Anthony Horowitz)

Si David hubiera sabido que sus malas notas lo iban a llevar a la terrorífica Granja de Groosham, ¡seguro que habría estudiado mucho más! Imagínate: los personajes que allí más se preocuparán por ti son ¡los vampiros! Una historia terroríficamente divertida con la que ¡dan ganas de ponerse a estudiar inmediatamente!

 

Hasta lo que sea

(M. Humphreys)

La amistad entre dos jóvenes deberá afrontar una dura prueba: Connie tiene SIDA y sufre el rechazo de todos cuantos la rodean. Una historia sobre la amistad, la marginación, los prejuicios y la valentía.

Rosa Blanca

(Roberto Innocenti)

Rosa Blanca es el nombre de una niña alemana que vive en una pequeña aldea durante el nazismo en el poder. Su vida cotidiana comienza a alterarse con la presencia de tropas y vehículos militares que pasan por su pueblo. ¿Hacia dónde van esos camiones y qué transportan?, se pregunta la niña. Su curiosidad la lleva a seguir a uno de ellos. Y en un claro del bosque vecino a la aldea, Rosa Blanca descubre el horror: un campo de concentración. Rosa Blanca entabla relación con un niño prisionero y, a partir de ese momento, la niña visitará varias veces más el campo llevando comida y aliento a los que sufren el encierro. Al cabo de un tiempo, un revuelo en el pueblo sorprende a Rosa Blanca: las autoridades y los soldados se retiran en desbandada. Rosa decide visitar una vez más el campo de concentración pero cuando llega no encuentra a nadie. El lugar está abandonado. La niña no regresa esta vez al pueblo. El crimen de la guerra, absurdo e injusto, se ha cobrado una víctima más. (El artista italiano Roberto Innocenti se inspiró, para el estremecedor libro de Rosa Blanca, en la historia de Sophie Scholl, una joven de veintidós años, estudiante universitaria de Medicina que, en plena guerra [en 1943], en la ciudad de Munich, arrojó volantes contra el conflicto bélico en el propio patio de la universidad exigiendo de inmediato la paz. Sophie Scholl pertenecía a un grupo de jóvenes alemanes que había decidido luchar pacíficamente contra el régimen nazi. "La Rosa Blanca" se llamaba el grupo, y la libertad de las ideas era el arma que empuñaban. Su destino fue trágico: Sophie Scholl, su hermano Hans y otros tres compañeros fueron capturados por la Gestapo y condenados a muerte).

 

Príncipes de Maine. Reyes de Nueva Inglaterra

(John Irving)

Un médico, el doctor Larch, quien también es director de un orfanatorio, se dedica a traer niños al mundo, pero también practica abortos. Lo ayudan dos enfermeras que lo comprenden a fondo. Hay en el orfanato un niño (Homer) que ya es inadoptable; debido a experiencias traumáticas en adopciones anteriores; además, ya es bastante grandecito. El pequeño crece en la institución y, al hacerse mayor, no sólo ayuda a cuidar a sus compañeros, sino que aprende del director todo lo necesario para recibir un bebé, pero también para evitar su nacimiento. El doctor Larch es muy cuidadoso: solamente practica abortos a las mujeres que están al principio de la gestación. Cuando Homer puede decidir, escoge no hacer los abortos; pero en el transcurso de su vida se encuentra con situaciones que pueden hacer tambalear su razonamiento. Cuando Homer se va del orfanatorio vive una serie de aventuras muy entretenidas en Nueva Inglaterra.

 

Otra vuelta de tuerca

(Henry James)

Es ésta una historia de fantasmas con un solo punto de vista, el de la institutriz inglesa que intenta liberar a dos niños de la influencia corruptora de dos seres de ultratumba. O quizá sea la historia –vuelta de tuerca definitiva– de una institutriz que termina corrompiendo a dos niños con el producto de sus propias alucinaciones. Una nueva vuelta de tuerca: las víctimas de las influencias maléficas son dos niños.

 

El libro del verano

(Tove Jansson)

El libro del verano cuenta la historia de Sofía, una niña huérfana, que pasa sus vacaciones junto a su papá y su abuela, en una isla del Golfo de Finlandia. En esa atmósfera reposada se suceden una colección de anécdotas estivales narradas bellamente con un lenguaje sencillo. Los personajes centrales son la nieta y su abuela octogenaria; Sofía y la anciana se unen en un mismo afán: explorar el inconmensurable paisaje interno y exterior que las circunda. La autora muestra el amor que se profesan la nieta y la abuela, el espíritu aventurero que comparten, el entusiasmo desenfrenado con que Sofía quiere conocer el mundo, los gestos osados de la abuela, las transformaciones permanentes del paisaje. Pero también los peligros del salvaje paraje, las adversidades de la naturaleza, las inclemencias del tiempo, la orfandad de Sofía, el rostro de la vejez. En una era signada por la velocidad y la superficialidad, esta obra, publicada originalmente en 1972, nos invita a recorrer serenamente territorios humanos universales.

 

Un saco de canicas

(Joseph Joffo)

Joseph es el quinto hijo de una familia judía que vive en París. Debido a la persecución de los alemanes, su hermano de 12 años y él, de 10, deben dejar a sus padres para unirse a sus hermanos mayores en la zona libre de Francia. Después de un trayecto muy movido llegan a su destino y, pese a su corta edad, se ponen a trabajar con bastante éxito. Un día cuando regresa del trabajo, Joseph se entera de que sus padres han sido detenidos por la Gestapo. Uno de sus hermanos mayores los libera y se reúnen todos, pero sólo por un breve tiempo, pues de nuevo se ven obligados a separarse. Los pequeños son enviados a un campamento, donde no se escapan de ser arrestados. Sin embargo, ayudados por un cura, son liberados poco después. La familia se logra reunir, pero el conflicto continúa. (Ésta es una obra autobiográfica donde el autor nos cuenta parte de su infancia y las aventuras que le sucedieron durante la Segunda Guerra Mundial).

 

Retrato del artista adolescente

(James Joyce)

Es ésta una de las novelas más importantes de la literatura del siglo XX. Muestra la obra el laberinto íntimo del colegial Esteban Dédalus, en cuyo interior se agita un espíritu demasiado tierno para no moldearse según la influencia del ambiente que lo rodea, pero demasiado bronco para amoldarse a tal ambiente. Monstruo en su laberinto, Dédalus se agita en la angustia de su propia turbación, queriendo rebasar los imprecisos límites de su existencia. Su misma timidez le impedirá alcanzar la deliciosa figura femenina que vislumbra extasiado. Busca entonces la salvación en los recursos que le ofrece su propio temperamento de artista.

 

Cuando Hitler robó el conejo rosa

(Judith Kerr)

Una familia de origen judío huye de la Alemania nazi temiendo por su vida. Atrás dejarán muchas cosas, particularmente Anna, la niña de la familia, quien se verá obligada por las circunstancias a madurar de golpe. Para la protagonista de este relato autobiográfico, aquel conejito rosa con el que jugaba y que quedó abandonado en su casa de Berlín, siempre simbolizará la infancia bruscamente perdida.

 

La Biblia envenenada

(Bárbara Kingsolver)

Un pastor protestante con su esposa y sus cuatro hijas se va de misionero desde su natal Georgia, en Estados Unidos, al Congo Belga en 1959, a fines de la época colonial, cuando comenzaban a surgir los grupos independistas. La reseña de la hazaña nos llega a través de las protagonistas; Orleanna, la esposa, y cada una de las cuatro hijas nos van contando la historia de la familia desde su propio punto de vista. Nathan, el padre, es un hombre de fe inquebrantable pero demasiado riguroso; toda su vida gira alrededor de una religión que es exigente e impersonal, una religión tan dura como imposible de transmitir un mensaje de amor a los habitantes de la aldea, pobres y acostumbrados a sus dioses, creencias y tradiciones. Ni siquiera su familia recibe este mensaje; solamente Leah, una de sus hijas le tiene más cariño que temor.

 

Capitanes intrépidos

(Rudyard Kipling)

Una tormenta se azota contra el trasatlántico donde viajan Harvey Cheyne y su familia. En plena tempestad, Harvey es arrastrado por una ola y pierde el sentido al caer al mar. Cuando recobra el conocimiento, se percata de que ha sido recogido por otra embarcación llamada We’re Here. En el barco acepta un trato para volver a Nueva York con sus padres, aunque de mala gana. Ahí hace un amigo: Dan, el hijo del capitán, y juntos corren esta aventura.

 

Kim

(Rudyard Kipling)

Kim (abreviación familiar de Kimball) es el nombre de un simpático niño anglo-indio, huérfano de un sargento irlandés y de una mestiza, listo como una ardilla, servicial y travieso, a quien llaman Amigo de Todo el Mundo en los diferentes barrios. Kim conoce la ciudad de palmo a palmo; es un recadero eventual, no tiene ocupación fija de ninguna clase; goza de intimidad con personas que llevan una vida extraña, y la suya propia es tan libre y salvaje como la de muchos héroes de Las mil y una noches. Un día Kim descubre en la plaza a un extravagante personaje, que resulta ser un viejo lama del Tíbet, y le sirve como su informador y traductor. A poco, se le ofrece como chela (discípulo) para acompañarlo y mendigar durante la peregrinación del monje por la India, en busca del soñado y milagroso Río de la Flecha.

 

El maravilloso viaje de Nils Holgersson

(Selma Lagerloff)

Nils es un muchacho perezoso al que un duende empequeñece, para hacerlo semejante a él, pero sin ningún poder. Es primavera, temporada de migración de aves hacia el norte. Llegan graznando los patos salvajes guiados por la pata centenaria Okka, e invitan a los patos de la casa de Nils para que se vayan con ellos. El pato más hermoso de la pequeña granja siente el impulso de acompañarlos, y cuando Nils lo ve ensayar el vuelo se agarra a su cuello para detenerlo. Pero el pato, que ahora es más grande y más fuerte que él, logra elevarse y, atrayéndolo, se lo lleva con la parvada. Durante casi siete meses, Nils viaja sobre la tierra sueca, ya sobre el lomo del pato, ya asido al cuello de una águila amiga, ya sobre la espalda de un cuervo, y en el trayecto conoce las costumbres de los animales con los que convive, y aprende también a amarlos. (La autora recibió en 1909 el Premio Nóbel de Literatura).

 

Nunca más

(Fernando Lalana - José Moría Almórcegui)

Está científicamente demostrado que el ingenio se agudiza con la necesidad. Y aquel curso el ingenio de Dalmacio Sánchez Vallejo tuvo que agudizarse mucho, pero mucho mucho... Y es que, gracias a don Blas, sus calificaciones cayeron en picada. Dalmacio se veía sin pisar la playa en todo el verano. Pero de pronto, con la famosísima Operación Papel, llegó la salvación. O, por lo menos, eso parecía...

 

El ángel caído

(Fernando Lalana)

Ernesto Montenegro es un joven que acaba de licenciarse en la legión y vuelve a casa con la intención de ejercer de periodista, la carrera que ha estudiado. Pero no le resultará nada fácil. En cambio, sin mover un dedo, su vecino le pide ayuda para encontrar a su hermana, una chica de 18 años, desaparecida misteriosamente. El improvisado detective se verá inmerso en una trama descomunal que tiene que ver con sectas y con adoradores y seguidores del diablo, en la cual están implicados poderosos personajes de la ciudad.

 

Graziella

(Alfonso Lamartine)

El narrador recuerda su excursión a Italia, a los 18 años, y la convivencia, junto con un amigo suyo, con el anciano pescador Andrés y su nieto Beppino, de doce años. Los dos jóvenes forasteros hacen vida de marinos con gran placer y acompañan frecuentemente a la pesca al abuelo y al nieto. Un día, sorprendidos por un terrible huracán, buscan refugio en la isla de Prócida, donde el viejo Andrés tiene una cabaña en que habitan su mujer y sus tres nietos (dos niños y la linda Graziella), hermanos de Beppino. Surge una gran amistad entre los dos jóvenes y la familia del pescador, y no tarda en aparecer una amorosa pasión entre el narrador y la jovencita. Las inocentes veladas, en que leen y el muchacho enseña a la chica las primeras letras, aumentan aquel amor, siempre casto. Graziella se niega rotundamente a ser la esposa de su primo Cecco, aunque sabe que el hombre a quien ama volverá pronto a su patria y que sus sueños de felicidad son imposibles.

 

La mirada de la noche

(José María Latorre)

La mirada de la noche tiene pasajes que, si no ponen los pelos de punta, casi lo logran: vampiros, muertos-vivientes. La trama se desarrolla en Inglaterra, aparentemente a fines del siglo XIX o principios del XX. Luego, de manera súbita, el autor nos ubica en el decenio de 1990, o en los inicios del actual milenio. Hay una proliferación de asesinatos horrendos en pequeños pueblos británicos que se suceden sin mayor resonancia; los adolescentes víctimas del vampiro ponen en grave riesgo sus vidas.

 

La más faulera

(Mónica Lavín)

Es la historia de una basquetbolista y su gran pasión por el deporte. Andrea Domínguez, de quince años, estudia el segundo año de secundaria en una escuela particular de la ciudad de México. Su familia y sus amigas no comprenden su gran afición por el basquetbol. Pero ella tiene el problema de ser una gran faulera, aunque no de manera intencional. Siempre que la expulsan de un partido por esa causa, se siente derrotada por no saber contenerse. La única persona que parece comprenderla es su padre, quien incluso la acompaña en ocasiones a los partidos. Andrea logra formar parte de la selección femenil de su colegio y hace amistad con Manuel (el Bato), un muchacho sonorense de la selección varonil. Entonces la chica une al caminar en busca de sí misma, su recorrido hacia el encuentro con el amor.

 

Cuando las piedras todavía eran pájaros

(Marjaleena Lembcke)

En un tono autobiográfico Leena evoca el recuerdo de su familia en una ciudad finlandesa, y en particular de su hermanito Pekka. Desde su nacimiento, Pekka resultó ser un niño muy especial. Tuvo que ser internado en "El castillo de los Niños", un lugar que por su nombre puede ser a la vez un hospital infantil o un palacio encantado para niños príncipes. Así es Pekka, un niño mágico que transforma el dolor en alegría de vivir, la melancolía en sueños. La familia de Leena es una familia con muchos niños, y también con una abuela. Una familia con problemas económicos, donde el dolor, el miedo y la presencia de la muerte no están ausentes. Sin embargo a través de Pekka todo se ve envuelto en ternura e inocencia. Pekka, creador de preguntas sin respuestas y sentencias misteriosas, desconcierta a los demás con su ingenua sabiduría, y la "ranita fea" resulta ser un príncipe encantado.

 

El verano en el que todos estábamos enamorados

(Marjaleena Lembcke)

Narrada en primera persona por Leena, la niña protagonista de doce años, la historia es la crónica de los enamoramientos que se suceden en su entorno en el plazo de apenas unos meses: los de su hermano, su mejor amiga, la empleada de hogar, su madre (quien se siente atraída por un hombre que no es precisamente su marido) y, por supuesto, el de la propia Leena. Todo ello se desarrolla dentro de los contextos familiar y escolar de la muchacha, a través de cuyo particular punto de vista asistimos al cruce de afectos, pugnas y sentimientos encontrados en que se ven envueltos los personajes.

 

El pájaro amarillo (Alan y Nohemí)

(Myron Levoy)

Esta novela transcurre en Nueva York en 1944, casi a finales de la Segunda Guerra Mundial. Alan Silverman, su protagonista, es un desesperado por el palobol, y no está dispuesto a hacer nada más que eso. Sin embargo, después de haber tenido una larga charla con sus padres, se propone ayudar a Noemí. Ella era una chica  que según el comentario de la gente estaba loca: no hablaba y se la pasaba rompiendo papeles. Había pasado la mayor parte de su vida en Europa, donde perdió a su padre. Finalmente Alan consigue  comunicarse con ella por medio de una muñeca, para que olvide su pasado y viva en el presente. Luego de un largo progreso,  Noemí se convierte en una buena amiga para Alan. Pero por vergüenza, él oculta su amistad con ella y por eso se pelea con su mejor amigo, Shaun Kelly. Ésta es una historia muy trágica, donde un chico de más o menos 11 años se las arregla para dejarlo todo y conseguir que Noemí viva feliz.

 

El mexicano

(Jack London)

Un muchacho, Felipe Rivera, misteriosamente llena de dinero a una junta de Los Ángeles para ayudar a la lucha revolucionaria de México, especialmente a la rebelión floresmagonista de Baja California. Se revela que el joven ha ganado al menos una parte de ese dinero como luchador, y en la última parte de la historia se relata su encuentro con uno de los luchadores más famosos de la época. En el combate, de 18 rounds, el árbitro, manifestando prejuicios hacia los mexicanos, hace lo que puede para que Felipe pierda. (El autor, nativo de San Francisco, y de ideas socialistas, se identificó con la Revolución Mexicana y apoyó la rebelión floresmagonista que en enero de 1911 tomó las poblaciones de Tijuana y Mexicali.)

 

Dafnis y Cloe

(Longo)

Dos pobres familias de campesinos de la isla de Lesbos, recogen con pocos años de diferencia, mientras mamaban ávidamente uno de una cabra y la otra de una oveja, a un niño y a una niña abandonados, a quienes dan los nombres de Dafnis y Cloe. Unos distintivos que cuelgan del cuello de los niños permiten entrever su encumbrado origen. Criados con esmero y educados en la vida pastoril, su ocupación, ya en la adolescencia, es cuidar las ovejas y las cabras de sus padres adoptivos por las soleadas colinas de Mitilene. Crecen en edad y en belleza con el paso de las estaciones y las serenas vicisitudes de los trabajos del campo y, al amparo de un ocio casi total y continuado, brota sin advertencia un intenso amor entre los pastorcillos. Pero este amor no está libre de peripecias y obstáculos.

 

Atrapados por las palabras

(Ángel López García)

Amelia y Jorge, dos hermanos que son arrastrados en el sueño a un fabuloso país de gnomos, se enfrentan al reto de reconstruir el código de un ordenador que encerraba la memoria colectiva de dicho pueblo y que ha sido destruida por Mobius, un personaje malvado y siniestro. Ayudados por los gnomos, los dos hermanos van descubriendo intuitivamente las reglas de la gramática.

 

Un verano para morir

(Lois Lowry)

Meg narra su historia a partir del cambio a la casa de campo donde su padre debe terminar de escribir un libro. “Molly es más guapa que yo, pero yo soy más lista que Molly”. Pensamientos como éste rondan constantemente a Meg, joven de trece años quien, sin quererlo, siente una gran rivalidad con su hermana mayor, aunque esto no disminuye su cariño hacia ella. El destino y una cruel enfermedad hacen que Meg se enfrente a la vida y a la muerte, para lo cual deberá hallar fortaleza y descubrir su propia belleza interior.

 

¿Quién cuenta las estrellas?

(Lois Lowry)

Corren los años de la ocupación alemana en Dinamarca y Annemarie (la joven protagonista-narradora de esta novela) debe asumir riesgos para salvar la vida de Ellen Rosen, su mejor amiga, una niña judía. (La autora, Lowry, se inspiró en acontecimientos reales ocurridos en Dinamarca en el año 1943, los cuales le fueron relatados por una amiga que conoció esa dolorosa época. Después investigó sobre la resistencia danesa y el apoyo que brindaron los ciudadanos de ese país a los judíos para escapar del holocausto.)

Del otro lado hay secretos

(Ana María Machado)

Allá fue Bino. Hasta la orilla del agua, con el viejo cuenco de madera en la mano. ¿Tan viejo era, realmente? No se podía saber. Parecía que tenía mil años, de tan usado, marcado de golpes de cuchilla, curtido por el agua de mar, con olor a pescado y sal. Era igual a una canoa. Tronco cavado, árbol sin relleno, que deja la raíz en la tierra y se suelta para navegar, recostado en las olas. Capaz de llegar lejos. Allá, del otro lado. ¿Qué habría del otro lado del mar? Bino veía en su piel morena la historia de los reyes que vinieron como esclavos. Quizás eso estaba escrito en las estrellas del mar, como decían los mayores. O quizás, como María pensaba, la verdad podía descubrirse siguiendo con los ojos el camino de las estrellas del cielo.

 

Los cañones de Durango

(Juan Madrid)

Salvador es un joven que marcha a México en busca de su padre, un idealista oficial de artillería que lucha junto a Pancho Villa, al mando del cañón más mortífero de los rebeldes. Con una vieja fotografía y una carta como toda presentación, inicia la búsqueda que se convierte en una sucesión de trepidantes aventuras. Esclavo de los apaches, obligado a luchar con los federales y peleando siempre por su supervivencia, se reunirá por fin con los villistas. Cuando se entera del peligro que corre su padre, no duda en infiltrarse en las líneas enemigas. Un encuentro como éste no será lo que esperaba: los meses de lucha lo han transformado. Ya no es el mismo joven que llegó.

 

Los piratas de Ranghum

(Juan Madrid)

Salvador, un viejo marinero, tiene fascinados a los hermanos Juan y Carlos, y a su amiga Clara, con sus aventuras a bordo del Ranghum, un barco pirata.

 

Tánger

(Juan Madrid)

El encuentro entre Abdul y Lidia, de pasados turbios y orígenes opuestos, provoca una compleja trama de ritmo trepidante, plagada de traficantes, neonazis y policías, con la presencia implacable del amor.


Al borde del acantilado

(Margaret Mahy)

Jonny está pasando una mala racha. Después de una noche bastante tormentosa, intenta encontrar a la que fue la mejor amiga de su hermana, muerta esta última cinco años atrás. En su lugar Jonny encuentra a Sofhie, una anciana con problemas de memoria. Así que, entre los dos, intentarán poner orden a sus recuerdos y al pasado. Es ésta una novela divertida y entrañable donde cada personaje muestra una vida llena de hechos misteriosos y apasionantes, que se esconden detrás de apariencias poco convencionales.

 

Espacios peligrosos

(Margaret Mahy)

Dos mundos, el de la familia Wakefield y el de Viridian, se conectan a través de dos niños fantasmas: Grifo y Leo, y dos niñas reales: Anthea y Flora. Anthea ha perdido a sus padres en un misterioso accidente en el mar. Los Wakefield la reciben con afecto en su casa, pero Anthea no se siente parte de ese espacio familiar. El dolor hace de lo cotidiano un lugar extraño y ajeno; es este sentimiento el que permite a Anthea ingresar a otra dimensión: Viridian. Un mundo que existe y no existe a un mismo tiempo, producto del sueño y la fantasía, copia deslucida del paisaje real. El límite entre lo cotidiano y familiar, representado por la vieja casa de los Wakefield, y aquel otro espacio imaginario se trasgrede y en la trasgresión entre lo físico y lo mental el fantasma se hace real, y lo real fantasmagórico. El estereoscopio del fallecido Henry (Grifo en Viridian), una especie de televisión en tres dimensiones de los viejos tiempos, será el elemento a través del cual el espacio virtual se ve transformado en espacio real.

 

La Cruz de El Dorado

(César Mallorquí)

Jaime recibió de su padre toda la educación que posee. El problema es que su padre no es sino un jugador y un estafador de poca monta. Con semejante formación, no es extraño que Jaime se vea envuelto en tantas peripecias. ¿Estás dispuesto a seguirlo en la búsqueda de la mítica y fabulosa Cruz de El Dorado?

 

El perro que corría hacia una estrella

(Henning Mankell)

Joel observa desde la ventana. La enigmática alucinación de un perro corriendo por el frío suelo invernal, abre una secreta aventura. El mundo solitario del adolescente comienza a expandirse en medio de secretas interrogantes acerca de su vida. Ahora tendrá que asumir su propio proceso de crecimiento, en la metáfora de una búsqueda que lo ayudará a confrontar ausencias y situaciones desagradables. La atmósfera inquietante de las exploraciones nocturnas de este joven instala las coordenadas de la densidad narrativa, respaldada por los silencios, la impermeable relación con el padre y los sentimientos internos que se remueven.

 

Las sombras crecen al atardecer

(Henning Mankell)

En 1956, Joel está a punto de cumplir doce años de edad (entre el final del verano y el comienzo de las nieves, en una pequeña y anónima localidad del interior de Suecia, rodeada de bosques), cuando realiza un singular descubrimiento. Al cruzar una de las calles del pueblo donde vive con Samuel, su padre, falta muy poco para que el chico muera atropellado por un autobús; pero justo cuando va a ser aplastado por las ruedas delanteras del vehículo, resbala, cae de espaldas sobre el pavimento y el vehículo le pasa por encima, dejándolo ileso. "Supongo que fue un milagro", concluye el protagonista, horas después, cuando se recupera en el pequeño hospital de la localidad; y decide que tendrá que agradecer, de alguna manera, el hecho de haber conservado la vida. La trama avanza a través de los encuentros que sostiene Joel con distintos personajes, algunos francamente estrafalarios. Las buenas acciones que intenta llevar a cabo con la mejor de las voluntades para tratar de incidir en las complicadas relaciones de los adultos, no consiguen los fines previstos...

 

Los Fabulosos Hombres Película

(Fernando Marías)

Fernando deja el pueblo donde veranea con su padre, para pasar su primer fin de semana solo, en su casa de la ciudad. A sus quince años ha planeado esa escapada con el fin de seducir o, mejor, dejarse seducir por Purita, su nueva vecina. Pero, en vez de eso, el muchacho se enfrenta por primera vez con el pasado de su padre, de un antiguo amigo de éste, Daniel Palatino, y de La Capa Negra. Esos tres personajes tejieron en el pasado una historia de amor, amistad, traición, fracaso y pasión por el cine, que ahora fascina y hace madurar a Fernando.

 

El Insoportable

(Ricardo Mariño)

Bruno, el Insoportable, es una de esas personas que no está conforme con nada y no hay forma de hacerlo sentir complacido. Camino a un campamento, y ante la expectativa de grandes descubrimientos y aventuras, este chico sólo puede decir: “¡Debo estar en medio de una pesadilla! ¡Gritan los pájaros, la tierra está llena de tierra, hay sol, miles de insectos se abalanzan sobre nosotros! ¡Y todavía tenemos que caminar cargando mochilas! Ya que nos metemos en una jungla, ¿por qué no trajeron elefantes de carga?”. Pero en ese campamento, a donde no quería ir, conoce a un misterioso personaje, de un pueblo muy peculiar, que lo hace cambiar su manera de ver las cosas.

 

La Eneada

(Jan Mark)

Erato es uno de los nueve planetas que componen la Eneada, un lugar yermo con un gobierno totalitario y corrupto, donde Isaac conocerá a Eleanor, una joven que no está dispuesta a someterse a la injusticia. Ciencia ficción y aventuras que te trasladarán a un mundo muy lejano, aunque quizás no tanto.

 

Ma y Pa Drácula

(Ann Martin)

–Miren –comenzó a decir Jonathan–, hoy no pude dormir. Así que me levanté y fui a dar una paseo allá afuera.... –¿Afuera? –preguntó Mamá sin aliento–. –Sí –respondió Jonathan–. Conocí a una niña que se llamaba Tobi. Y ¿qué creen? Su familia duerme por la noche. Y ella sale durante el día... Luego me llevó a su escuela. La vi con mis propios ojos. Vi los escritorios chiquitos y el escritorio grande. Tobi dijo que todos lo ni... quiero decir, chavos, van a la escuela. ¿Por qué yo no? ¿Y por qué me dijeron que la escuela no existe?...

 

El mensajero del rey

(Toti Martínez de Lezea)

El rey de Navarra, Sancho VII, el Fuerte, parte hacia Marruecos, en donde espera casarse con la hija del emir. Durante su ausencia, su primo Alfonso VIII de Castilla conquista la ciudad-fortaleza de Vitoria. El joven Otxoa Izurra, en posesión de un misterioso manuscrito hallado en la sierra de Leire, viaja a África en compañía del obispo de Pamplona para comunicar al rey la situación de la plaza sitiada. Un sicario inglés, llamado Tom Kilpeck, persigue al joven para arrebatarle los manuscritos.

 

La espada y la rosa

(Antonio Martínez Menchén)

¿Quién es el misterioso peregrino que, enfermo y extraviado, llegó aquella fría noche al monasterio? Gracias a él, el joven Moisés tendrá la oportunidad de conocer el mundo... y descubrirá un secreto que cambiará su vida. El dolor y la belleza, la poesía y la miseria se conjugan en La espada y la rosa para conseguir una apasionante novela de aventuras enmarcada en la Baja Edad Media.

 

Las lágrimas del sol

(José María Merino)

(Novela que tiene como trasfondo la conquista de América). Un joven mestizo se ve envuelto en las guerras civiles de los españoles en ultramar, en este caso entre los partidarios de Pizarro y los de Almagro. Un viaje lo lleva sobre la pista de otros tesoros: la de los incas.

 

Las cenizas de Ángela

(Frank McCourt)

En esta historia real, el autor nos cuenta la historia de su infancia en Irlanda; dice que peor que una infancia miserable, es una infancia miserable irlandesa, y si ésta es católica, peor aún. Los McCourt eran tan pobres que tenían que alimentar a los bebés con agua con azúcar; los mayorcitos comían pan frito. Esa pobreza provenía de la irresponsabilidad, la pereza y la ignorancia. El pequeño protagonista ve pasar ya, como cosa de todos los días, la enfermedad y la muerte.

 

De Victoria para Alejandro

(Isabel Molina)

Victoria es hija de madre judía y padre romano; su madre y su abuelo han muerto y le han dejado una herencia en su tierra natal, Jerusalén, y la cual administra su tío. Para reclamarla, Victoria debe viajar a Jerusalén con el resto de su familia. Ahí, ella se da cuenta de la diferencia entre las culturas judía y romana, y de los planes que su familia tiene para ella y su herencia. Sólo el tiempo y su padre son sus aliados.

 

La mañana debe seguir gris

(Silvia Molina)

La narradora, una muchacha, conoce a un muchacho; la muchacha se enamora del muchacho; la muchacha pierde al muchacho. (La novela transcurre del 10 de noviembre de 1969 al 27 de mayo de 1970. La muchacha es la autora en persona y el muchacho es el malogrado poeta tabasqueño José Carlos Becerra en sus últimos meses de vida, antes de que pereciera en un accidente automovilístico en Italia.)

 

El fuego verde

(Verónica Murguía)

Una aldea medieval y las inmediaciones de un espeso bosque, constituyen los espacios de aprendizaje de Luned, una joven aldeana que se siente atrapada por el misterioso y primitivo mundo de los elfos. A través de un largo recorrido que la llevará a penetrar el secreto arte de la escritura, descubrirá otros secretos de la convivencia humana.

 

Nox perpetua

(Javier Negrete)

Ark Rhenius acepta la propuesta de su maestro Zarun Mondsar. En compañía de cuatro exploradores más emprenderán una expedición que pretende conquistar el Polo Norte de Mehrs. Ningún ser humano ha llegado nunca tan al norte del planeta. El 25 de bomiar del año 1124 comienza el viaje....

 

El sueño de Albión

(Roger Norman)

Edward encuentra un antiguo juego de mesa detrás de un librero de su casa. Junto con las instrucciones y los naipes, el joven se topa con una carta de su padre, donde éste narra todo lo que les ocurrió a él y al tío Jack cuando lo jugaron. Intrigado, el chico pregunta a una ayudante de su padre sobre el juego; ella lo previene, pero le dice que ahora le corresponderá a él llevarlo a cabo únicamente entre sus familiares. Edward entonces invita a un primo suyo que asiste a la misma escuela que él. Poco a poco se van dando cuenta de que lo ocurrido en el juego pasa después en la vida real.

 

De todas maneras

(Christine Nöstlinger)

Un relato entretejido a tres voces por los hijos de un matrimonio que se separa. Cada voz narra su punto de vista: un niño de siete años, otro de doce y una joven de quince. Aparecen nuevas parejas para los padres separados y, a pesar de las tensiones, todos parecen guardar una esperanza.

 

Yo también tengo un padre

(Christine Nöstlinger)

Aunque sus padres están separados, Feli lo lleva bastante bien: vive en Viena, con su madre, y consigue de su padre todo lo que quiere. Pero algo va a derrumbar el apacible mundo en el que se halla instalada; algo que ella no está dispuesta a consentir. Una adolescente que decide tomar las riendas de su vida tendrá la oportunidad de conocer por sí misma los problemas y las alegrías que genera la convivencia. En Yo también tengo un padre, el estilo personal de la autora consigue dar soluciones originales y creativas a los conflictos familiares.

 

No le digas que lo quieres

(Clara Obligado)

Violeta se enamora de Nacho, el nuevo alumno del instituto. Ante ese amor, que al principio se le antoja a ella sólo como fuente de sufrimiento, Ruth, su hermana mayor, le aconseja repetidamente: “No le digas que lo quieres”. Pero, pese a todos los consejos, es a veces imposible hacer callar al corazón y no dejarse llevar por la aventura del primer amor.

 

La leyenda de Rostroazulado

(Rafael Ordóñez Cuadrado)

En las grandes praderas norteamericanas la convivencia entre las distintas tribus indias no siempre ha sido pacífica. Rostroazulado, un joven sioux, consigue llegar a ser jefe comanche justo antes de que ambas tribus se declaren la guerra... Para un joven ganarse el respeto de sus semejantes es muy importante, y perderlo resulta trágico. Por eso Rostroazulado pide ayuda a Pájaro Trueno. Se convierte en guerrero, en un cazador sioux. Pero la cacería no resulta como había pensado.

 

El hombre del otro lado

(Uri Orlev)

Marek, un adolescente de trece años que vive en Varsovia durante los duros tiempos de la Segunda Guerra Mundial, es el protagonista de esta novela. El joven ayuda a su padrastro Antony a contrabandear mercancías: para introducirse en el gueto donde las autoridades tienen confinados a los judíos, deben viajar a través de sucias alcantarillas. Para Marek, criado en un hogar católico y vinculado a un universo antisemita, los judíos son seres desagradables y extraños; sin embargo, distintos acontecimientos lo llevarán a cambiar su visión. Primero, cuando se entera de que su verdadero padre (un comunista al que los alemanes dieron muerte cuando él tenía cuatro años) era judío; más tarde, cuando ayuda al señor Yusek, un hebreo que se ha escapado del gueto; por último, cuando combate a los alemanes junto a otros muchos jóvenes judíos.

 

Los zapatos de Murano

(M. Pacheco)

En esta sorprendente historia renacentista de amores imposibles, los más extraordinarios sucesos parecen reales.

 

La búsqueda de Park

(Katherine Paterson)

El protagonista de esta narración es el hijo de un soldado estadounidense muerto en Vietnam. Park no recuerda a su padre y su madre se ha negado, sistemáticamente, a hablarle sobre él. El niño decide, entonces, realizar su propia búsqueda. Una búsqueda, primero, secreta, cuando lee los libros de su padre, algunos incomprensibles para él, pero que le permiten descubrir su presencia a través de determinados renglones subrayados; o cuando visita, solo, el monumento a las víctimas de la guerra de Vietnam, en Washington. Después, cuando decide visitar a la familia de su padre, en una hacienda de Strathaven, en Virginia, y se encuentra con su tío Frank y con su abuelo enfermo. De forma simultánea a esta búsqueda real, tiene lugar una búsqueda paralela, de carácter simbólico, que nos remite a las leyendas del rey Arturo y sus caballeros. La indagación le permitirá a Park descubrir que su padre tuvo una niña con una mujer vietnamita –la misma que luego se convirtió en la esposa de su tío– y llegar a convertirse en amigo de esa muchachita a la que, al principio, detestaba por ser una amarilla.

 

Lyddie

(Katherine Paterson)

La promesa de una vida mejor, lleva a Lyddie a una fabrica en la que deberá soportar las duras condiciones de trabajo y el acoso constante del encargado a cambio de un salario. ¿Cómo elegir entre seguridad y dignidad?

 

La traidora

(Gudrun Pausewang)

Esta novela presenta una visión casi inédita sobre el tema de la Segunda Guerra Mundial, al contarnos la historia de Anna, una joven alemana que vive en un poblado de las montañas durante los meses finales del Tercer Reich. Todos los días se entera de la muerte en combate de algún conocido, o de que la policía gubernamental ha apresado a un vecino. Teme por la vida de su hermano mayor enlistado y no entiende el extraño comportamiento de su hermano menor, militante de las juventudes hitlerianas. El absurdo de la guerra y de las ideas que la inspiran llega a un momento crítico cuando Anna descubre, en su escondite secreto de las montañas, la presencia de un soldado ruso prófugo, y en un acto de humanidad decide ayudarlo. (Gudrun Pauserwang, escritora alemana que residió en Colombia, vivió experiencias similares a las de la protagonista de su novela, ya que pasó su infancia durante los últimos estertores de la guerra.)

 

¿Oyes el río, Elin?

(Gudrun Pausewang)

Es ésta una novela sobre los problemas que enfrenta una familia alemana, específicamente el desempleo. Todo comienza cuando los padres de Elin, la narradora-protagonista, deciden alquilar su habitación, con el propósito de compensar la pérdida de empleo de la mamá. Las cosas se complican cuando, súbitamente, el padre también queda sin trabajo y es víctima de una profunda depresión. Elin y su hermano comienzan a sentirse discriminados por otros niños de su escuela cuando la familia deja de disponer de dinero para los gastos que no sean esenciales. Ambos idearán un proyecto laboral para sacar a su padre del abatimiento.

 

¡Increíble Kamo!

(Daniel Pennac)

Kamo se ve obligado a aprender inglés en tres meses. Su madre le ofrece la posibilidad de cartearse con Cathy, una chica francamente extraña, por la que Kamo empieza a sentir una fuerte atracción; pero... ¿dónde y cuándo vivió esa chica?

 

Las cartas de Alain

(Enrique Pérez Díaz)

Arturo, un niño cubano, nos cuenta cómo Alain, su mejor amigo, ha sido llevado por sus padres muy lejos, pensando en una vida mejor. Alain observaba el mar embravecido protegiéndose los ojos con la mano, absorto, con la mirada perdida en sus recuerdos. ¡Cuánto echaba de menos a Arturo! El mar y la playa ya no eran lo mismo desde que él y su familia decidieron dejar Cuba. Metidos en una pequeña barca, se lanzaron al océano en busca de un futuro mejor, dejando atrás su país y sus seres queridos. Pero, a veces, el mar es un enemigo peligroso.

 

Marianela

(Benito Pérez Galdós)

Marianela es una pobre huérfana de 16 años que vive recogida en casa de una familia. La jovencita encierra, dentro de un cuerpecillo esmirriado y feo, un alma hermosa que le gana el cariño de Pablo, rico joven ciego al cual sirve de lazarillo. Pablo imagina que las bellezas del alma de Marianela coinciden con las de su apariencia física y piensa que la Nela es tan hermosa por fuera como por dentro. Un día llega al pueblo un célebre oculista, quien declara posible la curación de Pablo. Se inicia entonces un verdadero calvario para Marianela, pues está segura de que cuando el joven recobre la vista llegará el final de todos sus sueños. La situación se complica más con la llegada de Florentina, bellísima prima de Pablo.

 

La casa de la Troya

(Alejandro Pérez Lugín)

Esta novela narra la historia de las vicisitudes del amor juvenil del estudiante madrileño Gerardo Roquer por la señorita Carmiña Castro. Pero lo que mantiene el interés de los lectores por esta obra, es la pintura del ambiente estudiantil en la casa de la Troya, casa de huéspedes para estudiantes, cada uno con sus propios sueños, intereses y ambiciones juveniles. (Esta novela fue premiada por la Academia Española de la Lengua.)

 

Jesse James estudió aquí

(Pertierra)
¿A qué chico no le gustaría ser el asombro de todos, el líder carismático de la pandilla… aunque para ello haya que hacerse el duro y fingir más de la cuenta?


La princesa era traviesa

(Aline Pettersson)

Margarita tiene once años. Cuenta su vida diaria con ocurrencias y graciosos comentarios sobre su familia, escuela, compañeros y su mejor amiga, Lety. Inquieta y traviesa, juega futbol, participa en una obra de teatro en el papel de princesa y visita a su abuela y bisabuela, con quienes la une un gran cariño y complicidad.

 

Aventuras de Arturo Gordon Pym

(Edgar Allan Poe)

La amistad del joven Arturo Gordon Pym con Augusto Bernard, hijo de un capitán de navío, hace nacer en aquél un gran entusiasmo por los viajes y aventuras, al excitarse su curiosidad con las historias de mar que Augusto le cuenta. Después de una escapatoria furtiva de los dos muchachos, que está a punto de acabar trágicamente al ser destrozada su canoa. Arturo se resuelve a acompañar a su amigo en un viaje que emprenderá en el navío Grampus, equipado para la pesca de la ballena en los mares del sur y mandado por el padre de su amigo. Se inicia una serie de aventuras, excitantes unas, escalofriantes otras, para ambos jóvenes.

 

La cuadratura del círculo

(Álvaro Pombo)

La novela comienza en el año 1120; un joven llamado Acardo es hijo de un vasallo del duque de Aquitania. El padre nunca está en casa porque siempre tiene deberes que cumplir junto al duque y la madre sólo se preocupa por sus dos hijos mayores, así es que nuestro protagonista crece de manera solitaria y es huraño y agresivo. Sin embargo, es inteligente y se convierte en un chico valiente y arriesgado. Un día su padre lo lleva a casa de su tío para que termine su educación y el tío se encariña tanto con él que lo hace su heredero. Tiempo después, Acardo visita la corte del duque de Aquitania y es armado caballero, por lo que, entre otras cosas, tiene que prometer defender la cruz; más adelante conoce a Bernardo de Claraval, quien lo convence de seguirlo para aprender a no tener miedo de nadie. Luego de varios años se convierte en caballero Templario y viaja a Tierra Santa.

 

Lilus Kikus

(Elena Poniatowska)

Lilus es una niña a la que le gusta jugar a ser enfermera, le gusta operar limones, naranjas, plátanos. No le gustan las muñecas; una vez tuvo una, pero murió aplastada: cayó sobre ella. También una vez fue a Acapulco, pero no llevaba palas ni juguetes como los demás niños; jugaba con la arena, el mar, las estrellas. Un día Lilus enfermó, tenía frío y confundía sus sueños con la realidad; soñaba con Jesús, con los vecinos y con el Diablo.

 

Luces del norte

(Philip Pullman)

Lyra vive entre científicos en una gran mansión de Oxford. Aunque parece ingenua y despistada, pronto descubre uno de los secretos mejor guardados: el destino de lord Astriel, un enigmático explorador y hombre de ciencia. La niña, armada con un extraño artilugio que le permite conocer las intenciones de los enemigos, emprende una aventura que la lleva a los hielos árticos y a una ciudad mágica suspendida en el aire. Durante ese viaje logrará saber quiénes son sus padres. Una narración que combina acción, ciencia y magia para crear un mundo altamente imaginativo. Tan fascinante como Alicia en el País de las Maravillas y El Señor de los Anillos.

 

La daga

(Philip Pullman)

Con Luces del Norte abrimos la trilogía de Philip Pullman que continúa con La daga. Las aventuras de Lyra continuarán fascinando a todos los públicos con su imaginación desbordante y su inimitable sentido de la fantasía.

 

El catalejo lacado

(Philip Pullman)

Muchos mundos, una historia. Las aventuras de Lyra en la trilogía La Materia Oscura te llevarán a un universo muy particular: Luces del Norte se sitúa en un mundo como el nuestro, pero a la vez muy diferente; en La daga se transforma el universo conocido; El catalejo lacado abre multitud de tierras ignotas. Si sigues a Lyra, descubrirás que las apariencias engañan, y que los peligros y las maravillas pueden irrumpir en cualquier momento.

 

La noche en que Vlado se fue

(Manuel Quinto)

Adra sólo tiene trece años y no quiere dejar de ser niña. Pero las duras circunstancias que hacen trizas su idílica infancia la obligan a madurar de golpe, enfrentándose al dolor y al miedo. Cuando todo se tambalea alrededor y el mundo parece haber enloquecido, la magia del teatro crea una complicidad que sirve de refugio y proporciona fuerzas para seguir adelante. La noche en que Vlado se fue nos acerca al conflicto entre bosnios y serbios, de la mano de unos personajes cuyo coraje y entereza constituyen la mejor defensa de la paz. Un relato impresionante y conmovedor que apuesta por la vida, por la esperanza.

El cuerno de Maltea

(José A. Ramírez Lozano)

Lulino es un joven retrasado mental que vive en el campo. Inocente y bueno, su única relación es la cabra Maltea, amiga y fiel compañera de la que no se separa ni un momento. Por eso, cuando la familia ha de trasladarse a Sevilla, Lulino consigue que Maltea también vaya con ellos. ¡Pero qué difícil resulta adaptarse a los cambios! Eso piensa Lulino mirando el campo con tristeza desde el campanario de la ciudad. Los días pasan para él entre la nostalgia de su pueblo y la hostilidad citadina. Por si fuera poco, ahora un cura dice que su cabra es el diablo. Debe hacer algo, pero ¿qué?

 

Relato de un verano

(Patricia Reilly Giff)

Lily espera ansiosamente las vacaciones de verano para ir al mar, en Rockaway, su lugar favorito. Pero ese año (1945) todo resultó distinto. Su padre debió marcharse a la guerra y su mejor amiga se mudó de la ciudad. Sin embargo, la llegada de Albert, un niño húngaro cargado de secretos, le permite descubrir una nueva faceta de sí misma. Una historia cálida, narrada con cierta ingenuidad, en la cual el manejo del lenguaje –de suaves matices humorísticos– recrea armoniosamente los ambientes y la gestación de una especial amistad entre los dos niños. La tragedia que subyace en tiempos de guerra se ve solapada por la mirada infantil y los acontecimientos, demostrando que, después de todo, siempre queda la esperanza.

 

Pobby y Dingan

(Ben Rice)

¿Quién no se ha inventado alguna vez a un amigo imaginario? Esto es lo que le ocurre a Kellyanne, cuando su familia emigra a Australia buscando las minas de ópalos. La soledad de la niña y los problemas que surgen en la familia hacen que Pobby y Dingan se conviertan en sus mejores amigos, aunque todos la toman por una loca.

 

Los días de Eisenhower

(Manuel Rico)

Lo que comienza como una aventura de chavales de 14 años se convierte en tema para toda una vida. Unos muchachos que juegan en una casa abandonada en la España reprimida de la posguerra, hacen un descubrimiento que marcará la vida del padre de uno de ellos. El autor describe los días de la visita de Eisenhower, gracias a la cual se termina el bloqueo internacional al régimen franquista, con la candidez del protagonista adolescente y con la exactitud de quien no sólo ha investigado, sino que ha vivido en el país y en la época.

 

Cuchilla

(Evelio José Rosero)

Primer asalto. Presentación de los contrincantes: hermanos gemelos y su profesor de historia de primer año de bachillerato, conocido como Cuchilla. Segundo asalto. Amor a primera vista: llegada de la vecina nueva. Tercer asalto y sucesivos. La triste realidad: el profesor es todo un asno, la vecina es su esposa, Sergio sigue odiando a Cuchilla y Daniel sigue enamorado de la vecina. A manera de un encuentro de boxeo se libra esta batalla contra Cuchilla. Con gran sentido del humor, Evelio José Rosero nos presenta una anécdota por la que quizás muchos hemos tenido el infortunio de pasar: un profesor irracional y exigente que les hace la vida miserable a sus alumnos.

 

Vuela, Ertico, vuela

(Joel Franz Rosell)

Joel Franz Rosell entrega en esta novela corta el encanto de su Cuba plasmado en una mezcla de colores, perfumes, sonidos y texturas que forman el entorno de la vida de Ertico, el niño protagonista. "Ertico era callado, feíllo y bajito. Se sentaba en medio del aula, permanecía tranquilo en un rincón durante el recreo, y al terminar las clases se iba a casa derechito y solo". Pasaba desapercibido para todos. Pero en su interior, "Ertico soñaba con ser el primero de la clase, hacer las bromas más divertidas, estar en el centro de todo y marcharse a casa rodeado de amigos." Quería, por sobre todas las cosas, tener amigos. Lo que sí tenía Ertico era una abuela; una abuela en apariencia corriente, que a través de la magia de las prendas que tejerá a su nieto con los hilos de una alfombra encantada, lo ayudará a encontrar la felicidad que busca.

 

Harry Potter y la piedra filosofal

(J.K. Rowling)

Harry es un niño huérfano que vive con unos tíos y un primo en un apacible barrio de Londres, y que a simple vista es común y corriente: va a una escuela normal, come y se viste como los demás, aunque es un poco desaliñado, ya que sus parientes no lo quieren y sólo le dan las sobras, la ropa usada de su primo, y lo obligan a dormir debajo de la escalera, en una pequeña alacena. Pero un día todo cambia y Harry descubre que en realidad es descendiente de magos y que tiene que asistir a Hogwarts, para aprender el oficio de sus padres. A partir de ese momento, Harry se verá envuelto en un mundo donde no sólo conocerá criaturas fantásticas, aprenderá a hacer hechizos y a preparar pociones mágicas, sino que además será un mago famoso, el único capaz de resolver el misterio de la piedra filosofal y, sobre todo, podrá abandonar por lo menos dos meses a su odiosa familia, y ser feliz.

 

Harry Potter y la cámara secreta

(J.K. Rowling)

Ha pasado un año y Harry no sólo ha descubierto que es un mago; además tiene dos amigos inseparables, Ron y Hermione, quienes junto con un gigante llamado Hagrid lo acompañan en todas sus aventuras; también ha aprendido a usar la capa invisible, sabe hablar el idioma de las serpientes y es experto jugador de quiditch. En esta ocasión no sólo deberá luchar contra arañas gigantes, serpientes encantadas y fantasmas furiosos, sino que está en juego algo más: la vida de la hermana menor de su mejor amigo, quien está atrapada en la cámara de los secretos, custodiada por monstruos muy peligrosos cuyo fin es matar a Harry, como parte de la venganza de Lord Voldemort, el hechicero más malvado de todos los tiempos y al que Harry derrotó a los tres años, cuando éste asesinó a sus padres.

 

Harry Potter y el prisionero de Azkaban

(J.K. Rowling)

Harry ha cumplido trece años y se encuentra solo y triste en casa de sus odiosos tíos y primo, que lo aborrecen, y sin querer, durante una discusión, convierte a su tía Marge en globo. Aterrorizado por lo que hizo, huye de casa en un autobús mágico, dispuesto a vivir en la clandestinidad del mundo de la magia, sin saber que Sirius Black, un asesino con grandes poderes mágicos y que fue cómplice de Lord Voldemort, ha escapado de la prisión de Azkaban y está decidido a asesinarlo. Para fortuna de Harry, el autobús mágico lo lleva directamente con el director del Ministerio de Magia, quien no sólo no lo castiga por haber hechizado a su tía, sino que lo cuida mientras se inicia el nuevo curso en su escuela. Ahí Harry conocerá al profesor Lupin, quien le enseñará a enfrentar a los temibles dementores, que son los guardianes de Azkaban, y a luchar contra Sirius Black.

 

Harry Potter y el cáliz de fuego

(J.K. Rowling)

Harry ya no es un niño, está por iniciar su cuarto año en Hogwarts y su máximo deseo es avanzar en sus estudios y asistir con sus amigos a los mundiales de quidditch; por desgracia, sus enemigos no descansan, y en esta ocasión le han preparado una trampa tan increíble que es casi imposible que logre salir de ella. En esta aventura Harry tendrá la oportunidad de conocer y tratar a magos de otras escuelas, será acosado por una periodista chismosa, asistirá a su primer baile, se enfrentará a los celos de su mejor amigo, Ron, y descubrirá que solamente uniéndose con los magos de todo el mundo podrá enfrentar al mal.

 

Harry Potter y la Orden del Fénix

(J.K. Rowling)

Cuando Harry por fin regresa a clases a Hogwarts, ese maravilloso colegio para magos y hechiceros, descubre que algo muy malo ha pasado. El Ministerio de Magia niega que Voldemort haya regresado y por eso comienza una campaña de desprestigio contra Harry y Dumbledore, y deciden que la horrible profesora Dolores Umbridge debe vigilarlos todo el tiempo. Harry se siente solo e incomprendido, y sospecha que Voldemort puede adivinar sus pensamientos y que trata de apoderarse de un objeto secreto que lo ayudará (al temible mago) a recuperar su poder destructivo.

 

Yo soy el rey

(G. Saalman)

El padre de Rex se ha arruinado y toda la familia debe cambiar de domicilio. El deseo de agradar a sus nuevos amigos arrastra al joven a un peligroso juego en un ambiente marginal…


Hoyos

(Louis Sachar)

Stanley Yelnats, un joven palíndromo de doce años, que parece predestinado a repetir los errores de sus antepasados, es condenado por robar unas zapatillas deportivas, y debe elegir entre cumplir su condena en la cárcel o en el campamento Green Lake. Tras decidirse por esto último, descubre que el campamento no es tal como lo esperaba. Allí, unos guardianes siniestros y esquivos se ocupan de que los chicos pasen todo el día cavando hoyos en el desierto, el cual por supuesto carece de lago alguno; pero sí abundan en él lagartos amarillos venenosos que se sienten atraídos por la humedad de los agujeros cavados día a día por los campistas. La filosofía del campamento es clara: si haces que un mal chico cave un hoyo durante todo el día bajo el sol del desierto, lo convertirás en un buen chaval. Stanley ha de aprender a convivir con un grupo de chicos de su edad, pero quienes por su carácter podrían hacerse pasar por veteranos convictos, y gracias a su tesón consigue hacerse un hueco entre ellos e incluso encontrar algún amigo, el mismo que más tarde lo ayudará en su intento de escapar de aquella prisión sin rejas con el propósito de demostrar su inocencia.

 

Marcelino pan y vino

(José María Sánchez Silva)

Cierto día, a la puerta del convento uno de los frailes se encuentra con un bebé. Lo bautizan como Marcelino y lo llevan al pueblo, para que las autoridades decidan a quién darlo en adopción; pero como la comunidad es pobre, se opta al final con que el niño permanezca bajo la custodia de los religiosos. El niño crece en el convento; es bueno y travieso. Juega con los animales del corral y tiene un amigo imaginario. Los frailes lo quieren mucho, pero sólo le prohíben subir al desván. Un día, el curioso chiquillo desobedece a sus padres adoptivos y decide averiguar qué misterio oculta aquel rincón del convento.

 

Nunca seré un superhéroe

(Antonio Santa Ana)

Un adolescente de trece años se enamora de Julia, su bella y desdeñosa compañera de estudios. Alrededor de esa trama central, se esbozan otras relacionadas con diferentes motivos –como la de una madre que decide adoptar patrones de conducta new age (comidas dietéticas, feng shui, etcétera) después de un reencuentro con sus ex compañeras de colegio, o la de un estudiante que es golpeado por su padre–, sin profundizar en ninguna de ellas.

 

La sombra del dinosaurio

(Pablo de Santis)

La historia trata sobre un joven que se empeña en encontrar fósiles de dinosaurios; comienza observando un museo en el que se encuentra con un científico dedicado a la búsqueda de fósiles de dinosaurios, y le explica que todas las piezas del museo son réplicas de los fósiles verdaderos, y que éstos estaban guardados en un depósito bajo sábanas (el científico le muestra los fósiles verdaderos al muchacho). En el museo el chico se encuentra con una anciana que le enseña unas cartas escritas por su hermano, en las cuales se describen los principales sitios donde pueden encontrarse algunos fósiles; pero todos dicen que las cartas fueron escritas por ella, ya que está "loca".

 

Casting

(Jordi Sierra i Fabra)

Verónica, Esperanza y Eugenio son tres jóvenes que se están preparando para un casting. Eugenio es el típico romántico y le basta con dedicarse al arte y Esperanza busca su sueño. A Verónica la mueve su ambición por la fama; su miedo a engordar y la obsesionante imagen de su madre hacen que caiga poco a poco en la anorexia. Esa prueba es para ellos fundamental. (Ésta es una novela realista sobre el éxito en el mundo del espectáculo y los sacrificios que se hacen para conseguir lo que más se ambiciona.)

 

El joven Lennon

(Jordi Sierra i Fabra)

Se ha escrito mucho sobre John Lennon: beatle, cantante, artista individual, símbolo de tantas realidades humanas... Pero nos han llegado muy pocos datos sobre sus vivencias en esa etapa crucial de las vidas humanas: la adolescencia, esos años que van de los catorce a los dieciocho y que suelen marcar nuestra vida de forma indeleble. Está clara la intención del autor: desvelar la verdad sobre la adolescencia de Lennon. Todo cuanto John Lennon hizo en su vida se gestó en esos años clave. Posiblemente, por esa razón la adolescencia de John Lennon es la adolescencia de todos. Y esos años de la vida del beatle por excelencia son apasionantes.

 

El niño que vivía en las estrellas

(Jordi Sierra i Fabra)

El psiquiatra recibe un nuevo paciente: un niño de 7 años que le ha llevado la policía. Como única seña particular, el pequeño porta un par de lentes obscuros, ya que le molesta la luz del sol. El médico se da cuenta de que el niño no le tiene miedo como el resto de sus pacientes, pero tampoco responde a las preguntas que le hace, excepto la última, la cual parece ser la clave de todo el misterio: su nombre es Andrómeda. En un intento por conocer la historia del niño, el psiquiatra publica la foto de éste en el periódico y es entonces cuando un hombre acude a su consultorio.

 

Los hombres de las sillas

(Jordi Sierra I Fabra)

Antes de que pase una desgracia en la ciudad donde vive, Sergio tiene siempre la misma visión: siete hombres vestidos de negro que transportan cada uno una silla. Dejan la silla en el suelo y se sientan, dispuestos a observar la desgracia que ocurra: muertes, accidentes de coche, inundaciones... Sergio descubre que sólo él ve a esos hombres y no sabe cómo hacerlos desaparecer.

 

Noche de viernes

(Jordi Sierra i Fabra)

Esta novela narra la historia de cinco jóvenes que quieren escapar de las normas y las reglas impuestas por la sociedad. En su afán por ser libres, se lanzan a las calles en busca de alcohol, drogas y diversión. Durante la noche de viernes, estos cinco jóvenes, inmersos en problemas particulares, pero con el mismo deseo de escapar, se ven enfrentados a una pandilla juvenil y envueltos en un acontecimiento trágico que marcará sus vidas. (El autor ofrece en esta novela un retrato auténtico de la juventud de hoy y de lo que la sociedad hace con ella.)

 

No pasó nada

(A. Skármeta)

Un adolescente chileno emigra a Alemania junto a su familia. Allí encuentra algunos buenos amigos, pero también la nostalgia y el racismo.

 

Nubes negras

(Bárbara Smucker)

Para practicar creencias religiosas diferentes a las del resto de la gente que te rodea, hay que ser muy fuerte; pero, si además, corren tiempos de guerra, eso puede ser muy peligroso. La vida del joven Peter transcurre en una región en guerra donde reina la intolerancia religiosa.

 

El lago de los sueños

(Juana Spyri)

En un pequeño pueblecito perdido en los Alpes, muere inesperadamente el italiano, un extranjero que llegó un día llevando en brazos a un niño de cierta edad. Este niño, Enrico, queda solo, sin más bienes que un viejo violín, sin más afectos que el de una compañera de colegio de su misma edad. Enrico siente la necesidad de conocer su procedencia, saber quién es su madre y si allá, en Italia, existe algún pariente de su padre. Con esta intención y alentado siempre por el cariño y la amistad de Estela, su compañera de colegio, inicia el éxodo que lo lleva hasta el lago Garda, en Italia.

 

Heidi

(Juana Spyri)

Heidi es una niña pequeña a quien su tía Dete lleva a vivir a casa de su abuelo paterno, un viejo solitario y gruñón cuya vida cambia gracias a la compañía de su nieta. Pero los días felices en lo alto de los Alpes, disfrutando del amor de su abuelo y de la limpia amistad del pastorcillo Pedro, acabarán para Heidi cuando su tía regresa para llevarla a Frankfurt. Allá, la niña será compañera de Clara, una linda jovencita que no puede caminar y pasa sus días viendo la vida desde una silla de ruedas.

 

¿Sabes silbar, Johanna?

(Ulf Stark)

Bertil quiere tener un abuelo como su amigo Ulf, pero ¿dónde encontrarlo? Sólo hay que ir al asilo, abrir una puerta y encontrarse con el abuelo Nils. Salen al campo, meriendan juntos y hacen travesuras. Celebran el cumpleaños del abuelo y son felices. Un día, al llegar al asilo, el abuelo ya no está.

 

Zapatos de cocodrilo

(Alfonso Suárez Romero)

Paula y Raquel se creen las amigas más amigas de todo México. Por eso cuando su amistad se rompe, no saben muy bien qué hacer la una sin la otra. Cuando el destino las vuelve a juntar retoman su amistad y deciden hacer un viaje juntas, como Thelma y Louise, sólo que Raquel no sabe cómo acaba la película. (Es una novela muy divertida. Fiel e ingenioso reflejo de ese fenómeno que llamamos amistad. Recoge con realismo y mucho humor las aspiraciones de independencia y rebeldía con las que todos los adolescentes se identificarán. Las protagonistas no sólo son un vivo retrato de la amistad juvenil, sino que además logran convertirse en amigas del lector captando por completo su simpatía y complicidad.)

 

El valle de los masai

(Alain Surget)

En el siglo XIX, la vida de los masai se verá alterada por la irrupción del hombre blanco en sus tierras. La actitud despótica de los colonizadores blancos no deja otra alternativa que la guerra o la muerte. Mientras, dos muchachos, uno inglés y otro masai, van a vivir una aventura que los llevará a superar las diferencias que hay entre ellos. Tal vez su ejemplo pueda evitar la sangrienta confrontación que se avecina.

 

Reencuentro

(F. Uhlman)

Hans es judío, y Konradin es un rico aristócrata. Ambos son grandes amigos. Pero esa amistad se verá truncada, primero por la ideología nazi de Konradin y finalmente por la ascensión de Hitler al poder y la llegada de la guerra.

 

Me dicen Sara Tomate

(Jean Ure)

Salvatore D'Amato tiene doce años, se considera un escritor en ciernes, piensa que su familia es bizarra (¡su padre es un dentista, por Dios!) y está muy preocupado porque todavía no ha besado a una chica, aun cuando está locamente enamorado de la distante Lucy y comparte elaboradas rimas con la pecosa e inteligente Harmony. Su largo nombre siciliano es blanco de burlas por parte de sus compañeros (que lo llaman con el apodo de Sara Tomate). Comenzando su adolescencia, atribulado por las dudas, la enfrenta con acertado humor y una imaginación desbordada. El gracioso protagonista a lo largo de la narración descubre en sí mismo, mediante experiencias inéditas y reveladoras, valores y cualidades nuevas e insospechadas para él.

 

La ciudad y los perros

(Mario Vargas Llosa)

La ciudad: Lima; los perros: los cadetes del colegio militar Leoncio Prado (donde el propio autor estudió dos años). Uno de los cadetes roba un cuestionario de un examen de química, es delatado por otro de los cadetes, un tercer cadete mata al delator, otro acusa al asesino, y las autoridades del colegio pretenden evitar el escándalo. Vargas Llosa presenta a los jóvenes como seres violentos, corrompidos, mentirosos, en un ambiente en que la violencia es lo único que impera y de la que hay que salir vivo, sólo por la fuerza. (Cuando la novela se publicó en Perú fue criticada enormemente, y en el patio del colegio Leoncio Prado se quemaron mil ejemplares.)

 

Los cachorros

(Mario Vargas Llosa)

Pichula Cuéllar es un niño modelo, alumno de uno de los mejores colegios de la capital peruana; buen estudiante y gran deportista. Un día, cuando los niños están en las regaderas, un perro danés –de la escuela, que escapó– ataca a Cuéllar. La castración resultante no le causa problemas al niño inicialmente; pero al llegar a la adolescencia el chico no evoluciona emocionalmente, al igual que sus compañeros. Su vida va haciéndose más falsa y ni él mismo se da cuenta de su incipiente destrucción. (Esta novela fue inspirada por un suceso que se publicó en un periódico de Lima: un niño de pocos meses había sido mordido en sus genitales por un perro, lo que le produjo la castración.)

 

El guardián del paraíso

(José Luis Velasco)

Mingo le salva la vida a Andrés, de lo cual surge una gran amistad entre los dos. Andrés no dudará ni un instante en ayudar a su amigo en su arriesgada empresa. Gracias a la amistad y al amor vencerán todos los obstáculos que se encontrarán en esta gran aventura.

 

Escuela de Robinsones

(Julio Verne)

William W. Koderyo es un hombre extremadamente rico, pero además de su fortuna tiene un sobrino llamado Godfrey y una ahijada a su cargo, llamada Phina; ambos están enamorados, pero Godfrey no desea casarse hasta haber viajado un poco por el mundo. Así que su tío pone a su disposición uno de sus barcos y contrata a un profesor de modales de San Francisco para que lo acompañe. De esta manera, sobrino y profesor se embarcan en el Dream. Lo tiene todo a su favor el barco: una experimentada tripulación y un excelente clima. Pero una inesperada tormenta los sorprende, hunde el barco y los deja en una extraña isla, donde estarán solos, sin un rastro de civilización que los ayude.

 

Un capitán de quince años

(Julio Verne)

En el bergantín Pilgrim, propiedad de James W. Weldon, viajan la esposa y el hijo de éste, en una travesía de Nueva Zelanda a San Francisco –pasando por Chile–, la que se espera tenga una duración de tres meses. El barco está bajo el mando del capitán Hull, quien tiene a su lado a Dick Sand, un grumete de quince años de edad; ambos gozan de todas las confianzas del señor Weldon. En el trayecto, el Pilgrim rescata a unos náufragos, quienes tienen con ellos un perro. El animal parece odiar al cocinero del barco –un hombre de pocas palabras–, lo que causa sospechas a Hull y al grumete. Pocos días después, cuando intentan cazar una ballena, el capitán y sus marineros desaparecen en el océano. Dick Sand debe entonces encargarse del barco, donde viajan todavía la familia Weldon, los náufragos y el sospechoso cocinero.

 

Las piedras del silencio

(Jacques Vernuleth)

Miyasa tiene quince años y es feliz. Hija de padres acomodados, estudia en Lausana y pasa las vacaciones en su país, situado en algún lugar del Oriente Próximo. Pero un día, su vida alegre y confiada se ve envuelta en la cruel realidad de una guerra sin declarar que azota la zona. El choque es tan violento que Miyasa se encierra en el autismo y termina en un centro psiquiátrico. Allí encuentra un médico comprensivo y, con su ayuda, comienza a escribir un diario secreto, que es como una puerta entreabierta a la esperanza.

 

Amor en Amman

(B. Vias Mahou)

Dos chicas occidentales se incorporan a un campo de trabajo en una excavación en los yacimientos jordanos de Petra. Una de ellas se enamora de un joven jordano, pero los prejuicios sociales se lo van a poner muy difícil...

 

El yugo de los tártaros

(César Vidal Manzanares)

Vadim es un chico cojo, aprendiz de pintor, que pertenece al bando ruso. Ogodei pertenece a una estirpe de guerreros del bando mongol. Ambos, cada uno por su lado, protagonizan una historia de guerra en la que no siempre los más fuertes son los vencedores.

 

A vueltas con mi nombre

(Alice Vieira)

¿Da lo mismo llamarse Juan o Bernardino? Para el protagonista de esta historia la respuesta es no. Quizá no le habría dado tanta importancia a su nombre si éste hubiese sido Luis. Pero a él le cupo la extraña suerte de llamarse Abilio, el nombre más espantoso del mundo para un adolescente, que se siente señalado por todos sus amigos cuando su zalamera tía le grita "¡Abilito, vamos!". Por esta razón, decide hacer un anuncio importante en medio de la cena: "Abilio ha muerto... soy Luis". En este momento, el protagonista inicia la búsqueda de su identidad. En el tren que lo lleva a Lisboa, conoce a una mujer que le enseña el valor de la aceptación: "Tenemos que saber vivir con la vida y con la muerte, lo mismo que vivimos con nuestro cuerpo y con el nombre que tenemos".

 

La escarapela blanca

(Federico Villalobos)

Las guerras jacobitas son el escenario principal de esta historia. Juan, un joven español dedicado a los trabajos y la vida de la iglesia en un pequeño pueblo, es solicitado por su tío en las Tierras Altas de Escocia, hacia donde emprende el viaje con un misterioso irlandés, y comienza su aventura. En su estadía y recorrido por estas místicas montañas escocesas, Juan empieza a conocer la particular cultura de los highlanders, marcada por la figura de los clanes y la fuerza guerrera de sus hombres, y llena de criaturas y personajes misteriosos que se ubican en la frontera entre la realidad y la fantasía. Así, el muchacho debe presenciar, e incluso participar en una guerra ajena, que le permite ver la crueldad e inconsciencia del campo de batalla. Traiciones, intereses políticos, muerte y seres fantásticos son algunos de los ingredientes que hacen de este libro una excelente pieza literaria.

 

El cadáver junto al monasterio

(Luisa Villar Liébana)

Éste es un relato detectivesco que, sin duda, te hará estremecer. Dos niños hallan el cadáver de un ecologista. ¿Ha sido asesinado? ¿Por qué? ¿Quiénes son esos chicos? ¿Qué está pasando en el monasterio? Las preguntas son infinitas hasta que... Página a página, tú deberás desvelar el misterio.

 

El castillo de Otranto

(Horace Walpole)

Manfredo, príncipe de Otranto, tiene una hija hermosísima, de 18 años, llamada Matilde, y un hijo, de nombre Conrado, quien es tres años más joven que su hermana y posee un carácter débil, no obstante lo cual es el preferido por su padre. Manfredo ha concertado la boda entre su hijo y la descendiente del marqués de Vicenza, Isabel, quien ya se encuentra en Otranto a la espera del casamiento. Cuando está a punto de efectuarse la ceremonia, un extraño accidente causa la muerte de Conrado, lo cual enfurece al príncipe; éste, no queriendo privarse de una digna descendencia, decide repudiar a su mujer y casarse con Isabel. Se suceden entonces una serie de enredos e intrigas, donde los personajes se enfrentan a los inevitables designios del destino.

 

Bahía de invierno

(M. Wahl)

Dos amigos, que comparten un montón de sueños, toman caminos distintos: uno con una banda callejera y el otro elige el camino del amor.

 

Carrera espacial

(Sylvia Waugh)

Patrick Derwent y su hijo Thomas son unos extraterrestres, procedentes del planeta Ormingat, y casi están por terminar su misión de observación en la Tierra, por lo cual deberán viajar de regreso a su lugar de origen. Pero ambos tienen que romper con su vida como terrícolas. Después de cinco años, se han identificado con algunas personas de su pueblo y, en general, con la vida en nuestro planeta, a pesar de sus imperfecciones en comparación con la que se lleva en Ormingat. El viaje de regreso ha sido calculado milimétricamente por científicos ormingatianos. Sin embargo, un accidente puede cambiarlo todo y poner a Patrick y a su hijo en una situación crítica y difícil de resolver.

 

Calles frías

(R. Wdindells)

Cobijo es lo que buscan todos, la gente que vive en la calle, como Link. Él sobrevive gracias a Ginger, pero ahora Ginger ha desaparecido. Un asesino anda suelto… un asesino de vagabundos.

 

Días oscuros

(R. Welsh)

Si la madre de Sarah no está enferma ¿por qué lleva días en cama? Cuando los problemas surgen, Sarah debe ocuparse de todo… menos mal que Moritz está ahí.

 

Rasputín. El mago de Siberia

(Colin Wilson)

Rasputín es un místico que desde pequeño demuestra tener dotes curativas y un especial poder con los animales. Se convence de que el reino de Dios está dentro de él, pero necesita comprender mejor el mundo, por lo que abandona a su esposa y a sus hijos y durante un tiempo vive como vagabundo en la fría Siberia. Regresa tiempo después a su casa, donde es recibido como un héroe. Durante algunos años viaja tratando de encontrarse a sí mismo; en muchos lugares se hace famoso por sus dotes curativas. Cuando finalmente llega a la corte en San Petersburgo, se vale de éstas para sanar al heredero –víctima de la hemofilia– de sus diferentes accidentes. Se llega a volver imprescindible para la zarina y obtiene la confianza del zar. Cuando el dictador parte a la guerra, Rasputín se queda en San Petersburgo para aconsejar a la zarina; sin embargo, ambos son malos políticos.

 

El proyecto Lottie

(Jacqueline Wilson)

La estricta y antipática señorita Beckworth, la única profesora que se niega a decirle “Charlie” a Charlotte, encarga a sus alumnos un trabajo investigativo sobre la Inglaterra victoriana. Tienen libertad de escoger el tema y el estilo que deseen, y Charlie siente el impulso de plasmar el diario imaginario de una niña de su edad que vivió en aquella época y trabajó como sirvienta doméstica en una gran mansión. El ejercicio de escritura develará los vasos comunicantes que existen entre su vida real y la existencia imaginaria de su personaje, y propiciará que la joven protagonista gane en madurez y en tolerancia.

Atrapados...

 

  1. por el corazón
  2. por la vida
  3. por sí mismos
  4. por el futuro
  5. en sus familias
  6. entre los demás
  7. por el poder
  8. por ser diferentes
  9. por el progreso
  10. en la fantasía
  11. por el origen
  12. por la policía
  13. por los sentimientos
  14. por el pasado
  15. por el misterio
  16. por la brevedad

Contenido

 

Profr. Carlos Alberto Gutiérrez Aguilar