Make your own free website on Tripod.com

atrapado.jpg

Principal

Atrapados por el pasado

¿Crees que es posible viajar en el tiempo, transportarte en sólo unos instantes a otras épocas y lugares, y conocer a personas que hasta ahora sólo has encontrado en tus libros de texto; vivir con ellos aventuras inolvidables, ayudarlos a resolver misterios y problemas, ser testigo –en su compañía—de grandes acontecimientos que cambiaron el rumbo de la humanidad...? ¡Pues no lo pienses más y toma estas páginas! Tus compañeros en este nuevo viaje te están esperando con ansias.

 El rubí del Ganges

(Manuel Alfonseca Moreno)

Aventuras a raudales en la misteriosa India colonial. Un niño inglés, una huérfana y un santón hindú se ven envueltos en la revuelta india de 1875. Todos ellos, sin saberlo, jugarán un importante papel en la resolución de los acontecimientos. Un emocionante relato que no debes perderte.

 

La aventura de Sir Karel de Nortumbria

(Manuel Alfonseca)

Carlos, a sus casi trece años, lleva una vida demasiado normal: todos los días le parecen iguales, absolutamente aburridos. Pero un día un compañero del colegio lo lleva al bosque y le muestra una misteriosa puerta por la que se accede al mundo del rey Arturo y de los caballeros de la Mesa Redonda. Carlos queda seducido por ese mundo caballeresco y lleno de aventuras. En él tiene la oportunidad de conocer a famosos personajes, como Galahad, Lancelot y Perceval, y él mismo será armado caballero y adoptará el nombre de Sir Karel de Nortumbria. Como tal correrá numerosas aventuras que le permitirán conocer el valor de la amistad y que lo harán madurar.

 

Mano escondida

(Manuel Alfonseca Moreno)

¿Has intentado alguna vez perseguir un sueño? Esta es la historia de un muchacho que sí lo hizo. Vivía en la España rural del siglo XVII y un día, entre las ruinas de un viejo castillo, vio la figura de una niña que lo animaba a dejar su casa.

 

El Zarco

(Ignacio Manuel Altamirano)

Inspirada en hechos reales, esta novela plasma fielmente las costumbres de la época juarista. Manuelita, una linda joven de la hacienda de Altihuayán, ama al Zarco, jefe de los plateados, unos bandoleros de la región, y rechaza el amor del herrero Nicolás, por ser éste indígena. Amante furtiva del bandolero, decide fugarse con él cuando se entera que su madre planea llevársela a la capital. Llena de dolor, la señora muere y Nicolás decide vengar esa afrenta. Pero en su vida con los bandoleros, Manuelita comprende el gran error que ha cometido.

 

La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades

(Anónimo)

El protagonista de esta breve novela es jovencito entregado por su madre a un ciego malvado como su guía, y que luego iría pasando sucesivamente por las manos de un clérigo avariento, un hidalgo famélico, un mundano fraile de la Merced, un buldero, un aguador y un alguacil, para al fin tener matrimonio con una criada barragana de su señor y ser beneficiado a la vez con cuernos y un puesto de pregonero en la imperial Toledo. El libro –uno de los más divertidos y amenos de la literatura mundial–, acaba cuando Carlos V entra en la ciudad, hecho que coincide con el momento en el que el protagonista se cree "en la cumbre de su fortuna".

 

Robin Hood

(Anónimo)

Robin Hood es un rebelde que defiende al pueblo humilde contra los abusos de una nobleza despótica. Puesto al margen de la ley por los opresores, el héroe y sus seguidores se guarecen en el bosque para allí hacerle la guerra al sheriff que impone en nombre del Estado una ley arbitraria, inhumana e injusta. Al igual que todos los de su especie, Robin es calificado de bandido por las autoridades civiles y eclesiásticas, pero cuanto más lo persigue el Estado, más lo favorece el pueblo. Roba a los ricos y poderosos para repartir el botín entre los pobres e indefensos, y, muy devoto de la Virgen, defiende y honra por principio a todas las mujeres. (La leyenda inglesa de Robin Hood se fue haciendo poco a poco, y no fue sino hasta el siglo XIX cuando se integraron las diferentes relaciones acerca del héroe.)

 

Los colores de la guerra

(Juan Carlos Arce)

Esta interesante novela nos cuenta cómo el gobierno republicano español trata de salvar las obras de arte del Museo del Prado, trasladándolas a Suiza. A los falangistas no les importan los valiosos cuadros del museo; bombardean, aún con más saña, los lugares donde saben que pueden estar albergadas las obras de arte. El gobierno de Franco se entera de que los republicanos quieren cambiar un valioso cuadro de Velázquez por armas, así que envía a un agente secreto para boicotear la operación. Corriendo paralela a la historia de espionaje, encontramos una historia de amor que no quiere tener nada que ver ni con ideales ni con política; un sentimiento que al principio se basa en fingimientos y mentiras, pero que con el paso del tiempo se vuelve sólido.

 

Un espía llamado Sara

(Bernardo Atxaga)

Con una panorámica estremecedora, Atxaga ubica al lector en el enfrentamiento entre los bandos carlistas y liberales en la guerra por el trono de España. Martín Saldías (espía del ejército carlista) es el personaje guía. Si bien vemos los hechos a través de sus ojos, el autor crea otros espacios narrativos donde algunos personajes marginales se hacen escuchar. Así, en este juego especular de traidores, el espacio de la guerra se relativiza y pierde ese matiz simplificador de triunfos y derrotas. La camaradería, la muerte, la traición y el peligro desdibujan el límite entre buenos y malos.

 

Los de abajo

(Mariano Azuela)

Demetrio Macías se incorpora a las filas revolucionarias, después de ser agredido, junto con su familia, por las tropas del gobierno. Participa en buen número de batallas, hasta incorporarse a las huestes villistas, lo que lo llevará al encuentro con su destino. (Es ésta la obra más representativa de la llamada novela de la revolución. El autor recuperó en ella experiencias personales, pues combatió con los villistas.)

 

Cruzada en jeans

(Thea Beckman)

Corre el año 1212 y millares de niños cristianos se encaminan a Tierra Santa, siguiendo el llamamiento de un muchacho visionario, para expulsar de Jerusalén a los sarracenos. Por un accidente imprevisto, Rudolf Hefting, un muchacho del siglo XX, cruza el túnel del tiempo y se une a la cruzada infantil. Rudolf contempla con ojos atónitos el mundo medieval y las virtudes y defectos del espíritu caballeresco. Comparte las penalidades de los jóvenes cruzados y, con sus conocimientos de hombre del siglo XX, los ayuda a sortear mil peligros y a librarse de las asechanzas de quienes intentan abusar de su buena fe.

 

La cabaña del tío Tom

(Harriet Beecher Stowe)

Tom es un esclavo negro propiedad de Mr. Shelby (colono de Kentucky), así como su esposa, Cletilde, la cocinera de la casa, con quien tiene tres hijos pequeños. Es cristiano, gran trabajador y muy honrado. La vida transcurre apaciblemente hasta que un traficante de esclavos llega a cobrar una deuda al señor Shelby. Éste la cubre cediéndole a Tom, que se ve separado así de su familia. Inicia de esta manera una travesía en que el esclavo pertenece sucesivamente a varios amos, siendo víctima de la cruel explotación a que se somete a los negros durante esa época esclavista en los Estados Unidos.

 

Cielos de la tierra

(Carmen Boullosa)

En esta novela encontramos la historia de tres personajes: Lear, que vive en el futuro en un lugar etéreo llamado L'Atlàntide, donde está prohibida la conversación, por ser fuente de problemas; Estela, que vive en la década de los noventa del siglo XX en México, y Hernando, un indio bautizado que vivía en la Nueva España y quien nos describe la vida de principios de la Colonia. Así pues, este libro nos combina, en forma muy interesante, la ciencia ficción con la realidad actual y la historia. Estela refleja la angustia ante la violencia que sienten quienes viven hoy en día en la Ciudad de México; Hernando cuenta las cosas desde su punto de vista: el de un indio que vio aplastada su civilización. En contraste con los dos personajes anteriores, Lear describe; por ejemplo, los muros de aire o la inmortalidad.

 

El fabricante de lluvia

(William Camus)

Camus nos cuenta la entretenidísima historia de Pete, un muchacho de 11 años que vive en San Luis, Estados Unidos, a comienzos del siglo XIX. Al quedar huérfano busca diferentes trabajos, pero siempre es estafado por sus patrones, hasta que encuentra al fabricante de lluvia. Pete no está seguro de si el fabricante de lluvia es un mago, un curandero o un charlatán, ni tampoco está cierto de su honradez, pues, aunque es hijo de un estafador, el chico es honesto por naturaleza. De lo que no duda es de la habilidad de este hombre para salir adelante en todo trance. Así viajan por todo el país, atraviesan desiertos, montañas, ciudades, ríos y praderas y conocen gente de todo tipo: apostadores, indios, bandidos, jugadores profesionales, predicadores y asesinos.

 

El Gran Miedo

(William Camus)

“Ésta es la historia de mi pueblo. Mujeres, niños y ancianos caían bajo las balas de los Guerreras-Azules. ¡A nadie perdonaban! Sus promesas eran vanas y sólo entonces supimos que los rostros pálidos habían decidido aniquilarnos. El Gran Miedo nos ha unido y todas las tribus lucharemos contra Custer”.

 

El misterio Velázquez

(Eliacer Cansino Macías)

He aquí las confesiones de Nicolás Pertusato, un muchacho a quien el destino obligó a participar en unos sucesos extraordinarios y que ahora está dispuesto a contarnos. Nosotros lo conocemos porque aparece retratado en el cuadro de Velázquez titulado Las Meninas, pero tras de sí tiene una enigmática historia que aún nadie conoce.

 

Morir en Berlín

(Carlos Cerda)

Esta novela nos cuenta la vida de varios exiliados chilenos en la desaparecida República Democrática Alemana. Todos ellos forman una gran familia, donde no hay secretos y cada uno está enterado de la vida de los otros. Pero además, estos chilenos viven bajo un régimen comunista, que aunque era el deseado por ellos, cuando les toca vivirlo con todo el esplendor de su burocracia ya no los hace tan felices. Están organizados de manera que una oficina se hace cargo de sus necesidades, de sus pensamientos y de sus vidas. Un hombre, por ejemplo, no puede dejar a su mujer sin el permiso de La Oficina y una mujer abandonada tampoco puede decidir qué hacer con su vida sin autorización. Es por eso que Mario y Lorena, los protagonistas, además de la ruptura que sufren en su relación, tienen que llevar a cuestas todo el peso del sistema. Mario le debe explicar a Don Carlos (senador y funcionario de La Oficina) su situación, y Lorena tiene también que cuidar su conducta para poder irse a México a rehacer su vida.

 

Jeromín

(P. Luis Coloma)

Es ésta la biografía novelada del héroe español Don Juan de Austria. Jeromín es un labradorcillo que pasa por hijo de una buena campesina viuda, ignorante de ser hijo bastardo del rey Carlos V. Pero un día llega a su pueblo un carruaje real con órdenes de recogerlo, y así el niño es entregado al cuidado de Doña Magdalena de Ulloa, esposa de Don Luis Quijada, el fiel mayordomo del rey. La virtuosa mujer cría y educa al niño como si fuera su propio hijo, siempre intrigada por su origen; su esposo Don Luis se limita a decirle que es hijo de un amigo suyo. Pasado el tiempo, fatigado, Carlos V se recluye en un monasterio, a donde lo siguen Don Luis y su familia; en su lecho de muerte, el rey conoce a su hijo, pero no le dice la verdad. Sin embargo, el secreto a voces se comenta en Flandes y empieza a correr por España.

 

El corazón de las tinieblas

(Joseph Conrad)

La acción de esta obra se desarrolla en el Congo. El viejo marinero Marlow decide hacer realidad un sueño de infancia: navegar por un río en medio de la selva. Después de ciertos contratiempos y gracias a algunas recomendaciones familiares, es nombrado capitán de un barco que, con motivo del tráfico de marfil, debe recorrer el corazón de la jungla. Su misión es encontrar al agente Kurtz, jefe de una estación río arriba, y preparar su regreso a la Estación Central de la compañía. A partir de la primera mención a Kurtz y hasta su encuentro, la narración de Marlow se vuelve cada vez más angustiosa y obsesiva, revelando el verdadero sentido de la obra: el enfrentamiento de Marlow, un hombre civilizado, ante un ser de extraordinarias cualidades sumido en la locura, producto de su estancia en la selva.

 

El último mohicano

(Fenimore Cooper)

La acción transcurre en la época de la última guerra entre Francia e Inglaterra, en Estados Unidos. El comandante Munro, amenazado por el avance de los franceses, pide refuerzos. Se le envían 1,500 hombres, con los que parten, para alcanzar a su padre, las dos hijas de Munro, Alicia y Cora. Un guía indio, Magua, las conduce, acompañados de otros hombres, por un atajo. Pero Magua, jefe de los hurones, busca vengarse de Munro y lleva la expedición a los bosques donde están al acecho sus indios, aliados de los franceses. Sin embargo, los ingleses son salvados por el encuentro con el cazador Ojo-de-Halcón y sus dos amigos pieles rojas, uno de los cuales, Unkas, es el último de los mohicanos, acérrimos enemigos de los hurones. Las jovencitas y sus acompañantes logran alcanzar el fuerte de Munro, pero las acechanzas de los hurones no terminan.

 

Aprendiz de comadrona

(K. Cushman)

A principios del siglo XIV, en una aldea de Inglaterra, una muchacha comienza a abrirse camino entre la miseria, ayudando a la gente a nacer.

 

La catedral de la memoria

(Jack Dann)

Esta novela pretende ser la historia secreta de Leonardo da Vinci. Comienza la historia con la juventud de Leonardo, cuando está perdidamente enamorado de una bella joven florentina llamada Ginevra. El maestro trabaja como aprendiz en el taller del, también famoso, Verrocchio. Desde el principio aparecen personajes muy interesantes, como Botticelli, Maquiavelo, Toscanelli, Américo Vespucio, Cristóbal Colón, el poderoso Lorenzo de Médicis y muchas otras figuras famosas de la época. También casi desde el inicio, Dann nos muestra el concepto que Toscanelli enseñó a Leonardo: la catedral de la memoria, que es un edificio construido en la mente donde se guardan, de manera muy fidedigna, todos los recuerdos y todo lo que una persona aprende a lo largo de su vida. De acuerdo con esta historia, eran mucho más importantes para Leonardo sus inventos que sus pinturas. Aprovechando lagunas históricas, Dann maneja la teoría de que Leonardo viajó a Medio Oriente para implementar varios de sus inventos, que funcionaron como máquinas de guerra.

 

Historia de dos ciudades

(Charles Dickens)

Las dos ciudades son París, en la época de la Revolución Francesa, y Londres. El doctor Manette es llamado para curar a un joven campesino y a su hermana. Descubre que la muchacha fue violada y el joven herido por un marqués, y se ve encerrado en la Bastilla durante 18 años. Recupera la libertad, loco, y es conducido a Inglaterra, donde poco a poco vuelve en razón. Charles Darnay, sobrino del marqués, se enamora de Lucie, la hija del doctor Manette, y se casa con ella. Durante el Terror vuelve a París para salvar a un criado fiel, pero es detenido y condenado a muerte.

 

Noches blancas

(Fedor Dostoievski)

En Noches blancas hay, por lo menos, tres fantasmas: una ciudad, un hombre y una mujer. Cada uno de ellos guarda a su vez un sinfín de historias individuales que, en algún reino, ajeno a éste que habitamos, lograrán reunirse para ahuyentar la tragedia de los amores inconclusos. El encuentro –reunión ilusoria– tiene lugar a orillas del río Neva, flujo sanguíneo de una ciudad que se debate entre el abandono y la vitalidad. La mujer (Nástenka) se deja abordar no sin antes hacer una amenaza que más parece insinuación: "Voy a hablarle con franqueza: no se enamore de mí. No puede ser, se lo aseguro. Amistad, con mucho gusto; pero amor no, se lo ruego." Finalmente, el único amor posible para el vagabundo narrador de Noches blancas es la ciudad que habita.

 

El tulipán negro

(Alejandro Dumas)

Historia de un floricultor holandés del siglo XVII, dedicado a cultivar un tulipán muy especial. Sus logros provocan una feroz envidia en su único enemigo, quien aprovecha los conflictos políticos de la región para culparlo injustamente. El amor es su única esperanza y salvación.

 

Un español en el Oeste americano

(Juan José Espejo)

La obra trata de un español, que por una serie de circunstancias ha caído en las inmensidades del Oeste americano, y protagoniza una Aventura del Oeste. Es un homenaje a los héroes de la infancia, desde otro héroe cercano y reconocible. Es la aventura de la huida y el recorrido, la de los seres a la vez solitarios y generosos, con su cohorte de vaqueros, pioneros, emigrantes, misioneros y, cómo no, algún malvado.

 

Ronda de suspiros

(Juan Farías)

En los tiempos en que los barcos aún echaban humo y los más pobres se iluminaban con candil, en la Puebla del Viento todos andaban medio enamorados. San Benitiño...¡tendría que hacer algo!

 

Crónicas de Media Tarde

(Juan Farías)

Crónicas de Media Tarde nos cuenta tres historias que son una sola y, a la vez, son más de tres. Años difíciles, la primera novela, se desarrolla en un pequeño pueblo español, Media Tarde, durante los años de la guerra civil. Se trata de una historia triste, que comienza con la llegada de la guerra. El protagonista es un niño, Juan de Luna, quien según nos cuenta el relato, ahora es adulto. Media Tarde es un pueblo pequeño al cual la guerra no llega sino de manera silenciosa: divide las aguas entre quienes se adhieren a los vencedores (Don Pablo, futuro alcalde), a los vencidos (don Jacobo, el maestro) y a los desertores. Entre éstos estará el padre de Juan de Luna, quien será fusilado al ser descubierto en el monte. El barco de los peregrinos, la segunda novela, tiene como escenario una embarcación pesquera, y se sitúa en los años posteriores a la guerra. El protagonista es también un niño, pero en este caso se trata del propio narrador. Las situaciones y el punto de observación son característicos de la infancia; sin embargo, quien cuenta la historia es un adulto que recuerda: "Una vez, hace muchos años, cuando aún era bajito, me escapé de casa". Buscaba vivir aventuras marineras. Como el Quijote, el protagonista desea emular las aventuras que ha leído en Stevenson, London, Twain, pero descubre que los marineros de aquel barco "sólo querían hacer algún dinero, volver a casa, tierra adentro, comprarse una vaca y esperar a que pariese para así tener dos". Nada es igual a las historias que ha leído: ni el capitán, ni las tormentas, ni su amigo Macario, un marinero melancólico que sueña con volver a Media Tarde y reencontrarse con Gertrudis, su novia. En la última novela, El guardián del silencio, Farías vuelve a Media Tarde en un tiempo impreciso pero cercano al actual. El juego de voces es más complejo. Hay una primera parte en la que se cuenta la fundación de Media Tarde. El relato nos recuerda los cuentos tradicionales sobre el origen de las cosas, aunque en tono realista. Quien cuenta es un narrador omnisciente que advierte, sin embargo, que la historia la refería el viejo Justo, un personaje de Años difíciles. El viejo Justo es el único habitante que queda en Media Tarde. Marcial, un médico joven quien atiende en un pueblo vecino pero sin encajar en la sociedad aldeana, llega a Media Tarde por casualidad. Encuentra a Justo, quien le refiere lo ocurrido en el pueblo durante y después de la guerra: la migración de sus habitantes.

 

La puerta del sol

(Fernando Fernán-Gómez)

Esta novela se trata de una mujer española, joven y pobre. Mariana trabajaba como doncella de una señorita en la España de principios de siglo. La conocemos viviendo en Olivares, cerca de Madrid. Es Mariana una joven inocente, que aunque viene de familia pobre tiene muchos deseos de mejorar. Conoce a Ramón Gómez, quien trabaja de traspunte en un teatro, donde se hacen obras de magia, y de inmediato se enamora de él. Durante su noviazgo, Ramón la lleva a conocer a muchos obreros y gente liberal: socialistas, anarquistas, comunistas, en fin. Aunque no alcanza a comprender todo lo que vive ni todo de lo que se habla, Mariana se convence también. De acuerdo con su ideología, ambos comienzan a vivir juntos. Por intermedio de una condesa rica y católica, consiguen trabajar una portería en un edificio cercano a la Puerta del Sol en Madrid, además de un trabajo fijo en un teatro para Ramón. Sin embargo, a fin de lograr todo eso tienen que casarse y seguir con todos esos convencionalismos en los que ninguno de los dos cree.

 

El niño que pagaba el pato

(Sid Fleischman)

El autor de esta novela parte del hecho histórico de que en algunas antiguas cortes europeas existía un niño de los azotes, el cual –como lo indica su tétrico nombre—recibía los castigos que no le podían dar al príncipe, dada su condición real. Jemmy, el niño de los azotes de esta novela, tiene que huir con el caprichoso príncipe y con esto ver truncada su idea de escapar de su maligno destino. Por supuesto, el heredero al trono se lleva al muchacho para tener un sirviente y Jemmy llora su amarga suerte. ¿Cómo librarse de este pesado príncipe por el que ha recibido tantos azotes?

 

Los pilares de la tierra

(Ken Follett)

La trama se desarrolla en Inglaterra en siglo XII. El protagonista es un muchacho del pueblo, albañil, cuyo sueño es construir catedrales, pero en aquella época las catedrales tardaban toda una vida en hacerse. Su historia se va entrelazando con la de otros personajes, como su esposa y su hijo, los monjes que encargan la construcción de la catedral, el señor feudal y muchos otros. El autor describe con mucho colorido la vida diaria del pueblo: qué comían, cómo se vestían, qué pensaban, qué relación tenían con el señor feudal, por lo que el lector se siente trasladado a esa época, donde entra en contacto con todo tipo de personajes.

 

¡Que bailen los esclavos!

(Paula Fox)

El joven Jessia es raptado y obligado a embarcar en un barco negrero. Durante la travesía asiste sobrecogido al inhumano trato que reciben los esclavos. Él mismo es forzado a realizar las tareas más bajas. Tras un naufragio sólo sobreviven Jessia y un chico negro, que aunque hablan idiomas diferentes consiguen alcanzar una decisiva amistad.

 

Diario

(Ana Frank)

Ana era hija de unos comerciantes judíos alemanes que, cuando las primeras persecuciones nazis, habían creído hallar en Holanda la salvación definitiva. Pero los Países Bajos fueron invadidos por las tropas de Hitler y los Frank se escondieron, junto con otras personas, en un pabellón detrás del patio de una casa. Allí, Ana describió en su diario su propia existencia y el destino de los otros. Desde julio de 1942 –cuando tenía trece años– hasta agosto de 1944 duró el refugio subterráneo. Finalmente la policía llegó, los apresó a todos y los envió a campos de concentración. Entre viejos libros, revistas y periódicos regados por el suelo, se encontró después en el pabellón el diario de Ana. El único sobreviviente de la familia fue el señor Frank.

 

Tomóchic

(Heriberto Frías)

La obra está basada en la gran matanza que las tropas porfiristas perpetraron contra una comunidad indígena en la Sierra de Chihuahua, a consecuencia de las predicaciones de Teresita Urrea, la Santa de Cabora, que exaltó a los indios en pro de un mundo mejor. (El propio autor tomó parte en estos sucesos, como teniente. Publicada la obra de manera seriada en un periódico opositor al régimen de Díaz –pues el autor, a pesar de su estatus militar, simpatizaba con la causa indígena–, Frías fue dado de baja en el Ejército.)

Finis Mundi

(Laura Gallego García)

Esta novela nos relata una aventura al borde del primer milenio. Michel, un joven monje copista de la orden cluniacense, descubre en su monasterio, poco antes de que éste sea arrasado por los invasores húngaros, un manuscrito donde se describe el fin de la humanidad: el apocalipsis anteriormente anunciado por san Juan desde la isla de Patmos. La única manera de evitarlo es invocar el espíritu del tiempo. Para ello, habrá que localizar tres amuletos situados en lugares muy distantes de la geografía europea del medioevo: Aquisgrán, capital del imperio de Carlomagno; Finisterre, en el noroeste de España, al final del Camino de Santiago, y Britania, muy cerca del monumento megalítico de los celtas Stonehenge. Dos personajes acompañarán al monje en su periplo: Mattis, un juglar, y Lucía, una joven aspirante a ejercer esa misma profesión.

 

La leyenda del rey errante

(Laura Gallego García)

Este relato tiene el don de conjugar el hálito maravilloso de las antiguas narraciones árabes y la condición contemporánea de una trama psicológica bien urdida. Walid, el príncipe heredero del reino de Kinda, desea ardientemente participar en un certamen poético que se realiza cada año en un reino vecino, pero su padre, quien no desea que su hijo haga el ridículo en dicha competencia, le propone realizar una suerte de juegos florales del reino para verificar primero la calidad de sus dotes como creador. Durante tres años consecutivos, el príncipe es vencido por las casidas de Hammad, un tejedor de alfombras, humilde y analfabeto, pero tocado por el don de la poesía. El rencor y la envidia transforman al otrora encantador Walid en un individuo retorcido y con sed de venganza. Pero ése es sólo el inicio de la historia.

 

Ulisses, el corb

(Antoni García Llorca)

El cuervo Ulises apodado El Murri en compañía de otros jóvenes cuervos, emprenden un viaje desde Ítaca hasta Troya. En la antigua ciudad de Troya esperan encontrar los tesoros y las fabulosas riquezas que todavía se esconden allí.

 

La hojarasca

(Gabriel García Márquez)

El médico de un pueblo se suicida, y sólo asisten a su velorio un niño, su mamá y su abuelo. Cada uno de ellos recuerda momentos de la vida del ahora difunto, mientras observan el cadáver. Los habitantes del pueblo se encontraban molestos con el doctor, ya que tras la masacre perpetrada por las compañías bananeras, y en el afán de evitarse problemas, éste no quiso atender a los heridos. Ahora que se ha suicidado, el pueblo se opone a que el médico reciba la debida sepultura.

 

Los cipreses creen en Dios

(José María Gironella)

Los Alvear son una familia española como muchas: la madre, una buena mujer y profundamente católica; el padre, telegrafista, una persona ilustrada, religioso más a causa de la esposa que por convicción, y los tres hijos, buenos muchachos y bien educados. El protagonista principal, Ignacio, es un muchacho sano, con las aficiones y enredos propios de su adolescencia. En aquellos años de antes de la guerra, todos los españoles poseían una conciencia política; había muchas ideas que estaban revolucionando al país. Una parte de la sociedad rechazaba a la Iglesia, otros eran fanáticos. Así es que a lo largo del relato iremos conociendo las diferentes ideas políticas de entonces. Había muchas agrupaciones, tanto de izquierda como de derecha, que aunque a veces tenían pocas diferencias ideológicas, jamás se ponían de acuerdo. Todos los ciudadanos tenían una etiqueta política distinta, de ahí la desunión que llevó a la guerra y a la posterior derrota. La principal congoja de la familia Alvear es causada por los rojos –opositores al gobierno de Franco–, en tanto que los dos hijos se enamoran de chicas falangistas (franquistas).

 

La maldición del arquero

(Joan Manuel Gisbert Ponsolé)

Estás ante una singular y prodigiosa historia. Una temible maldición de sangre cae sobre Arno, el joven arquero, que se dirige en un arriesgado viaje al castillo real de Turania. Sin proponérselo se verá mezclado con un rey asesinado y un sombrío hechicero.

 

Mi amiga Ana Frank

(Alison Leslie Gold)

Tras la muerte de Ana Frank, su recuerdo no desapareció con ella: nos quedó su emblemático diario. Y en él menciona a su amiga Hanneli, quien también la ha sobrevivido para contar su historia. Hanneli es el nombre en clave de Hanna Elisabeth Pick-Goslar, que hoy vive rodeada de hijos y nietos, y tiene algo que contar, una historia verídica que no podía quedar en el olvido. Porque ella vivió una vida paralela a la de Ana Frank, y se cruzaron en sus dos momentos más importantes: la infancia feliz en una Alemania todavía libre, y la niñez torturada en el campo de concentración de Bergen-Belsen, donde se encontraron por última vez. Hannelli relata los sueños y planes que construían juntas ella y Ana antes de la guerra. Recuerda los cumpleaños y días de escuela que compartieron en su infancia, truncada por la persecución nazi. Todo termina con el efímero encuentro que tuvieron en un campo de concentración. Si Ana ya tenía asegurada la posteridad, gracias a su diario, Mi amiga Ana Frank recuerda la verdadera historia de los niños judíos que, como Hanna Elisabeth, sufrieron y tuvieron esperanza en la terrible Alemania nazi.

 

El último judío

(Noah Gordon)

Esta novela nos cuenta la historia del último judío que quedó en España cuando los reyes Católicos los expulsaron. Por terribles circunstancias, el joven Yonah no puede salir del país a tiempo y, al quedarse, debe fingir que es cristiano. Nunca abraza la religión que le quieren imponer, no tanto por sus creencias —al paso del tiempo llega a olvidar lo que sus padres le habían enseñado y no puede seguir con los ritos judíos—, sino porque quiere aferrarse a la herencia de sus antepasados; siente que si se hace cristiano traicionará a toda su familia. Tiene que huir de Toledo, ciudad en donde es conocido, para escapar de la Inquisición, y viaja por toda España cambiando de identidad y haciendo de todo. Nuestro héroe se dedica a la forja de armas en una época de su vida, también trabaja como pastor, marino y peón en otras, para finalmente ser médico en la más importante y feliz. Yonah aprende a no odiar a sus enemigos, así que termina ayudando a todos aquellos que le habían causado daño.

 

La madre

(Máximo Gorki)

La protagonista es la vieja Pelagia Blasov, que ha pasado toda su existencia en la miseria, sufriendo en silencio, convencida de que nunca podrá salir de su situación desgraciada. Su marido, un obrero que se emborracha con frecuencia, la golpea y la trata sin miramiento alguno. Pelagia tiene un hijo, Pablo, joven obrero inteligente, deseoso de saber y devoto de la causa revolucionaria. Después de la muerte del padre, Pablo comienza a llevar a casa propaganda prohibida por el régimen zarista y a recibir la visita de amigos que también defienden las nuevas ideas. Pelagia, aunque al principio no comprende nada de sus discursos, va interesándose poco a poco y siente nacer en ella los conceptos revolucionarios. Debe entonces enfrentar las consecuencias.

 

Nuestro hombre en La Habana

(Graham Greene)

Wormold, un hombre sin fe y sin ilusiones, vendedor de aspiradoras convertido a pesar suyo en agente secreto, se ve arrastrado a la acción y provoca una serie de sucesos, lógicos dentro de un sistema básicamente absurdo, que desembocan en un final desconcertante. Los últimos coletazos de la dictadura agonizante de Batista (redadas, toques de queda, interrogatorios y torturas) constituyen el trasfondo del relato, permeado por el humor y la ironía pero tensado por la descripción de una sociedad convulsionada por la guerra civil y abocada a la tragedia.

 

Los doce trabajos de Hércules

(Christian Grenier)

Para expiar sus crímenes, Hércules es condenado a llevar a cabo doce trabajos forzados: matar al león de Nemea y a la hidra de Lerna, hacerse con el cinturón de la reina de las Amazonas, e incluso amaestrar a Cerbero, el perro guardián de los Infiernos... La alianza de fuerza, astucia y temeridad hacen de Hércules uno de los más célebres personajes mitológicos.

 

La letra escarlata

(Nathaniel Hawthorne)

En Boston, en el momento en que el puritanismo se atiene todavía a la aplicación intransigente de los más rígidos principios, el joven pastor Arturo Dimmesdale suscita con sus palabras y el ejemplo de su vida ascética, el entusiasmo de los fieles. Nadie sospecha que aquel rígido puritano está enamorado de la joven y bella bordadora Ester Prynne, esposa de un médico y fascinada por el ministro, como todos sus feligreses. Dimmesdale, que ha sabido ocultar sus relaciones pecaminosas, viaja brevemente a Inglaterra; entonces es cuando se descubre la culpa de la joven.

 

Adiós a las armas

(Ernest Hemingway)

Esta obra ha sido llamada “novela de guerra”, pues los hechos están desarrollados durante el conflicto bélico, y se presentan los horrores, la muerte, la violencia. En torno a esto se desarrolla la historia de amor entre un teniente estadounidense y una enfermera inglesa, sentimiento que prevalece sobre la violencia del combate.

 

Por quién doblan las campanas

(Ernest Hemingway)

Como testigo directo de la Guerra Civil Española, Hemingway conoció a fondo sus pormenores, recreados con gran acierto en esta novela. Su protagonista, Robert Jordan, es un escritor estadounidense que combate al lado de los republicanos y a quien se le asigna la misión de hacer volar un puente para facilitar el avance de las tropas. El cumplimiento de esta misión lo lleva a relacionarse con diversos personajes, los cuales simbolizan sentimientos de diferente índole; pero siempre predomina, por encima de traiciones o bajezas, la búsqueda del ideal común: solidaridad y justicia.

 

Siddharta

(Herman Hesse)

Siddharta era hijo de un brahmán y amigo de Govinda, otro niño cuyo padre también era un brahmán. Desde su niñez, Siddharta se sintió inclinado a buscar la verdad última, el Dharma. Un día decidió dejarlo todo para irse con los samanas, sacerdotes que vivían sumidos en la oración; lo acompañó su amigo Govinda. Cuando los jóvenes encontraron a los samanas, permanecieron con ellos un tiempo; sin embargo, Siddharta no halló ahí lo que buscaba, por lo que optó por continuar su camino, en busca siempre del Dharma.

 

Bug-Jargal

(Víctor Hugo)

Bug-Jargal se sitúa en la tradición antiesclavista del siglo XVIII. La obra no sólo ensalza la rebelión del esclavo negro, que le permite conquistar su dignidad, sino también reivindica el derecho de los negros a ser considerados como hombres. Bug-Jargal: su nombre áspero fue fabricado por Hugo con base en las consonantes guturales que se encuentran justamente en la palabra negro, para evocar, más que un nombre humano, un grito de guerra o el rugido iracundo de una fiera. Bug-Jargal se asemeja así a los negros crueles de la literatura, quienes encarnan la bestialidad, la necedad y el corto entendimiento. El negro se convierte en héroe por su fidelidad al blanco, que lo conduce a la autoinmolación en aras de su benefactor. Aunque Bug-Jargal tenga razón, su rebeldía precisa de una expiación, y la moraleja final es una didáctica de la resignación.

 

Nuestra Señora de París

(Víctor Hugo)

Una gitana, Esmeralda, ama al apuesto capitán Phebus de Chateapers. A su vez, ella es amada por el arcediano de la catedral de Nuestra Señora, Claudio Frollo, y por un grotesco jorobado, Cuasimodo, el campanero del templo. Éste le es absolutamente fiel al arcediano, y por órdenes suyas rapta a la gitana. Pero la joven es rescatada por el capitán. Frollo los espía, apuñala traidoramente al enamorado y hace detener a Esmeralda acusada de asesinato.

 

Rosa Blanca

(Roberto Innocenti)

Rosa Blanca es el nombre de una niña alemana que vive en una pequeña aldea durante el nazismo en el poder. Su vida cotidiana comienza a alterarse con la presencia de tropas y vehículos militares que pasan por su pueblo. ¿Hacia dónde van esos camiones y qué transportan?, se pregunta la niña. Su curiosidad la lleva a seguir a uno de ellos. Y en un claro del bosque vecino a la aldea, Rosa Blanca descubre el horror: un campo de concentración. Rosa Blanca entabla relación con un niño prisionero y, a partir de ese momento, la niña visitará varias veces más el campo llevando comida y aliento a los que sufren el encierro. Al cabo de un tiempo, un revuelo en el pueblo sorprende a Rosa Blanca: las autoridades y los soldados se retiran en desbandada. Rosa decide visitar una vez más el campo de concentración pero cuando llega no encuentra a nadie. El lugar está abandonado. La niña no regresa esta vez al pueblo. El crimen de la guerra, absurdo e injusto, se ha cobrado una víctima más. (El artista italiano Roberto Innocenti se inspiró, para el estremecedor libro de Rosa Blanca, en la historia de Sophie Scholl, una joven de veintidós años, estudiante universitaria de Medicina que, en plena guerra [en 1943], en la ciudad de Munich, arrojó volantes contra el conflicto bélico en el propio patio de la universidad exigiendo de inmediato la paz. Sophie Scholl pertenecía a un grupo de jóvenes alemanes que había decidido luchar pacíficamente contra el régimen nazi. "La Rosa Blanca" se llamaba el grupo, y la libertad de las ideas era el arma que empuñaban. Su destino fue trágico: Sophie Scholl, su hermano Hans y otros tres compañeros fueron capturados por la Gestapo y condenados a muerte).

 

La Tierra del Fuego

(Sylvia Iparraguirre)

Esta novela histórica nos cuenta la vida de John Guevara, hijo de un inglés y una criolla, quien había sido marino en el barco que llevó a unos indios de la Tierra del Fuego a Inglaterra para educarlos. Así conoce a Jemmy Button, que después de estar en contacto con la civilización por un año, vuelve a su antiguo sistema de vida al regresar a su país, lo cual no deja de ser lógico para sobrevivir en esa tierra.

 

Príncipes de Maine. Reyes de Nueva Inglaterra

(John Irving)

Un médico, el doctor Larch, quien también es director de un orfanatorio, se dedica a traer niños al mundo, pero también practica abortos. Lo ayudan dos enfermeras que lo comprenden a fondo. Hay en el orfanato un niño (Homer) que ya es inadoptable; debido a experiencias traumáticas en adopciones anteriores; además, ya es bastante grandecito. El pequeño crece en la institución y, al hacerse mayor, no sólo ayuda a cuidar a sus compañeros, sino que aprende del director todo lo necesario para recibir un bebé, pero también para evitar su nacimiento. El doctor Larch es muy cuidadoso: solamente practica abortos a las mujeres que están al principio de la gestación. Cuando Homer puede decidir, escoge no hacer los abortos; pero en el transcurso de su vida se encuentra con situaciones que pueden hacer tambalear su razonamiento. Cuando Homer se va del orfanatorio vive una serie de aventuras muy entretenidas en Nueva Inglaterra.

 

Otra vuelta de tuerca

(Henry James)

Es ésta una historia de fantasmas con un solo punto de vista, el de la institutriz inglesa que intenta liberar a dos niños de la influencia corruptora de dos seres de ultratumba. O quizá sea la historia –vuelta de tuerca definitiva– de una institutriz que termina corrompiendo a dos niños con el producto de sus propias alucinaciones. Una nueva vuelta de tuerca: las víctimas de las influencias maléficas son dos niños.

 

Un saco de canicas

(Joseph Joffo)

Joseph es el quinto hijo de una familia judía que vive en París. Debido a la persecución de los alemanes, su hermano de 12 años y él, de 10, deben dejar a sus padres para unirse a sus hermanos mayores en la zona libre de Francia. Después de un trayecto muy movido llegan a su destino y, pese a su corta edad, se ponen a trabajar con bastante éxito. Un día cuando regresa del trabajo, Joseph se entera de que sus padres han sido detenidos por la Gestapo. Uno de sus hermanos mayores los libera y se reúnen todos, pero sólo por un breve tiempo, pues de nuevo se ven obligados a separarse. Los pequeños son enviados a un campamento, donde no se escapan de ser arrestados. Sin embargo, ayudados por un cura, son liberados poco después. La familia se logra reunir, pero el conflicto continúa. (Ésta es una obra autobiográfica donde el autor nos cuenta parte de su infancia y las aventuras que le sucedieron durante la Segunda Guerra Mundial).

 

Cuando Hitler robó el conejo rosa

(Judith Kerr)

Una familia de origen judío huye de la Alemania nazi temiendo por su vida. Atrás dejarán muchas cosas, particularmente Anna, la niña de la familia, quien se verá obligada por las circunstancias a madurar de golpe. Para la protagonista de este relato autobiográfico, aquel conejito rosa con el que jugaba y que quedó abandonado en su casa de Berlín, siempre simbolizará la infancia bruscamente perdida.

 

La Biblia envenenada

(Bárbara Kingsolver)

Un pastor protestante con su esposa y sus cuatro hijas se va de misionero desde su natal Georgia, en Estados Unidos, al Congo Belga en 1959, a fines de la época colonial, cuando comenzaban a surgir los grupos independistas. La reseña de la hazaña nos llega a través de las protagonistas; Orleanna, la esposa, y cada una de las cuatro hijas nos van contando la historia de la familia desde su propio punto de vista. Nathan, el padre, es un hombre de fe inquebrantable pero demasiado riguroso; toda su vida gira alrededor de una religión que es exigente e impersonal, una religión tan dura como imposible de transmitir un mensaje de amor a los habitantes de la aldea, pobres y acostumbrados a sus dioses, creencias y tradiciones. Ni siquiera su familia recibe este mensaje; solamente Leah, una de sus hijas le tiene más cariño que temor.

 

La ciudad de la alegría

(Dominique Lapierre)

La ciudad de la alegría es una novela que nos narra la vida de los barrios pobres de la ciudad de Calcuta (India), en los años sesenta. El argumento entremezcla las historias de un hindú que tira de un carrito llamado rickshaw, un sacerdote francés, un médico de Miami y, por supuesto, las vidas de todas las personas que viven alrededor de ellos. Una tras otra, las calamidades asuelan a los más pobres y, sin embargo, ellos siempre son solidarios con el que es más pobre que ellos.

 

El regalo de Centla

(Carlos Laredo Verdejo)

El autor nos presenta a una Malinche muy inteligente, que en sólo quince días comprendía ya el español y que contribuyó definitivamente al éxito del conquistador, pues no sólo facilitó las relaciones entre los dos pueblos, sino que arreglaba posibles malentendidos agregando cosas de su cosecha o de plano haciendo cambios al traducir lo que Cortés decía. No se culpa por nada, aunque la hayan llamado traidora; después de todo era una mujer a merced de los hombres: sólo tenía quince años y buscaba la oportunidad de sobrevivir. Así es que cuando la regalan a los conquistadores, está dispuesta a sacar el mayor provecho de ello y a que tomen en cuenta su rango de cacica. Pero además se enamora, por lo que no le es difícil renunciar a todo con tal de estar cerca de Cortés.

 

La mirada de la noche

(José María Latorre)

La mirada de la noche tiene pasajes que, si no ponen los pelos de punta, casi lo logran: vampiros, muertos-vivientes. La trama se desarrolla en Inglaterra, aparentemente a fines del siglo XIX o principios del XX. Luego, de manera súbita, el autor nos ubica en el decenio de 1990, o en los inicios del actual milenio. Hay una proliferación de asesinatos horrendos en pequeños pueblos británicos que se suceden sin mayor resonancia; los adolescentes víctimas del vampiro ponen en grave riesgo sus vidas.

 

El pájaro amarillo (Alan y Nohemí)

(Myron Levoy)

Esta novela transcurre en Nueva York en 1944, casi a finales de la Segunda Guerra Mundial. Alan Silverman, su protagonista, es un desesperado por el palobol, y no está dispuesto a hacer nada más que eso. Sin embargo, después de haber tenido una larga charla con sus padres, se propone ayudar a Noemí. Ella era una chica  que según el comentario de la gente estaba loca: no hablaba y se la pasaba rompiendo papeles. Había pasado la mayor parte de su vida en Europa, donde perdió a su padre. Finalmente Alan consigue  comunicarse con ella por medio de una muñeca, para que olvide su pasado y viva en el presente. Luego de un largo progreso,  Noemí se convierte en una buena amiga para Alan. Pero por vergüenza, él oculta su amistad con ella y por eso se pelea con su mejor amigo, Shaun Kelly. Ésta es una historia muy trágica, donde un chico de más o menos 11 años se las arregla para dejarlo todo y conseguir que Noemí viva feliz.

 

Colmillo Blanco

(Jack London)

Desde su nacimiento, el pequeño lobezno posee una gran fortaleza y energía, que le permiten afrontar duras dificultades. Cuando su madre y él son recogidos por los indios, un hombre llamado Nutria Gris lo nombra Colmillo Blanco. Después, el lobo es vendido a un cara pálida, quien lo utiliza para enfrentarlo en peleas contra perros. Colmillo Blanco comprende entonces que la ley prevaleciente es la del más fuerte: enfrentarse o morir.

 

El llamado de la selva

(Jack London)

En las tibias tierras del sur, el perro Buck, nacido del cruce de un San Bernardo con una perra escocesa de pastor, vive como dueño indiscutible de la casa y la granja del juez Miller. Pero cuando se descubren los yacimientos de oro en Alaska, Buck es productivamente vendido y enviado al norte. Sin ser ya acariciado ni respetado, en un país salvaje y hostil, se ve obligado a doblegarse a la ley primitiva del bastón y el látigo, a soportar los arreos y a tirar del trineo postal del gobierno canadiense. Su vida se hace aún más triste cuando pasa, con su jauría, al servicio de tres buscadores de oro. Tras un accidente, el perro es salvado por Thorton, y surge en él un sentimiento de adoración hacia su nuevo amo. Pero, al mismo tiempo, siente renacer en sí, cada vez más fuerte, el instinto atávico que lo impulsa a correr a la selva, a aproximarse al lobo, su hermano salvaje.

 

El mexicano

(Jack London)

Un muchacho, Felipe Rivera, misteriosamente llena de dinero a una junta de Los ángeles para ayudar a la lucha revolucionaria de México, especialmente a la rebelión magonista de Baja California. Se revela que el joven ha ganado al menos una parte de ese dinero como luchador, y en la última parte de la historia se relata su encuentro con uno de los luchadores más famosos de la época. En el combate, de 18 rounds, el árbitro, manifestando prejuicios hacia los mexicanos, hace lo que puede para que Felipe pierda. (El autor, nativo de San Francisco y de ideas socialistas, se identificó con la Revolución Mexicana y apoyó la rebelión magonista que en enero de 1911 tomó las poblaciones de Tijuana y Mexicali.)

 

El misterio de la dama desaparecida

(Concha López Narváez)

Es el año 1635 y en el Palacio Real se celebran grandes fiestas por el nacimiento de la infanta María Antonia Dominica, hija de Don Felipe IV y Doña Isabel de Borbón. En una de estas fiestas, Don Alfonso de Mieras se encuentra una mujer maravillosa. La joven desaparece y Don Alfonso empieza a buscarla porque la ama profundamente; pero ¿quién es aquella mujer?, ¿dónde puede encontrarla? Si ni siquiera sabe su nombre.

 

¿Quién cuenta las estrellas?

(Lois Lowry)

Corren los años de la ocupación alemana en Dinamarca y Annemarie (la joven protagonista-narradora de esta novela) debe asumir riesgos para salvar la vida de Ellen Rosen, su mejor amiga, una niña judía. (La autora, Lowry, se inspiró en acontecimientos reales ocurridos en Dinamarca en el año 1943, los cuales le fueron relatados por una amiga que conoció esa dolorosa época. Después investigó sobre la resistencia danesa y el apoyo que brindaron los ciudadanos de ese país a los judíos para escapar del holocausto.)

 

Los últimos días de Pompeya

(Bulwer-Lytton)

La acción transcurre en Pompeya y culmina con la famosa erupción del Vesubio del año 79 d.C. El protagonista es Glauco, joven griego, rico, apuesto y generoso, al que se opone el egipcio Arbaces, aficionado a las ciencias ocultas y devorado por un orgullo ilimitado y por una insaciable lujuria. El primero es el amado de la bella Dione, también griega, dotada de toda virtud y gracia. El segundo, enamorado de la belleza de la joven, trata de impedir por todos los medios el amor de los dos. Pero se interpone Nidia, joven esclava ciega a quien Glauco liberó rescatándola de unos amos infames. (La novela fue escrita en las propias ruinas de Pompeya, durante las excavaciones, y muy pronto alcanzó tal popularidad que se le tradujo a varios idiomas.)

 

Los cañones de Durango

(Juan Madrid)

Salvador es un joven que marcha a México en busca de su padre, un idealista oficial de artillería que lucha junto a Pancho Villa, al mando del cañón más mortífero de los rebeldes. Con una vieja fotografía y una carta como toda presentación, inicia la búsqueda que se convierte en una sucesión de trepidantes aventuras. Esclavo de los apaches, obligado a luchar con los federales y peleando siempre por su supervivencia, se reunirá por fin con los villistas. Cuando se entera del peligro que corre su padre, no duda en infiltrarse en las líneas enemigas. Un encuentro como éste no será lo que esperaba: los meses de lucha lo han transformado. Ya no es el mismo joven que llegó.

 

La catedral

(César Mallorquí)

Corre el año de 1282. Telmo Yáñez es presentado ante la logia y, después de una evaluación de su trabajo, es aceptado como aprendiz. Se acaba de convertir en un hombre libre. Sus extraordinarias habilidades como tallista le deparan un destino completamente distinto al que esperaba. Es llamado por la Iglesia a cumplir una misión, cuyos verdaderos alcances lo estremecerán y le dejarán una marca para el resto de su vida.

 

La mansión Dax

(César Mallorquí)

Alejo Zarza tiene manos pequeñas, de niña, pero ágiles y fuertes manos de ratero. Sus andanzas por el Madrid del siglo XIX nos transportan a un mundo desconocido: la vida de los ladrones profesionales. Pero un día se cruza en su camino el enigmático Sebastián Dax y así descubrirá el terrible poder de la venganza, el amargo sabor de la traición.

 

El vengador del Rif

(Fernando Marías)

Un guionista recibe el encargo de escribir el argumento de una película que se llama El vengador del Rif. Esto lo lleva a conocer un manuscrito cuya historia se desarrolla en 1908. El Marruecos español de principios de siglo, la Semana Trágica de Barcelona, los terribles sucesos del Barranco del Lobo, son los escenarios en los que transcurre una aventura de ambición, honor y muerte tras la que acecha el amor.

 

El mensajero del rey

(Toti Martínez de Lezea)

El rey de Navarra, Sancho VII, el Fuerte, parte hacia Marruecos, en donde espera casarse con la hija del emir. Durante su ausencia, su primo Alfonso VIII de Castilla conquista la ciudad-fortaleza de Vitoria. El joven Otxoa Izurra, en posesión de un misterioso manuscrito hallado en la sierra de Leire, viaja a África en compañía del obispo de Pamplona para comunicar al rey la situación de la plaza sitiada. Un sicario inglés, llamado Tom Kilpeck, persigue al joven para arrebatarle los manuscritos.

 

La isla soñada

(Fernando Martínez Gil)

España. Siglo de las Luces. Juan, a través de las cartas de su hermano Diego desde Las Indias, cree en la existencia de un lejano paraíso en la Tierra... Pero Diego regresa padeciendo una extraña enfermedad. Juan emprenderá una larga travesía con el fin de desvelar el oscuro misterio que envuelve la vuelta de su hermano. La isla soñada nos muestra el fascinante mundo de los lejanos y legendarios parajes de los mares del sur y de las expediciones científicas de los grandes marinos del siglo XVIII.

 

La espada y la rosa

(Antonio Martínez Menchén)

¿Quién es el misterioso peregrino que, enfermo y extraviado, llegó aquella fría noche al monasterio? Gracias a él, el joven Moisés tendrá la oportunidad de conocer el mundo... y descubrirá un secreto que cambiará su vida. El dolor y la belleza, la poesía y la miseria se conjugan en La espada y la rosa para conseguir una apasionante novela de aventuras enmarcada en la Baja Edad Media.

 

Moby Dick

(Herman Melville)

Moby Dick es el eterno drama del hombre en lucha contra los elementos y la fuerza del mal, en este caso representados por la ballena blanca. En el imponente marco del océano, Achab, el capitán del barco ballenero, alza como una espada de dos filos su espíritu indomable y decide vencer o morir en la lucha que entabla contra el monstruo. Pero los dos rivales son demasiado poderosos, y no habrá un vencedor, como no sea el propio mar.

 

Las lágrimas del sol

(José María Merino)

(Novela que tiene como trasfondo la conquista de América). Un joven mestizo se ve envuelto en las guerras civiles de los españoles en ultramar, en este caso entre los partidarios de Pizarro y los de Almagro. Un viaje lo lleva sobre la pista de otros tesoros: la de los incas.

 

El amargo don de la belleza

(Terenci Moix)

El argumento de esta novela gira alrededor de un pintor cretense que vivió en Egipto hace 3,300 años y estaba enamorado de la reina Nefertiti. Terenci nos cuenta la historia del primer faraón inclinado hacia el monoteísmo y quien, para terminar con todos los demás dioses, cambió la capital de Tebas a la Ciudad del Sol. Cuando el faraón murió, entró en escena Tutankamón. El nuevo gobernante, que había sido educado para adorar al dios único, cambió de opinión y resucitó a todos los otros dioses antiguos y la Ciudad del Sol quedó abandonada. Se preparó entonces el terreno para que Horemheb, un general, tomara el poder, pues Egipto se encontraba desprotegido.

 

De Victoria para Alejandro

(Isabel Molina)

Victoria es hija de madre judía y padre romano; su madre y su abuelo han muerto y le han dejado una herencia en su tierra natal, Jerusalén, y la cual administra su tío. Para reclamarla, Victoria debe viajar a Jerusalén con el resto de su familia. Ahí, ella se da cuenta de la diferencia entre las culturas judía y romana, y de los planes que su familia tiene para ella y su herencia. Sólo el tiempo y su padre son sus aliados.

 

¡Vámonos con Pancho Villa!

(Rafael F. Muñoz)

Más que una novela, es ésta una serie de episodios reales reunidos en un solo relato. La versión que el autor produjo del asalto de los rebeldes al mando de Pancho Villa a la población estadounidense de Columbus, fue la primera publicada proveniente de fuente mexicana. La entrada de la expedición punitiva de Estados Unidos al mando del general John J. Pershing al estado de Chihuahua, para perseguir a Pancho Villa; la herida de éste, su permanencia en una cueva durante más de un mes, así como los incidentes sobre las batallas de Torreón y Zacatecas, son episodios ciertos entre los que ha sido tejida la obra.

 

El fuego verde

(Verónica Murguía)

Una aldea medieval y las inmediaciones de un espeso bosque, constituyen los espacios de aprendizaje de Luned, una joven aldeana que se siente atrapada por el misterioso y primitivo mundo de los elfos. A través de un largo recorrido que la llevará a penetrar el secreto arte de la escritura, descubrirá otros secretos de la convivencia humana.

 

La leyenda de Rostroazulado

(Rafael Ordóñez Cuadrado)

En las grandes praderas norteamericanas la convivencia entre las distintas tribus indias no siempre ha sido pacífica. Rostroazulado, un joven sioux, consigue llegar a ser jefe comanche justo antes de que ambas tribus se declaren la guerra... Para un joven ganarse el respeto de sus semejantes es muy importante, y perderlo resulta trágico. Por eso Rostroazulado pide ayuda a Pájaro Trueno. Se convierte en guerrero, en un cazador sioux. Pero la cacería no resulta como había pensado.

 

El hombre del otro lado

(Uri Orlev)

Marek, un adolescente de trece años que vive en Varsovia durante los duros tiempos de la Segunda Guerra Mundial, es el protagonista de esta novela. El joven ayuda a su padrastro Antony a contrabandear mercancías: para introducirse en el gueto donde las autoridades tienen confinados a los judíos, deben viajar a través de sucias alcantarillas. Para Marek, criado en un hogar católico y vinculado a un universo antisemita, los judíos son seres desagradables y extraños; sin embargo, distintos acontecimientos lo llevarán a cambiar su visión. Primero, cuando se entera de que su verdadero padre (un comunista al que los alemanes dieron muerte cuando él tenía cuatro años) era judío; más tarde, cuando ayuda al señor Yusek, un hebreo que se ha escapado del gueto; por último, cuando combate a los alemanes junto a otros muchos jóvenes judíos.

Los zapatos de Murano

(M. Pacheco)

En esta sorprendente historia renacentista de amores imposibles, los más extraordinarios sucesos parecen reales.

 

La búsqueda de Park

(Katherine Paterson)

El protagonista de esta narración es el hijo de un soldado estadounidense muerto en Vietnam. Park no recuerda a su padre y su madre se ha negado, sistemáticamente, a hablarle sobre él. El niño decide, entonces, realizar su propia búsqueda. Una búsqueda, primero, secreta, cuando lee los libros de su padre, algunos incomprensibles para él, pero que le permiten descubrir su presencia a través de determinados renglones subrayados; o cuando visita, solo, el monumento a las víctimas de la guerra de Vietnam, en Washington. Después, cuando decide visitar a la familia de su padre, en una hacienda de Strathaven, en Virginia, y se encuentra con su tío Frank y con su abuelo enfermo. De forma simultánea a esta búsqueda real, tiene lugar una búsqueda paralela, de carácter simbólico, que nos remite a las leyendas del rey Arturo y sus caballeros. La indagación le permitirá a Park descubrir que su padre tuvo una niña con una mujer vietnamita –la misma que luego se convirtió en la esposa de su tío– y llegar a convertirse en amigo de esa muchachita a la que, al principio, detestaba por ser una amarilla.

 

La traidora

(Gudrun Pausewang)

Esta novela presenta una visión casi inédita sobre el tema de la Segunda Guerra Mundial, al contarnos la historia de Anna, una joven alemana que vive en un poblado de las montañas durante los meses finales del Tercer Reich. Todos los días se entera de la muerte en combate de algún conocido, o de que la policía gubernamental ha apresado a un vecino. Teme por la vida de su hermano mayor enlistado y no entiende el extraño comportamiento de su hermano menor, militante de las juventudes hitlerianas. El absurdo de la guerra y de las ideas que la inspiran llega a un momento crítico cuando Anna descubre, en su escondite secreto de las montañas, la presencia de un soldado ruso prófugo, y en un acto de humanidad decide ayudarlo. (Gudrun Pauserwang, escritora alemana que residió en Colombia, vivió experiencias similares a las de la protagonista de su novela, ya que pasó su infancia durante los últimos estertores de la guerra.)

 

Trafalgar

(Benito Pérez Galdós)

Trafalgar relata la tremenda y decisiva derrota naval de España, aliada con los franceses, en octubre de 1805. Gabriel Araceli (narrador y protagonista de la obra) es un huérfano nacido en Cádiz, criado en una sociedad "de lo más rudo, incipiente y soez", blanco de los malos tratos de un despiadado tío, hasta que entra al servicio de un capitán retirado de navío y de su esposa. La novela comienza con la narración de las penas y anhelos del propio Gabriel Araceli: su enamoramiento imposible por Rosita (hija de sus amos), su frustración, sus rencores y la flagelación impuesta por los razonamientos sobre la imposibilidad de ser correspondido. Pero el punto central de Trafalgar es, precisamente, la batalla misma, que comienza con la huida del excapitán y Gabriel, en compañía del marinero Marcial, y el posterior alistamiento de los tres en el barco Santísima Trinidad. Gabriel Araceli va ofreciendo los pormenores de la aventura naval, las ferocidades del combate, lo chusco y patético de la desgracia... La historia de Trafalgar es el relato de una humillación, de la que sólo mediante el sentimiento puro de luchar por la patria es posible sobreponerse.

 

Motu-iti

(Roberto Piumini)

Esta breve novela está llena de aventura, exotismo y fascinación: la historia del origen de las misteriosas y descomunales esculturas de la Isla de Pascua; se describen también las costumbres, supersticiones y rituales de sus habitantes. Pero en esta obra de Piumini tenemos también el más vasto y exuberante universo de pasiones humanas recogido jamás en tan pocas páginas: la sumisión acrítica y autoanuladora al poder (representada por los ancianos), la aceptación determinista del destino, la envidia (Kontuac, ¡los celos acabaron contigo!), la venganza (aunque "era un hombre bueno y sencillo", Tou-Ema ansiaba desquitarse del mal que le habían infringido), la fidelidad (más allá de la evidencia de la muerte de su amigo, Kintea-Ni permanece siempre fiel a su recuerdo y a sus sentimientos), la generosidad (Tou-Ema deja todo para proteger a su pueblo desde la cumbre del volcán) y el amor, sobre todo el amor.

 

La cuadratura del círculo

(Álvaro Pombo)

La novela comienza en el año 1120; un joven llamado Acardo es hijo de un vasallo del duque de Aquitania. El padre nunca está en casa porque siempre tiene deberes que cumplir junto al duque y la madre sólo se preocupa por sus dos hijos mayores, así es que nuestro protagonista crece de manera solitaria y es huraño y agresivo. Sin embargo, es inteligente y se convierte en un chico valiente y arriesgado. Un día su padre lo lleva a casa de su tío para que termine su educación y el tío se encariña tanto con él que lo hace su heredero. Tiempo después, Acardo visita la corte del duque de Aquitania y es armado caballero, por lo que, entre otras cosas, tiene que prometer defender la cruz; más adelante conoce a Bernardo de Claraval, quien lo convence de seguirlo para aprender a no tener miedo de nadie. Luego de varios años se convierte en caballero Templario y viaja a Tierra Santa.

 

Querido Diego, te abraza Quiela

(Elena Poniatowska)

Angelina Beloff (Quiela) vive en París junto con su hijo Dieguito, a quien procreó en una relación con el pintor Diego Rivera. Intenta en vano comunicarse con él, pero sólo recibe como respuesta el silencio, y un poco de dinero que él le envía para su sostenimiento. Pero los recursos son insuficientes; Dieguito enferma de pulmonía, y su padre no se da por enterado, a pesar de las cartas de Quiela. En ellas, la también pintora le recuerda tantos momentos que pasaron juntos, tantas dificultades que debieron afrontar; le informa sobre su hijo. Pero la respuesta es la misma: el silencio y unos cuantos centavos.

 

La hija del capitán

(Alexander S. Pushkin)

Sobre la base histórica de la revuelta de Pugacev y de la época de Catalina la Grande, se desarrollan las aventuras del joven Grinev y de su criado Savelic: desde su partida de la casa paterna hacia la fortaleza de Belygorsk, donde debe prestar servicio, hasta el encuentro con María Mironova, hija del capitán de la fortaleza; desde el duelo con el rival y traidor Svabrin, a la ocupación de la fortaleza por parte del rebelde Pugacev, que salva la vida a él y a María, al reconocer en él al joven que un día le dio su propio abrigo; desde la acusación de traición que le imputan, precisamente por haber tenido, sin pretenderlo, contacto con el rebelde, hasta la intercesión de María directamente ante la emperatriz.

 

La reliquia

(Eça de Queiroz)

Don Teodorico no vivió siempre de vender artículos religiosos de dudosa autenticidad. En esta sátira novelada, podrá conocer el lector las confesiones de un hombre codicioso de la fortuna de una tía beata, así como sus aventuras y desventuras al decidirse por la máscara de la falsa devoción. Y a través de estas confesiones, la radiografía de la sociedad portuguesa del siglo XIX, cuya credulidad y gazmoñería reflejan una profunda crisis de valores. Más allá del humor, de qué otra forma pueden explicarse las andanzas clandestinas de nuestro protagonista, esa doble vida que Raposo esconde a la mirada misántropa de doña Patrocinio de las Nieves, tía y tutora, por cuya herencia es capaz de sahumarse con incienso a fin de esconder los embriagantes olores de esos paraísos terrenales que tan fervorosamente goza... Aunque, claro, tampoco se queda muy atrás la ardiente devoción de doña Patrocinio por el Cristo de oro que preside el oratorio de su casa, y el cual la lleva a clamar como una dolorosa en celo que, habido el sufrimiento de Jesús sufrió, deben sufrir entonces todos los pecadores. Y ¿es acaso menos hipócrita que su sobrino, a quien manda en peregrinación a Tierra Santa, a fin de asegurarse un lugar en el cielo, en busca de una reliquia cuya sola vista pueda curarla de su apoplejía y sus males biliares? (Eça de Queiroz es también autor de la novela El crimen del padre Amaro).

 

Relato de un verano

(Patricia Reilly Giff)

Lily espera ansiosamente las vacaciones de verano para ir al mar, en Rockaway, su lugar favorito. Pero ese año (1945) todo resultó distinto. Su padre debió marcharse a la guerra y su mejor amiga se mudó de la ciudad. Sin embargo, la llegada de Albert, un niño húngaro cargado de secretos, le permite descubrir una nueva faceta de sí misma. Una historia cálida, narrada con cierta ingenuidad, en la cual el manejo del lenguaje –de suaves matices humorísticos– recrea armoniosamente los ambientes y la gestación de una especial amistad entre los dos niños. La tragedia que subyace en tiempos de guerra se ve solapada por la mirada infantil y los acontecimientos, demostrando que, después de todo, siempre queda la esperanza.

 

Tom, el de la Sexta Luna

(Florence Reynaud)

En el Bronx de Nueva York, los últimos indios tratan, a duras penas, de mantener viva su cultura en un entorno de deshumanizada competitividad. Cuando estalla la definitiva guerra mundial, sólo ellos sobreviven. Libres de este trágico modo del yugo del hombre blanco, parten hacia la tierra de sus antepasados guiados por Tom, el de la Sexta Luna.

 

Los días de Eisenhower

(Manuel Rico)

Lo que comienza como una aventura de chavales de 14 años se convierte en tema para toda una vida. Unos muchachos que juegan en una casa abandonada en la España reprimida de la posguerra, hacen un descubrimiento que marcará la vida del padre de uno de ellos. El autor describe los días de la visita de Eisenhower, gracias a la cual se termina el bloqueo internacional al régimen franquista, con la candidez del protagonista adolescente y con la exactitud de quien no sólo ha investigado, sino que ha vivido en el país y en la época.

 

Las minas del rey Salomón

(Henry Rider Haggard)

El experimentado cazador Allan Quatermain recibe una invitación del barón Curtis, un noble inglés, para que lo ayude a encontrar a su hermano desaparecido cuando trataba de descubrir las legendarias minas del rey Salomón. Con ellos va en la expedición el capitán Good; juntos enfrentan a la tribu de los kakuanas y nos conducen por un territorio lleno de detalles sorprendentes para el lector contemporáneo. (El autor de este libro, escrito en 1885, era un conocedor de primera mano de la realidad africana de aquella época.)

 

El Corsario Negro

(Emilio Salgari)

El noble caballero Emilio de Roccanera surca los océanos sembrando el pánico y la muerte. ¡Ahora es el Corsario Negro! ¡Pobre del barco que se encuentre con él! ¿Qué otra cosa puede buscar sino la venganza? Pero unos bellos ojos se cruzan en su camino.

 

Ivanhoe o el cruzado

(Walter Scott)

Cedric, llamado el sajón, para asegurar la independencia del país, pretende casar a Rowena (hija del último rey Alfredo) con el noble Athelstane. Pero la joven está enamorada nada menos que de Wilfrido de Ivanhoe, hijo de Cedric, quien lo deshereda y expulsa de la casa paterna por haber intentado tener relaciones con la joven. Pero inesperadamente Ivanhoe regresa de incógnito, como caballero andante, para tomar parte en un torneo, de donde sale victorioso y recibe el premio de manos de la conmovida Rowena. (La acción de la novela se desarrolla en el siglo XII, cuando existía el rencor entre los descendientes de los conquistadores normandos de Inglaterra y los sajones puros.)

 

Robin Hood

(Walther Scott)

Un joven llamado Robin de Lockley regresa a casa tras haber escapado de una prisión en Israel. Lo acompaña un amigo árabe llamado Aceem, a quien Robin había salvado en prisión. Al llegar a su destino, Robin se encuentra con que su hogar ha sido destruido y que en las alturas del castillo cuelga el cadáver de su padre. Se halla entre las sombras al más fiel sirviente de la familia, a quien los asaltantes le han sacado los ojos. Robin jura entonces que no descansará hasta vengar la muerte de su padre.

 

Aves de presa

(Wilbur Smith)

En el año 1677, durante la guerra entre Inglaterra y Holanda, Sir Francis Courteney, corsario inglés, patrulla la costa sur de África en busca de barcos holandeses cargados de oro y especias. Su hijo, Hal, ha sido educado para sobrevivir en ese mundo tan peligroso. Sin embargo, también ha adquirido una amplia cultura general y un código de honor muy estricto. Sir Francis es muy devoto, siempre le pide ayuda a Dios, no permite a la tripulación ni las apuestas ni el alcohol y pertenece a una orden que es la sucesora de los Caballeros Templarios. Hal vivirá muchas aventuras en ese misterioso continente, conocerá el amor, pero también el cautiverio; intervendrá en una guerra santa y se defenderá valientemente de los villanos.

 

Nubes negras

(Bárbara Smucker)

Para practicar creencias religiosas diferentes a las del resto de la gente que te rodea, hay que ser muy fuerte; pero, si además, corren tiempos de guerra, eso puede ser muy peligroso. La vida del joven Peter transcurre en una región en guerra donde reina la intolerancia religiosa.

 

Aventuras del capitán Bancalari

(Fernando Sorrentino)

El capitán Alejandro Guillermino Bancalari es el resultado de una mezcla extraña: una pizca de Casanova o Tenorio, otro poco del barón de Munchaussen y un mucho del costumbrismo bonaerense. El autor Fernando Sorrentino narra con un estilo llano, desenfadado y humorístico, las hiperbólicas aventuras de este fanfarrón, ególatra y enamoradizo personaje. Utilizando con acierto la primera persona, su protagonista nos lleva del ámbito urbano de la Casa Rosada, en Buenos Aires, al entorno rural de las estancias; nos pone al tanto de sus estrambóticas andanzas y nos permite conocer una singular comparsa de personajes: la inefable Rosita Rosales, el rey Boitus Quincuagésimocuarto, Góngoro Hipérbaton, la princesa Serafina Fabularia y hasta el mismísimo gaucho Martín Fierro.

 

La Flecha Negra

(Robert Louis Stevenson)

Dick Shelton y Bennet Hatch buscan a un antiguo soldado llamado Appleyard, para que guíe a su ejército hacia la victoria. Tras encontrarlo y mientras conversan los tres, una flecha negra silba en el aire y da en los omóplatos de Appleyard. Mientras tanto, Joanna Sedley, quien es la prometida de Dick –sin ambos conocerse entre sí–, decide escapar de la tutela de sir Daniel Brackley. Vestida de hombre, en el camino se encuentra con Dick, pero sir Daniel los alcanza y se los lleva de regreso consigo. Joanna (Juan Matcham) confiesa la verdad a Dick, y desde entonces inician juntos una serie de aventuras para deshacerse de sir Daniel y hacer realidad el amor que ahora sí nace entre ambos. La banda de La Flecha Negra es su aliada.

 

El valle de los masai

(Alain Surget)

En el siglo XIX, la vida de los masai se verá alterada por la irrupción del hombre blanco en sus tierras. La actitud despótica de los colonizadores blancos no deja otra alternativa que la guerra o la muerte. Mientras, dos muchachos, uno inglés y otro masai, van a vivir una aventura que los llevará a superar las diferencias que hay entre ellos. Tal vez su ejemplo pueda evitar la sangrienta confrontación que se avecina.

 

El diario de Jasmina

(Jasmina Tesanovic)

Jasmina es una mujer serbia de mediana edad que vive en Belgrado con su familia. Este libro es el diario que escribió durante el conflicto de Kosovo. En Belgrado no existe la ley y los habitantes se vuelven locos; hay mucho vandalismo y asesinatos, imperan la violencia y la locura. Además de la escasez de los artículos de primera necesidad a que se enfrentan las víctimas de una guerra y más aún en este caso por el embargo internacional, los habitantes de Belgrado tienen que sufrir los bombardeos de la OTAN, así que tienen miedo todo el tiempo. Jasmina vive aterrada por la seguridad de su hija, de sus padres, de sus parientes y amigos. Está obsesionada con la normalidad, padece hambre de felicidad. La autora no explica la causa de la guerra, tal vez porque no la sabe o no la justifica. Lo  cierto es que siempre sufren más por las guerras quienes menos lo merecen.

 

La muerte de Iván Ilich

(León Tolstoi)

Iván Ilich es un hombre superfluo. Burócrata judicial de la Rusia zarista, ha dedicado su vida al ascenso social y a la seguridad pecuniaria. Este mediocre funcionario, ávido de satisfacciones materiales, sufre, al decorar su nueva mansión, un accidente físico trivial y sin consecuencias aparentes. Pero ese golpe en el costado irá minando su salud hasta matarlo. De nada le servirán los médicos con sus confusos diagnósticos ni los cuidados indiferentes de su familia. La muerte ha llamado a Iván Ilich y atrapará su cuerpo y su mente de manera lenta pero inexorable.

 

Demetrio Rudin

(Iván Turgueniev)

Un nuevo personaje llega de súbito a un pequeño círculo social. Rudin es uno de esos rusos maravillosos que leen, hablan, piensan y se comportan como si tuvieran toda la vida por delante y que no están hechos para vivir. Los encuentros entre Rudin y Natalia son los más intensos del libro. Él, en uno de los momentos de mayor tensión, dice: "Terminaré sacrificándome por alguna locura en la que no creeré".

 

El príncipe y el mendigo

(Mark Twain)

Eduardo VI de Inglaterra y un pequeño mendigo de la ciudad de Londres –extraordinariamente parecidos entre sí– ven trocadas por un accidente sus respectivas posiciones en la sociedad. Y los papeles se invierten: un día antes de la muerte de Enrique VIII, el príncipe, en harapos, vagabundea por los barrios bajos. El mendigo, por su parte, experimenta otra clase de miserias, las de la corte. Lo irónico es que ambos, tanto el príncipe como el mendigo, carecen de libertad.

 

Un yanqui en la corte del rey Arturo

(Mark Twain)

Mientras caminaba por la calle, un yanqui trató de detener una pelea, pero recibió un golpe y cayó desmayado bajo un árbol. Al despertar, se encontraba en el siglo IV, en la corte del rey Arturo, en la antigua Britania. Cuando demostró sus conocimientos, por la ventaja de proceder del futuro, se ganó la confianza del rey. Vivió muchas aventuras, en las que se encontró al borde de la muerte, pero se valió de diversas artimañas para resultar airoso.

 

Reencuentro

(F. Uhlman)

Hans es judío, y Konradin es un rico aristócrata. Ambos son grandes amigos. Pero esa amistad se verá truncada, primero por la ideología nazi de Konradin y finalmente por la ascensión de Hitler al poder y la llegada de la guerra.

 

Cinco semanas en globo

(Julio Verne)

En abril del lejano 1892, el globo Victoria inicia en Zanzíbar una hazaña sin precedentes: sobrevolar el continente africano. El doctor Fergusson, su amigo Dick y su sirviente Joe, protagonizarán un rosario de aventuras: desde salvar a un misionero francés a punto de ser engullido por unos nativos antropófagos, hasta enfrentarse a unas especie de águilas empeñadas en agujerear el globo aerostático.

 

El archipiélago en llamas

(Julio Verne)

A principios del siglo XIX, Grecia, con la ayuda de ingleses, franceses y rusos, lucha por liberarse de la tiranía de los turcos. El valiente militar Henry D’Albaret desafía al temible pirata Nicolás Starkos, quien vende como esclavos a los prisioneros de guerra. D’Albaret no sólo se enfrenta al reto de contribuir a la liberación de Grecia, sino al de salvar a su amada de un destino terrible.

 

Miguel Strogoff

(Julio Verne)

En esta obra, Verne reunió todas sus aptitudes literarias concebidas para hacer el relato de las penurias del correo del zar. Esta obra está dividida en dos partes: la historia del correo del zar, y la época de la rebelión mongólica y tártara contra el emperador. Verne presenta a un correo enérgico y que sabía cumplir órdenes, y a un zar que, según sus súbditos, desmerecía ante la ampulosa apariencia de sus cosacos. Hay también referencia a dichos populares que, de una u otra forma, simbolizan el poder militar. Su acción lenta se equipara con la importancia del acontecer y gran parte de ella está dedicada por completo al eficaz cumplimiento del deber.

 

Un capitán de quince años

(Julio Verne)

En el bergantín Pilgrim, propiedad de James W. Weldon, viajan la esposa y el hijo de éste, en una travesía de Nueva Zelanda a San Francisco –pasando por Chile–, la que se espera tenga una duración de tres meses. El barco está bajo el mando del capitán Hull, quien tiene a su lado a Dick Sand, un grumete de quince años de edad; ambos gozan de todas las confianzas del señor Weldon. En el trayecto, el Pilgrim rescata a unos náufragos, quienes tienen con ellos un perro. El animal parece odiar al cocinero del barco –un hombre de pocas palabras–, lo que causa sospechas a Hull y al grumete. Pocos días después, cuando intentan cazar una ballena, el capitán y sus marineros desaparecen en el océano. Dick Sand debe entonces encargarse del barco, donde viajan todavía la familia Weldon, los náufragos y el sospechoso cocinero.

 

Un descubrimiento prodigioso

(Julio Verne)

La población parisina atestiguó un gran acontecimiento: en la Plaza de la Concordia, un hombre, con una máquina a su espalda, fue capaz de elevarse y sobrevolar París entero, ante la sorpresa de todos. Siguió repitiendo su hazaña, hasta causar preocupación en la compañía ferroviaria, pues acabaría con su clientela, dada la diferencia de tiempo en que el Navegante Aéreo podía recorrer la misma distancia que los ferrocarriles. Inició entonces una feroz competencia para ganarse a los clientes.

 

Veinte mil leguas de viaje submarino

(Julio Verne)

El científico Aronnax es invitado a una expedición para cazar un temible monstruo marino; con él lleva a su criado Conseil. Durante la travesía por el Atlántico, hace amistad con Ned, el mejor arponero conocido, quien le confía sus dudas acerca de que la presa que esperan lograr sea realmente un animal. Cuando la expedición parece haber fracasado, ocurre por fin el encuentro entre el monstruo y el barco. El misterioso animal logra destrozar el buque y entonces el científico, Conseil y Ned se ven presos del Nautilus, la primera nave sumergible del mundo, y de su autoritario capitán Nemo.

 

La Mandrágora de las Doce Lunas

(César Vidal)

Novela juvenil de corte histórico basada en un episodio de la ocupación árabe en el sur de España, en los territorios de Al-Andalus. Narra la llegada de una expedición vikinga que, remontando el río Guadalquivir, se propone saquear la ciudad de Sevilla. Belena es una hermosa e inteligente mujer guerrera de las huestes normandas, que ha sido capturada por los moros en una incursión anterior realizada por su tribu, y comprada como esclava por el sabio persa Yalal-ad-Din, quien vive en Toledo. Ella se verá en el dilema de decidir entre dos amores: el jefe de los vikingos y Oso, un kafir (un infiel, por no seguir las reglas del Islam), que busca una planta misteriosa (la mandrágora) para salvar la vida de su hija.

 

La escarapela blanca

(Federico Villalobos)

Las guerras jacobitas son el escenario principal de esta historia. Juan, un joven español dedicado a los trabajos y la vida de la iglesia en un pequeño pueblo, es solicitado por su tío en las Tierras Altas de Escocia, hacia donde emprende el viaje con un misterioso irlandés, y comienza su aventura. En su estadía y recorrido por estas místicas montañas escocesas, Juan empieza a conocer la particular cultura de los highlanders, marcada por la figura de los clanes y la fuerza guerrera de sus hombres, y llena de criaturas y personajes misteriosos que se ubican en la frontera entre la realidad y la fantasía. Así, el muchacho debe presenciar, e incluso participar en una guerra ajena, que le permite ver la crueldad e inconsciencia del campo de batalla. Traiciones, intereses políticos, muerte y seres fantásticos son algunos de los ingredientes que hacen de este libro una excelente pieza literaria.

 

Libro de la Edad Oscura

(Federico Villalobos)

Al comienzo de la Edad Oscura, nació un niño al que todos llamaban Myrddin. Su madre era una pobre campesina y su padre un soldado romano destinado en Britannia, que se fue para no volver jamás. Cuando la madre de Myrddin murió, éste tomó a su hermana y huyeron del poblado. Eran unos tiempos difíciles, con miles de saqueadores y conquistadores llegados de todas partes. Myrddin contaba que era fruto de la unión entre su madre y el diablo y se hacía llamar Merlín, pues este nombre sonaba a alguien importante. Para salvar su vida, se hizo pasar por mago y adivino y se convirtió en el consejero de gente muy importante. Hasta que un día encontró al joven Arturo por los bosques, en tiempos en que Britania estaba en guerra.

 

El castillo de Otranto

(Horace Walpole)

Manfredo, príncipe de Otranto, tiene una hija hermosísima, de 18 años, llamada Matilde, y un hijo, de nombre Conrado, quien es tres años más joven que su hermana y posee un carácter débil, no obstante lo cual es el preferido por su padre. Manfredo ha concertado la boda entre su hijo y la descendiente del marqués de Vicenza, Isabel, quien ya se encuentra en Otranto a la espera del casamiento. Cuando está a punto de efectuarse la ceremonia, un extraño accidente causa la muerte de Conrado, lo cual enfurece al príncipe; éste, no queriendo privarse de una digna descendencia, decide repudiar a su mujer y casarse con Isabel. Se suceden entonces una serie de enredos e intrigas, donde los personajes se enfrentan a los inevitables designios del destino.

 

La máscara de Ksan

(Eric Wilson)

La Columbia Británica, territorio en el que habita la tribu gitksan, es el escenario donde se desarrolla esta inolvidable aventura. Todo comienza con el robo de una máscara ritual perteneciente a esa tribu. Graham y Dawn emprenderán su búsqueda y nos sumergirán en el peligro y la incertidumbre.

 

El proyecto Lottie

(Jacqueline Wilson)

La estricta y antipática señorita Beckworth, la única profesora que se niega a decirle “Charlie” a Charlotte, encarga a sus alumnos un trabajo investigativo sobre la Inglaterra victoriana. Tienen libertad de escoger el tema y el estilo que deseen, y Charlie siente el impulso de plasmar el diario imaginario de una niña de su edad que vivió en aquella época y trabajó como sirvienta doméstica en una gran mansión. El ejercicio de escritura develará los vasos comunicantes que existen entre su vida real y la existencia imaginaria de su personaje, y propiciará que la joven protagonista gane en madurez y en tolerancia.

 

El día que Nietzsche lloró

(Irvin D. Yalom)

Un médico vienés, Breuer, recibe a una mujer joven y guapa que le pide ayuda para un amigo, un filósofo enfermo de la vista, con fuertes migrañas y tendencias suicidas. Sin embargo, éste no desea ver al médico y, al parecer, odia a la mujer, de la que estaba enamorado sin ser correspondido. Breuer, maestro de Sigmund Freud, acepta atender al filósofo. No sólo estudiará sus males físicos, sino que intentará penetrar en su mente, conocer sus motivos, y tratará de ayudarlo a superar sus crisis. El médico se enfrenta a un hombre atormentado, sí, pero de una inteligencia fuera de lo común, y poco a poco el doctor se convierte en paciente y termina siendo él analizado por el filósofo. Conforme se van conociendo más, los dos hombres se hacen amigos y se confían sus temores, sus ideas y sus anhelos.

 

Una partida de ajedrez

(Stefan Zweig)

Esta breve novela nos presenta a dos contendientes disímbolos: Mirko Czentovic y el doctor B. El primero es el campeón mundial, el segundo un aficionado. El doctor B. es un austriaco que se mueve en el mundo de la corte, abogado prominente que lleva asuntos confidenciales de miembros destacados del clero y el gobierno. Al invadir los nazis su país es apresado. Dada la relevancia de la información que puede proporcionar, se convierte en un prisionero importante. Gracias al hurto de un libro donde se reseñan partidas famosas, el doctor B. aprende y luego repasa una y otra vez los encuentros de varios campeones mundiales. Su mente encuentra en el ajedrez el asidero que lo salva de una locura para sumirlo en otra. Años después, a bordo de un barco que viaja de Estados Unidos a Sudamérica, ante la casual contemplación de una mala jugada, el doctor B. decide intervenir. Convierte esa partida en un milagroso empate. Después acepta jugar contra Czentovic, lo que casi le cuesta caer nuevamente en el desvarío.

 

Profr. Carlos Alberto Gutiérrez Aguilar