Make your own free website on Tripod.com

atrapado.jpg

Principal

Atrapados en la edad... de las ilusiones 2

Atrévete a vivir, junto con chicos y chicas como tú, un cúmulo de aventuras en su plena edad adolescente o juvenil; entérate de cómo enfrentan las problemáticas que se les presentan en una etapa de su vida en que empiezan a conocer el mundo adulto: el enamoramiento, las primeras relaciones amorosas, sus choques con los mayores que no siempre los comprenden, las crisis de no comprenderse ni a sí mismos, y un sinfín de aventuras que lo mismo pueden ocurrir en el medio urbano o el rural, en el siglo XXI o la Edad Media... en fin. Son adolescentes y jóvenes, con los mismos sueños y los mismos dilemas que tienes tú.

La isla de los esclavos felices

(Seve Callejas)

Antón ama el mar y le encanta conocer detalles acerca de las innumerables aventuras que se han vivido en los océanos de todo el mundo. Especialmente, lo atraen las historias de corsarios y piratas. Su libro preferido, quién lo duda, es La isla del tesoro. Y cuando se reúne con sus amigos, en la taberna del tío Uranga, es para jugar a los roles de bucaneros y filibusteros. Su imaginación, alimentada por los libros leídos y los deseos de vivir una aventura como las vistas en los viejos filmes, lo llevará a emprender, por equivocación, su propia aventura, junto a dos de sus amigos.

 

El fabricante de lluvia

(William Camus)

Camus nos cuenta la entretenidísima historia de Pete, un muchacho de 11 años que vive en San Luis, Estados Unidos, a comienzos del siglo XIX. Al quedar huérfano busca diferentes trabajos, pero siempre es estafado por sus patrones, hasta que encuentra al fabricante de lluvia. Pete no está seguro de si el fabricante de lluvia es un mago, un curandero o un charlatán, ni tampoco está cierto de su honradez, pues, aunque es hijo de un estafador, el chico es honesto por naturaleza. De lo que no duda es de la habilidad de este hombre para salir adelante en todo trance. Así viajan por todo el país, atraviesan desiertos, montañas, ciudades, ríos y praderas y conocen gente de todo tipo: apostadores, indios, bandidos, jugadores profesionales, predicadores y asesinos.

 

El misterio Velásquez

(Eliacer Cansino Macías)

He aquí las confesiones de Nicolás Pertusato, un muchacho a quien el destino obligó a participar en unos sucesos extraordinarios y que ahora está dispuesto a contarnos. Nosotros lo conocemos porque aparece retratado en Las Meninas, pero tras de sí tiene una enigmática historia que aún nadie conoce.

 

El círculo africano

(Jesús Carazo)

Hasta que le llegó el regalo tenía claro que lo único que le interesaba era la informática. Un inesperado encuentro con el continente africano lo atrapa y retiene con los lazos del amor, haciendo que su vida cambie por completo.

 

El mal de Gutenberg

(Jesús Carazo)

Un instituto, la incompetencia académica de la mayoría de los alumnos, la llegada de unos expertos del ministerio para evaluar las capacidades y actitudes de los mismos, un profesor amante de la literatura y unos pocos muchachos no contaminados con el denominado mal de Gutenberg –o, lo que es lo mismo, el odio a los libros–, son los elementos que construyen esta amable novela en la cual se denuncian las contradicciones del sistema escolar en el ámbito de las enseñanzas medias.

 

Samir y Jonathan en el planeta Marte

(Daniella Carmi)

La historia se desarrolla a finales de los años ochenta del siglo XX, cuando un chico palestino, Samir, es llevado a un hospital israelí para una complicada operación de rodilla. Él teme el momento en que su madre lo deje solo en el “hospital con los judíos”. A pesar del miedo, el desconocimiento del idioma y las costumbres Samir se va adentrando en territorio enemigo a través de la amistad que entabla con su vecino de cama, Jonathan, un chico israelí que como él espera para ser operado. A medida que transcurre la historia, la vieja desconfianza va cediendo.

 

A cielo abierto

(Fernando Claudín)

Selene lleva casi un año enamorada de Carlos, a quien conoció en la playa. Se entera por el periódico de que está acusado, junto con sus amigos, de la muerte de un emigrante. Se siente confundida y decepcionada, no sabe a quién creer: si a él, que se dice inocente, o a quienes lo culpan. (Esta interesante novela aborda un tema de actualidad en Europa: las bandas juveniles de tendencias ultra y neonazis).

 

El aprendiz de Stanley

(Francisco Climent Carrau)

Manuel siempre ha querido ser un gran explorador, ir a África, descubrir lugares aún no pisados por el hombre... Un encuentro con Henry M. Stanley, el famoso explorador, refuerza aún más su vocación. Una apasionante novela de aventuras que te hará sentir fascinación por lo desconocido.

 

La casita azul

(Sandra Comino)

El personaje principal de esta novela es una niña abandonada por su madre y golpeada por su padre, un hombre opresor y violento. Además de las prohibiciones de éste a la protagonista, el intendente del pueblo impone también otra serie de prohibiciones a la comunidad, la cual vive temerosa; las mujeres no preguntan nada, guardan silencio; todo son rumores en la calle. Entre tal situación de injusticia, ocurre un hecho inexplicable: una casa se vuelve azul exactamente todos los 28 de noviembre. Diferentes personas buscan algo valioso en ese lugar, por lo que tienen que develar el misterio. Cintia, la niña, busca en la casa –en compañía de su amigo y enamorado Bruno– la verdad a todo lo que ocurre, mientras que su padre y el intendente pretenden encontrar ahí un tesoro escondido. (La obra ganó en 2001 el Premio Iberoamericano Para Leer el XXI).

 

Jingo Django

(Robert Cormier)

Jingo espera desde hace años que su padre vaya a sacarlo de un horrible orfanato de Brooklyn. Peackok, un hombre muy elegante, llega para llevárselo y Jingo acepta marcharse con él, a pesar de saber que no es su auténtico padre: lo importante es huir. En compañía de este hombre, quien resulta tener multitud de nombres y personalidades, Jingo decide ir a México. Pero, ¿quién es Peacock?, ¿qué oculta?, ¿por qué guarda silencio ante ciertas preguntas? El muchacho, por su parte, también esconde un secreto a su acompañante: no viaja hacia la frontera en busca de su padre, sino que persigue un tesoro; tan sólo busca una cosa en la vida: ternura. Lori Cranston, una joven escapada de casa, también necesita ternura. La rastrea en todos los hombres que encuentra, hasta el punto de enredarse en los más peligrosos incidentes. Su vida es una constante huida de sí misma.

 

Las brujas

(Roald Dahl)

Algunas personas no creen en las brujas. Pues que le pregunten a nuestro protagonista y a su abuela y ¡ya verán! Porque, sin querer, se vieron enfrentados con la terrible Asociación de Brujas de Inglaterra. Las brujas son peores que los vampiros, mucho peores que los duendes, pero... ¿cómo distinguirlas?

 

Matilda

(Roald Dahl)

Matilda es genial. Sin haber cumplido los 5 años ya ha leído mucho y tiene asombrosos conocimientos. Sus mediocres padres, sin embargo, la consideran una inútil. Por eso decide desquitarse. Y cuando empieza a ir a la escuela, se enfrenta a la terrible señorita Trunchbull. Entonces, hace algo maravilloso. ¿Te lo vas a perder?

 

 

La selva prohibida

(Heinz Delam Lagarde)

Kabindji ha crecido entre los bowassi, pueblo guerrero de África, creyendo que es uno de ellos y sin sospechar la causa del desprecio que le manifiestan abiertamente. Al morir su supuesta madre, descubre que realmente pertenece a un pueblo pigmeo arrasado por la gente que él había asumido como familia. Decide descubrir la verdad de su pasado y, acompañado por una joven bowassi, se interna en la selva hacia una zona de la cual se cuentan espeluznantes historias. En su recorrido, se enfrenta a diversos contrincantes animales, humanos y mágicos. Descubre, con la ayuda de un viejo pigmeo, el fabuloso talismán Biyambá-yambá...

 

¿Quién teme a los fantasmas?

(Sylvie Desrosiers)

Josefina, Inés y John –todos de 12 años–, acompañados de su perro Pingo, deciden poner una agencia de detectives. Les llega como cliente el señor Licorino, quien, como su nombre lo indica, bebe bastante. Don Licorino vive en una capilla que aparentemente está embrujada. Sin embargo, los detectives averiguan que varias personas quieren comprarle su propiedad a Licorino. Enfrentándose a grandes peligros, observando todo a su alrededor y con una capacidad de deducción muy atinada, los tres detectives desenredan el misterio.

 

Óyeme con los ojos

(Gloria Cecilia Díaz)

Es ésta la historia de Horacio, un niño que ha quedado sordo después de una enfermedad y se esfuerza por reestablecer el equilibrio de su universo interior y rescatar la memoria de los diferentes sonidos. Existe en la obra un conflicto original y atractivo: la confrontación entre un niño que enfrenta su discapacidad con valor y optimismo y Beatriz, su vecina, una mujer adulta, inteligente y

sensible, en apariencias severa, quien se niega a aceptar en los otros, y en ella misma, cualquier tipo de imperfección. La historia de los protagonistas corre paralela a la de otros personajes (los padres y los hermanos de Horacio; Emma, la amiga de la familia; el médico del niño; Ofelia, la criada de Beatriz, y Diana, la pequeña que vive en Francia) y se cruzan cargando de significados los pasajes. Óyeme con los ojos transcurre en Bogotá, pero otros escenarios (Barcelona y París) resultan esenciales para comprender la historia y la conducta de Beatriz.

 

Aprendiz de comadrona

(K. Cushman)

A principios del siglo XIV, en una aldea de Inglaterra, una muchacha comienza a abrirse camino entre la miseria, ayudando a la gente a nacer.

 

Lunas del Caribe

(Luis Mateo Díez)

Lunas del Caribe es un relato desde la memoria de la infancia y también una profunda reflexión acerca de la lectura, su relación con la vida y la muerte. El relato se va estructurando a partir de la memoria de los amigos del Desván, un lugar secreto de la infancia. Entre los amigos de ese lugar, el narrador destaca a Opal. Opal es el niño fascinado por la lectura, "el que más había viajado, el conocedor de los mundos más exóticos". En el Desván se cruzan los viajes imaginarios fruto de la fantasía y los libros, también de los viejos relatos que persisten en el Valle, con los testimonios del espacio real, de un tiempo "culpable y sombrío", el de los niños de posguerra. Opal era quizá el menos imaginativo de los niños del Desván, pero su pasión por los libros lo hacía vivir intensamente en un mundo de ficción que derrotaba a la realidad.

 

La historia interminable

(Michael Ende)

El niño Bastian Baltazar Bux se adueña de un atractivo libro que lee a escondidas en el desván de su escuela. El laberinto de la narración lo lleva al encuentro de otro niño (el personaje) que está buscando a Bastian. Los dos harán posible la salvación del reino de Fantasía, después de haber compartido (uno dentro del libro, el otro desde afuera) aventuras increíbles al lado de personajes fabulosos.

 

Asesinato en el Canadian Express

(Wilson Eric)

Tom espera el tren que lo llevará a Vancouver, cuando en el andén descubre un extraño paquete que emite un tic-tac muy sospechoso. Preocupado, el chico le informa a uno de los oficiales de la estación, pero el paquete ya ha desaparecido. Tom después se encuentra con su amigo Detmar, quien le había jugado una broma: sólo era un despertador. Más tarde, durante su viaje, el muchacho conoce a varios pasajeros; una noche escucha un grito: uno de sus conocidos ha asesinado a su esposa, o eso parece. Pero Tom sabe que no es así y está decidido a descubrir al verdadero asesino.

 

 

Profr. Carlos Alberto Gutiérrez Aguilar